Calabozos y Dragones
Escrito por

Calabozos y dragones (originalmente Dungeons & Dragons, abreviado como D&D o DnD) es un juego de rol diseñado por Gary Gygax y Dave Arneson, y desarrollado en enero de 1974 por la compañía de Gygax. La idea originaria derivó de los juegos de mesa sobre tácticas y estrategias bélicas, pero el lanzamiento de D&D es reconocido como el inicio de los juegos de roles modernos y de su industria asociada

Calabozos y Dragones
Calabozos y Dragones

FORMA DE JUGAR

Set de juego de Dungeos and Dragons
Set de juego de Dungeos and Dragons

Los jugadores de D&D inventan personajes ficticios, escogen sus cualidades y emprenden aventuras imaginarias en las que luchan con diversas clases de monstruos fantásticos –incluyendo dragones–, obtienen tesoros, interactúan entre sí y ganan puntos a medida que obtienen experiencia, llegando a ser cada vez más poderosos. D&D se diferencia de los juegos tradicionales en que cada jugador tiene asignado un perfil específico de personaje para jugar, a diferencia de los juegos en que aparecen legiones y ejércitos.

D&D también desarrolló el innovador concepto de Dungeon Master (DM, agente ficticio responsable de regular el juego), quien supervisa las acciones de los jugadores. Un término similar, derivado de Dungeon Master, es GM (Game Master; maestro de juego). Este vocablo fue acuñado posteriormente en el juego Túneles y Trolls.

El famoso juego de roles se desarrolla a partir de las reuniones que se realizan entre los jugadores y el DM, llamadas “campañas”. Generalmente, cada jugador participa con un personaje, aunque algunos juegos permiten que un jugador utilice más de uno. Los jugadores y los DM no pierden de vista las actividades, atributos y posesiones de sus personajes, mientras que las reglas de cada juego explican cómo crear y equipar a los personajes para emprender las aventuras, incluyendo cómo distribuir las energías y las capacidades, regular la interacción con los demás y administrar los combates. Sin embargo, el desarrollo del propio juego incentiva a los DMs a modificar las reglas iniciales de sus campañas.

ÉXITO ASEGURADO

El éxito inmediato de Calabozos y Dragones condujo rápidamente al surgimiento de sistemas de juego similares, tales como RuneQuest, Túneles y Trolls, Viajero y Arduin. A pesar de la competencia, D&D ha continuado dominando la industria de los juegos de roles, gozando de una posición casi irreemplazable dentro del mercado.

A partir de 1977, el juego se dividió en dos versiones: los Calabozos y Dragones Sencillos y los Calabozos y Dragones Avanzados (abreviados como AD&D o ADnD). En 2000, 2003 y 2006 se lanzaron a la venta versiones perfeccionadas de los mismos.

La versión más reciente presenta reglas de juego detalladas en tres libros: El manual del jugador, La guía del amo del calabozo y El manual del monstruo.

Antes de que el juego comience, cada jugador debe crear su propio personaje, registrando los detalles en una hoja de ruta: fuerza, destreza, constitución física, inteligencia, sabiduría y carisma. Luego, el jugador elige una raza (tal como ser humano, duende, o enano) y una clase del personaje (soldado, mago, clérigo, bardo, entre otros). El jugador, además, selecciona un número de “habilidades” y de “hazañas” para su personaje, cuyo talento específico complementa las capacidades básicas de la raza elegida.

Algunos jugadores suelen desarrollar las circunstancias del nacimiento, la familia, la educación, la nacionalidad, la personalidad, creencia religiosa y otros rasgos de sus héroes.

 

Otros artículos de Dragones: