La Serpiente Pitón
Escrito por

NACIDA DE LOS CELOS

Dentro de la mitología griega, Pitón fue un dragón que vivía en la tierra de Delfos, aunque era representado en diferentes pinturas y esculturas como una serpiente.

Existen varias versiones acerca de su nacimiento y muerte a manos de Apolo.  El temprano “Himno homérico de Apolo” narra el combate contra la serpiente-dragón.

Se cuenta que Leto, hija de los titanes Febe y Ceo, intimó con el dios Zeus y, de esta unión, nacieron Apolo y Artemisa. Al buscar un lugar adecuado para dar a luz, la celosa Hera –esposa de Zeus– trató de impedir la supervivencia de los niños: logró que Gea creara a la serpiente Pitón para que los devorara apenas nacidos, pero Febo Apolo creció en sólo cuatro días y logró darle muerte al temible monstruo.

Según el latino Ovidio en "Las Metamorfosis", las flechas de Apolo le infligieron mil heridas por donde manó incesantemente su venenosa sangre.

La Serpiente Pitón
La Serpiente Pitón

LOS JUEGOS PITIOS

Este animal, de gran tamaño, nació del barro producido luego de un gran diluvio. Vivió en una gruta cercana a la ciudad de Delfos, sobre el Monte Parnaso, y allí custodiaba el oráculo.

Se cuenta que Apolo ingresó al recinto sagrado y la mató con sus flechas, además de destruir a las serpientes que infectaban el lugar. Desde entonces, las sacerdotisas se llaman “pitonisas” y el oráculo es conocido como “Apolo Pitio”.

Se dice que Apolo, para celebrar la derrota del monstruo, organizó los “juegos pitios”, que incluían la carrera pedestre, la lucha y la conducción de carros, entre otras destrezas. El ganador recibía una corona de hojas de encina.

Con respecto a la etimología del nombre, “pitón” significa “pudrir”.
Otros artículos de Dragones: