Zilant, la Serpiente Blanca
Escrito por

OTRAS LEYENDAS ACERCA DE ZILANT

Según historias populares de la antigua Rusia y de Turquía, la serpiente gigante Zilant se transformó en un Diü: espíritu responsable de la fundación de un reino subacuático en las profundidades de los Lagos Qaban.

Se dice que Zilant mató al héroe que había comenzado con la matanza de serpientes en Kazan… Sin embargo, este caballero llegó a apuñalar al dragón con una daga envenenada, por lo que Zilant posteriormente murió.

Existe también un cuento popular que narra el regreso de Zilant a Zilantaw. Indica que este dragón-serpiente se reestableció en una cueva grande cerca de la colina y volvió a la ciudad de la que había sido expulsado para beber el agua del Lago Negro.

Una versión búlgara indica que la serpiente regresó pidiendo paz y piedad a los furiosos habitantes y que Alá le obsequió un par de alas para huir del enojo popular. Una vez dotada de las mismas, la serpiente-dragón voló lejos de Bilär.

Se dice que otra enorme serpiente habita la torre de un templo búlgaro. Una leyenda islámica indica que Ibn Fadlan escribió sobre un enorme árbol caído en cuyo tronco encontró una serpiente casi tan larga como el vegetal.

Zilant, la Serpiente Blanca
Zilant, la Serpiente Blanca

DRAGONES Y SERPIENTES

Según algunos historiadores Zilant –el dragón de Kazan– debe ser interpretado alegóricamente como un tótem popular de Turquía. El vuelo de las serpientes también forma parte de la mitología de Suar, Bilär y de otras ciudades búlgaras cercanas al Volga. Sin embargo, para la mayoría de las leyendas estas serpientes eran benévolas.

Sin embargo, en las ciudades alejadas de Kazan, las leyendas sobre malvados monstruos voladores prosperaron, especialmente en una fortaleza situada en la ribera del río de Shishma.

Muchos eruditos creen que Zilant –así como otras víboras aladas– simbolizó las siniestras reglas de los paganos. La quema masiva de las serpientes simbolizaría la victoria del Islam sobre el paganismo.

Hay también especulaciones que indican que Zilant no se trataba sólo de una serpiente blanca, sino de una víbora con cruza de halcón (llamado Börket).

Pero estas leyendas hacen caso omiso de Kazan Kremlin, la zona más antigua de la ciudad. En siglos recientes, la colina resultó cubierta por un cementerio. Pero excavaciones efectuadas durante la década del `70 confirmaron que la capa más antigua contenía indicios de grandes incendios que podrían haber influido en la leyenda fantástica acerca de la quema de serpientes. Los historiadores coinciden en que este gran fuego habría ocurrido durante las invasiones de los mongoles.

El lago más cercano se llama Zmeinoye o Zmievo, es decir, el “Lago de las Serpientes”. Hoy en día, Zilantaw es un área bastante infértil y desértica.
Otros artículos de Dragones: