Fenix Muñeco Cabello Mirando El Sol Pensamientos de Angel Angel Oscuro / Angel Negro Cupido Anime Guardian Angel Fondo Negro Angelitos El Angel De La Muerte Dos ángeles Gabriel Angeles Apocalipsis Angel Dibujado Grandes Alas Chupon Angel Boxeador Angel Caido Sonrojada

Rituales Para Entrar En Contacto Con Tu Ángel Parte II
Escrito por Rosario Araujo

SEGUNDO PASO: DEBES TENER CLARO EL OBJETIVO

Antes de empezar a concretar el contacto con tu ángel guardián, debes visualizar lo que deseas de él, lo que vas a solicitarle. Recuerda que ellos son ángeles y que tienen una misión que cumplir contigo en la Tierra, la misión divina de orientarte o protegerte.

No son magos, o sea: no debes solicitarles objetos materiales o llamarlos para que solucionen problemas de índole física. Lo que sí puedes hacer es pedirles ayuda, discernimiento para actuar bien. Sabiduría  para poder resolver cualquier situación en forma inteligente y justa.

Cuando les solicites ayuda trata de ser claro y específico. Con ellos debes ser preciso porque, si no lo eres, puede darse el caso de que no te entiendan y te ayuden en otra situación o consideres que no te oyeron. Recuerda que los ángeles custodios no son omnipotentes: no pueden leer la mente, los sentimientos ni el futuro. Debes, además, permanecer lo más concentrado posible para  percibir lo que te manifiestan en cuanto a sugerencias o iluminación.

Rituales Para Entrar En Contacto Con Tu Ángel Parte II
Rituales Para Entrar En Contacto Con Tu Ángel Parte II

TERCER PASO: CONÉCTATE

Para entrar en contacto con tu ángel guardián, lo primero que debes hacer es recostarte sobre tu cama y permanecer lo más cómodo posible. Puedes acostarte sobre un sofá si lo prefieres. No debes permanecer completamente horizontal porque corres el riesgo de quedarte dormido y tú lo que quieres es estar alerta, lo más consciente posible para poder percibir la presencia del ser divino.

Luego, cuando ya te sientas cómodo, comienza con respiraciones profundas inhalando aire por la nariz y exhalando por la boca. Trata de retener el aire el mayor tiempo posible y lo exhalas, lentamente, por la boca.

Con cada respiración trata de relajar tu cuerpo. Empieza enviando órdenes mentales para que te aflojes lo más rápido posible. Empieza con la punta de los dedos de tus pies hasta llegar a la cabeza. Vas a percibir que va subiendo en intensidad toda esa sensación de paz, y tranquilidad, poco a poco. Te debes dedicar un momento a escuchar los latidos de tu corazón, tratando de percibir la circulación de tu sangre. Se trata de un ejercicio de “sensopercepción”.

Pero todo ese tiempo no dejes de enviarte órdenes mentales de: ¡relájate, ¡relájate! Y con cada orden sentirás que tu cuerpo se relaja completamente, más y más.

Luego visualiza sobre una pantalla mental el número 100 y sigue imaginando los números en forma descendente, o sea: 99-98-97… etc.

Cuando llegues a cero estarás completamente relajado. Todo ese tiempo debes permanecer con los ojos cerrados y siempre en un estado de relajación cada vez más profundo, favorecido por la respiración. Sólo a medida que practiques comenzarás a sentir vibraciones de energía. Percibirás en tu cuerpo una sensación especial, que es la energía que comienza a manifestarse en tu cuerpo. Este campo magnético atraerá a tu ángel guardián.

Pues estos seres angélicos, generalmente, se mueven en ese espacio que es el límite entre lo finito y lo infinito. Sólo con la práctica podrás realmente percibir la presencia de tu ángel custodio, quien permanecerá a tu lado como un ser lleno de luz.

Los ángeles son seres delicados, sensibles, por eso la importancia de este ritual. Ése es uno de los caminos que tenemos para conectarnos con el nivel de vibración que tienen ellos.  Al principio sentirás mucho miedo, tu corazón posiblemente se agitará, pero no temas. No es miedo a tu ángel, es miedo a lo desconocido, a la experiencia sobrenatural que estarás por experimentar.

Con tu cuerpo relajado y tu mente alerta visualiza su presencia. Te sorprenderá percibir vibraciones circulando alrededor de tu cuerpo. Su campo magnético especial intensificará o disminuirá en fuerza, por momentos.

En cuanto sientas la presencia del ser divino debes saludarlo mentalmente y agradecer de inmediato todos los beneficios recibidos, toda la ayuda que te brinda en la vida y la sabiduría que pone a tu disposición.

Este ritual te ayudará en tu evolución espiritual, en la iluminación de tu aura y en el engrandecimiento de tu conciencia universal. Te ayudará a encontrar el sano balance que debe existir entre tu parte material y tu parte espiritual. No esperes lograrlo todo en la primera sesión, porque primero deberás aprender a visualizar. Más tarde podrás conseguirlo fácilmente, gracias a una práctica sostenida.