Dragones azules y dragones blancos
Escrito por

Los dragones azules son vanidosos y pensativos. Viven en áreas secas y cálidas, como los desiertos o las estepas áridas.

Un dragón azul puede ser identificado por sus orejas emperifolladas y su cuerno. Sus ojos son suaves, brillantes y tienen pupilas que parecen reflejar la eternidad cuando uno mira n ellas. Dondequiera que va deja un aroma a ozono y arena.

Les encanta planear en el aire desértico. Es un carnívoro dedicado que se alimenta de serpientes, lagartos y ocasionalmente plantas desérticas, aunque prefiere animales como el camello. Los dragones azules son una verdadera amenaza para las caravanas que cruzan el desierto. Prefieren atacar a la gente en emboscadas. La sorpresa y la distancia son sus grandes aliadas. Les gusta sentarse a reflexionar. Su sangre es azul, es decir, son nobles. Respetan la ley y tienen cierto sentido de la moral.

Son buenos rastreadores. Pueden disparar rayos con su respiración.

Dragones azules y dragones blancos
Dragones azules y dragones blancos

Dragones blancos

Los dragones blancos son pequeños e inteligentes. Viven en climas gélidos, generalmente áreas árticas o en la cima de las montañas. Viajan solos y tienen muy buenas memorias. Prefieren la soledad de las planicies nevadas y las cuevas, lejos de los rayos del sol.

Un dragón blanco puede ser identificado por su mirada inteligente y expresión intensa. Sus escamas se parecen a la piel o a las plumas. Sus pies anchos y uñas afiladas lo ayudan a caminar por hielo. Un aura de frialdad parece emanar del dragón blanco.

Al vivir en climas fríos, los dragones blancos prefieren que su comida esté helada. Si sus víctimas no están congeladas, ellos las dejan en la nieve hasta que lo estén.

Si uno se encuentra con un dragón blanco, hay que estar alerta y tener cuidado. La mejor defensa es asustarlo o intimidarlo, ya que son criaturas cobardes. Emana escarcha helada cuando respira.

Otros artículos de Dragones: