Pegasus y Dragon Consolando Sobre El Castillo Angel y Dragon El Aullido Las Torres Da Vinci Dragon Anuario Ella Descansando Tasslehoff y el dragon Mitad Mujer Mitad Dragon Ella Desnuda Torre Dragón Mirando El Cielo Agente Espía Encuentros El Castillo Gordo Dragon Negro Comiendo Hombres

El Leviatán como Animal
Escrito por

¿QUÉ ES UN LEVIATÁN?

En el libro del Job, Benemoth y Leviatán son animales enumerados junto a otras bestias terrenales como cabras, águilas y halcones. Este inventario llevó a varios eruditos a creer que el Leviatán era, antiguamente, un animal que había vivido sobre la faz de la Tierra.

Sin embargo, el animal generalmente propuesto como el “posible Leviatán” es el cocodrilo del Nilo.

Como el Leviatán, el cocodrilo del Nilo es acuático, posee escamas y dientes feroces. En Job 41:18 se afirma que los ojos del Leviatán son “como los párpados de la mañana".

Algunos han comparado este verso con los ojos de un cocodrilo, que se levantan del agua antes que el resto de su cabeza, como invocando la imagen del sol que se levantaba sobre el horizonte.

Pero aparecen grandes dificultades en el versículo 41 de Job, donde el Leviatán es descrito como una “bestia arrojando fuego por la boca como un dragón”. Además, la imagen del Leviatán no parece concordar con la del cocodrilo, según otras caracterizaciones ofrecidas en diferentes pasajes de la Biblia. Por ejemplo, el cocodrilo no tiene cabezas múltiples.

Otros sugieren que el Leviatán es un tipo exagerado de ballena. Esta visión hace frente a otra dificultad: los judíos del Cercano Oriente jamás encontraron ballenas en una región tan caliente.

El Leviatán como Animal
El Leviatán como Animal

TEORÍAS SOBRE EL LEVIATÁN

Otras teorías, citadas a menudo por la cripto-zoología y la ciencia de la creación, indican que el Leviatán era un reptil acuático, tal como un Plesiosauro, o un miembro de la familia del Hadrosauridos (específicamente, el Parasaurolophus).

La teoría sobre el Parasaurolophus es intrigante, dado que  procura explicar la prosa bíblica referida a la respiración llameante del leviatán. Esencialmente, la idea es que ésta es producto de una reacción química similar a la que ocurre en el “escarabajo bombardero”. Entonces, Parasaurolphus combinaría elementos localizados en diversas partes de su cresta para crear un gas combustible.

Sin embargo, la teoría no toma en cuenta dos puntos cruciales: los compuestos calientes habrían chamuscado y dañado seriamente la garganta y las fosas nasales del Parasaurolophus… además, el cráneo del Parasaurolophus no sugiere, de ninguna manera, poseer las glándulas que podrían producir el calentamiento de tales compuestos químicos.

Durante la “edad dorada” de las travesías marinas, los navegantes europeos describieron en sus crónicas al Leviatán como si fuera un gigantesco monstruo marino de aspecto similar al de una ballena, generalmente como una serpiente del mar que devoraba navíos enteros. El Leviatán nadaba alrededor de las embarcaciones tan rápidamente que era capaz de crear un remolino en el que éstas se hundían.

Por último, debemos mencionar que El Leviatán es, también, el título del trabajo central de Thomas Hobbes sobre el contrato social y la creación de un estado ideal: el del bien común.
Siguiente tema: La Leyenda del Basilisco
Otros artículos de Dragones: