Reproducción: El nacimiento de los dinosaurios

(Podes conocer mas de la historia de los dinosaurios aquí, en Linkmesh.com)

Cuando el hueso fosilizado del Tyrannosaurus rex de 68 millones de años hallado en Montana fue tratado varias semanas para quitar el contenido mineral de la cavidad de la médula –un proceso llamado “desmineralización”- quedaron en evidencia estructuras intactas como los vasos sanguíneos, la matriz del hueso y el tejido fino conectivo.

Reproducción: El nacimiento de los dinosaurios

Reproducción: El nacimiento de los dinosaurios

Estudios de microscopio revelan que el tejido del dinosaurio había conservado las microestructuras incluso en el nivel celular. La naturaleza y la composición exacta de este material, así como las implicaciones del descubrimiento de la Dra. Schweitzer, no están todavía claras; el estudio y la interpretación del material continúa en la actualidad.

La extracción exitosa de ADN de fósiles de dinosaurios ha sido divulgada en dos ocasiones, pero los informes todavía no se han confirmado.

Sin embargo, un péptido visual, funcional, de un “dinosaurio teórico” se ha logrado deducir utilizando métodos filogenéticos analíticos para la reconstrucción de secuencias de genes en especies modernas relacionadas, como los pájaros y reptiles.

Además, varias proteínas se han detectado en los fósiles de estos animales prehistóricos, incluyendo la hemoglobina.

De todas maneras, incluso si el ADN de un dinosaurio pudiera ser totalmente reconstruido, sería excesivamente difícil reproducir dinosaurios usando tecnología actual, dado que ninguna especie vigente puede proporcionar cigotos ni existe un ambiente propicio para el desarrollo embrionario.

Amigos
Amigos

Las teorías acerca de la extinción total y repentina de los dinosaurios no voladores es un acontecimiento que ocurrió hace aproximadamente 65 millones de años. Se trata de uno de los misterios más intrigantes de la Paleontología.

Muchos otros grupos de animales se extinguieron en esa época, como las amonitas (moluscos semejantes a los “nautilus”), los mosasaurios, los plesiosaurios, los pterosaurios, las tortugas y los cocodrilos herbívoros, así como la mayoría de los pájaros y muchos grupos de mamíferos.

La naturaleza del acontecimiento que causó esta extinción total se ha estudiado bastante desde los años ´70. Aunque el consenso general es que un impacto planetario fue la causa primaria de la extinción, algunos científicos citan otras causas posibles, o apoyan la idea de una confluencia de varios factores como responsables de tal desaparición.

Como los dinosaurios se comportaban

Las modernas exploraciones automatizadas mediante tomografías (CT) de las cavidades pectorales de los dinosaurios, efectuadas en el año 2000, revelaron la evidencia de complejas cámaras cardíacas como las que se encuentran en los mamíferos y pájaros de la actualidad. Este asunto aún genera controversia dentro de la comunidad científica.

Como los dinosaurios se comportaban

Como los dinosaurios se comportaban

Un fósil de Troodonte recientemente descubierto demuestra que los dinosaurios dormían en una posición semejante a la de ciertos pájaros modernos, con sus cabezas acurrucadas bajo los brazos. Este comportamiento, que pudo haber ayudado para la conservación del calor corporal, es también una característica de las aves.

Otra evidencia de que los pájaros y los dinosaurios se relacionan estrechamente es la presencia de piedras de su aparato digestivo. Tales piedras son tragadas por los animales para ayudar a la digestión y asimilar el alimento y fibras duras una vez que estas entran en el estómago. Se llaman “gastrolitos”.

De esta manera, los paleontólogos utilizan a veces las piedras encontradas en estómagos de dinosaurios para establecer las rutas posibles de migración de estos animales.

En el año 2002, los paleontólogos Zielinski y Budahn divulgaron el descubrimiento de un fósil del hueso de la pierna de un Hadrosaurio, encontrado en San Juan, Nueva México. Fue clasificado como perteneciente a un dinosaurio del Paleoceno temprano, es decir, de hace aproximadamente 64.5 millones de años.

Existen, además, evidencias de que algunas poblaciones de dinosaurios pudieron haber sobrevivido por lo menos medio millón de años durante la Era Cenozoica.

Gigante
Gigante

Uno de los mejores ejemplos de las impresiones suaves de tejido fino de un dinosaurio fósil fue descubierto en Petraroia, Italia. El descubrimiento fue divulgado en 1998 y describió el espécimen de un Coelurosaur pequeño, muy joven, llamado Scipionyx Samniticus. El fósil incluye porciones de los intestinos, colon, hígado y músculos de un dinosaurio no maduro.

En marzo del año 2005, el número de la revista Science, publicó los hallazgos de la Dra. Maria Higby Schweitzer y de su equipo: éstos anunciaron el descubrimiento de material flexible semejante al tejido fino, suave, verdadero, hallado dentro del hueso de la pierna de un Tyrannosaurus rex de 68 millones de años, en Montana. Tras el hallazgo, el tejido fino fue rehidratado por el equipo de científicos.

Esqueletos, fosiles, y reproducción de los dinosaurios

(Encontra mas  sobre dinosaurios voladores aquí, en Linkmesh.com)

Dado que las plumas se asocian a menudo con los pájaros, los dinosaurios emplumados son considerados el eslabón intermedio entre pájaros y dinosaurios. Sin embargo, las múltiples características esqueléticas son también compartidas por ambos grupos, según afirman los paleontólogos.

Esqueletos, fosiles, y reproducción de los dinosaurios

Esqueletos, fosiles, y reproducción de los dinosaurios

Además, está cada vez más claro que la relación entre los pájaros y los dinosaurios, así como la evolución del vuelo, son asuntos bastante complejos.

Por ejemplo, mientras se creía que los pájaros evolucionaron de los dinosaurios en una progresión lineal, algunos científicos notables -como Gregory S. Paul- concluyen que dinosaurios como los dromaeosaurs pudieron haber desembocado en pájaros, perdiendo la energía de vuelo pero manteniendo sus plumas, de una manera similar a la del avestruz moderno.

La comparación de los esqueletos de pájaros y dinosaurios confirma que están emparentados, particularmente una rama de los terópodos llamados Maniraptors. Las semejanzas esqueléticas incluyen el cuello, el pubis, la muñeca, el brazo, el hombro, la clavícula y el hueso pectoral.

Por otra parte, un descubrimiento de plumas en el esqueleto de un Tyrannosaurus rex proporcionó recientemente más evidencias de la filiación entre aves y dinosaurios a partir de un antepasado común.

Dinosaurio Gigante
Dinosaurio Gigante

Por primera vez, este esqueleto permitió que los paleontólogos establecieran el sexo de un dinosaurio. Al poner los huevos, los pájaros femeninos desarrollan un tipo especial de hueso en sus miembros.

Este hueso medular, que es rico en calcio, forma una capa dentro del hueso externo, duro, que se utiliza para producir las cáscaras de huevo. La presencia de los tejidos finos internos, derivados del hueso, que alineaban las cavidades interiores del tuétano trasero del Tyrannosaurus rex sugirió la utilización de estrategias reproductivas similares, y reveló que el espécimen encontrado correspondía a una hembra.

Un embrión de dinosaurio fue encontrado sin los dientes, lo que permite deducir que los pequeños dinosaurios requerían cierto cuidado parental para ser alimentados. Es también posible que los dinosaurios adultos regurgitaran el alimento de su boca para proveer sustento a los más jóvenes. Este comportamiento es también una característica de numerosas especies modernas de pájaros.

Además, los dinosaurios carnívoros de gran tamaño contaban con un sistema complejo de sacos de aire similares a los encontrados en pájaros modernos, según una investigación coordinada por Patrick O´Connor, de la Universidad de Ohio.

Los pulmones de los dinosaurios terópodos (carnívoros que caminaban erectos en dos patas y tenían pies parecidos a los de los pájaros actuales) llenaban de aire los sacos huecos en sus esqueletos, como los pájaros.

Dinosaurios voladores y dinosaurios terrestres

Pájaros y dinosaurios no voladores comparten numerosas características; los primeros están emparentados con los terópodos, que se reconocen habitualmente como sus antecedentes más cercanos.

Dinosaurios voladores y dinosaurios terrestres

Dinosaurios voladores y dinosaurios terrestres

El Archaeopteryx es el primer buen ejemplo de lo que fue un “dinosaurio emplumado”. Fue hallado en 1861 en la piedra caliza de Solnhofen, Alemania meridional, en un lagerstätte o formación geológica rara y notable donde suelen mantenerse fósiles prehistóricos.

Cabe destacar que el Archaeopteryx es un fósil transitorio, con características intermedias entre las de los reptiles modernos y los pájaros.

Descubierto apenas dos años después de la publicación de la magna obra de Darwin titulada “El origen de las especies”, el hallazgo estimuló el debate entre los autores de la Biología Evolutiva y el Creacionismo.

Este pájaro temprano se parece tanto a un dinosaurio que, sin una huella clara de plumas en la roca circundante, por lo menos un ejemplar fue confundido con un Compsognathus.

Desde los años ´90 un buen número de dinosaurios emplumados fueron encontrados. Tales hallazgos proporcionaron una evidencia más sólida de la relación cercana entre los dinosaurios y los pájaros modernos.

La mayoría de estos especimenes fueron descubiertos en la provincia de Liaoning, al noreste de China, que era parte de una isla continental durante el Período Cretáceo.

Tyracosaurio
Tyracosaurio

Aunque las plumas se han encontrado solamente en el lagerstätte de la Formación de Yixian, y en algunos otros pocos lugares, es posible que los dinosaurios no voladores de otras partes del mundo también tuvieran plumas.

La carencia de evidencia fósil para esta clase de dinosaurios no-voladores emplumados pueden deberse al hecho de que órganos delicados como la piel y las plumas no son habitualmente preservadas durante la fosilización.

Un descubrimiento reciente ha despertado debates en torno a la existencia de “proto-plumas” en los fósiles de dinosaurios. Éstas sugieren que los Tyrannosaurios pudieron haber estado recubiertos de esta capa de aislamiento. Otras posturas sostienen que tales órganos eran en realidad el resultado de la descomposición de la fibra de colágeno que subyace bajo los tejidos.

Los dinosaurios emplumados descubiertos hasta ahora incluyen Beipiaosaurus, Caudipteryx, Dilong, Microraptor, Protarchaeopteryx, Shuvuuia, Sinornithosaurus, Sinosauropteryx, y Jinfengopteryx. También se hallaron pájaros semejantes a dinosaurios, como los Confuciusornis. Todos estos ejemplares provienen de la formación citada, al norte de China.

Por último, la familia de los Dromaeosauridae parece haber tenido pesadas plumas, y al menos uno de los dromaeosaurios -el Cryptovolans– pudo haber sido capaz de volar.

Como funciona el cuerpo de los dinosaurios

(Mucho mas dibujos de dinosaurios aquí, en Linkmesh.com)

Un debate vigoroso a propósito de la regulación de la temperatura en los dinosaurios ha estado vigente desde los años ´60. Originalmente, los científicos discreparon ampliamente si los dinosaurios eran capaces de regular totalmente su temperatura corporal.

Como funciona el cuerpo de los dinosaurios

Como funciona el cuerpo de los dinosaurios

En la actualidad, el “dinosaurio endotérmico” se ha convertido en la opinión del consenso, y la discusión se ha centrado en los mecanismos de regulación de temperatura.

Después de que los dinosaurios fueran descubiertos, los paleontólogos primero postularon que eran criaturas ectotérmicas: “lagartos terribles”, como su nombre sugiere.

Esto suponía que se trataba de animales de sangre fría, por lo tanto, los dinosaurios eran organismos relativamente lentos, inactivos, comparables a los reptiles modernos, que necesitaban fuentes externas de calor para regular su temperatura corporal.

La existencia de un dinosaurio ectotérmico fue la hipótesis preponderante hasta que Robert T. “Bob” Bakker, un autor temprano de obras que defienden la postura de un dinosaurio endotérmico, publicó un documento influyente sobre el asunto, en el año 1968.

Por otra parte, la evidencia moderna indica que los dinosaurios prosperaron en climas templados más frescos, y que por lo menos una cierta clase de los mismos debió haber regulado su temperatura corporal por medios biológicos internos (quizás ayudados por el resguardo de otros animales).

La evidencia del endotermismo en dinosaurios se basa en el descubrimiento de dinosaurios polares en Australia y en la Antártida (donde habrían experimentado un invierno de seis meses, frío y oscuro) así como en el hallazgo de dinosaurios con plumas. Éstas pudieron haber proporcionado un aislamiento regulador.

Enfurecido
Enfurecido

Por otra parte, las estructuras esqueléticas sugieren que los terópodos y otros dinosaurios tuvieron un estilo de vida más compatible con un sistema cardiovascular endotérmico, mientras que los saurópodos exhiben pocas características endotérmicas. Es posible, entonces, que algunos dinosaurios fueran endotérmicos y otros no. Los debates científicos al respecto continúan en la actualidad.

Complica la discusión el hecho de que la sangre caliente sea la consecuencia de varios mecanismos. La mayoría de las discusiones acerca del “dinosaurio endotérmico” tienden a compararlos con los pájaros o con mamíferos medianos, que gastan energía para elevar la temperatura del cuerpo por sobre la del ambiente.

Sin embargo, los pájaros y los mamíferos pequeños también poseen aislamientos tales como grasa, piel o plumas, que retrasan la pérdida de calor. Pero los mamíferos grandes -tales como los elefantes- enfrentan diversos problemas debido a su cociente relativamente pequeño de área superficial al volumen (Principio de Haldane).

Dinosaurios en los tiempos modernos

El campo de investigación de los dinosaurios ha gozado de una oleada de actividad que comenzó en los años ´70 y sigue vigente.

Dinosaurios en los tiempos modernos

Dinosaurios en los tiempos modernos

Comenzó con el descubrimiento de John Ostrom, quien localizó los fósiles de un Deinonychus. Este animal era un depredador activo, de sangre caliente, que contrastaba con la imagen que prevalecía hasta entonces de los dinosaurios inactivos, de sangre fría.

La paleontología vertebrada es la disciplina científica primaria implicada en la investigación de los dinosaurios, y se ha convertido en una ciencia global.

Asustados
Asustados

Los nuevos descubrimientos importantes han sido efectuados por paleontólogos que trabajaban en regiones anteriormente inexploradas, incluyendo la India, Suramérica, Madagascar, la Antártida y China.

Cabe destacar que es asombrosa la conservación de dinosaurios emplumados en China, cuyos hallazgos consolidaron la hipótesis de la relación directa entre los dinosaurios y sus descendientes vivos, los pájaros modernos.

El uso extendido de estadísticas, que analizan rigurosamente las relaciones entre los organismos biológicos, también ha probado ser enormemente útil en la clasificación de dinosaurios. Otras técnicas modernas ayudan a compensar un campo de estudio a menudo incompleto y fragmentario, como es el mundo de los fósiles.

Los dinosaurios (incluyendo a los pájaros) son arcosaurios, como los cocodrilos modernos. Sus cráneos poseen dos agujeros, llamados ventanas temporales, localizadas donde los músculos se unen a la quijada.

La mayoría de los reptiles -incluyendo pájaros- se llaman “diápsidas”, mientras que los mamíferos que cuentan con una sola ventana temporal se llaman “sinápsidas”. Las tortugas, que carecen de ventana temporal, son “anápsidas”.

Anatómicamente, los dinosaurios comparten muchas otras características con los arcosaurios, incluyendo los dientes y mandíbulas.

Dentro del grupo de los arcosaurios, los dinosaurios se diferencian más claramente por sus pasos. Las piernas de los mismos se extienden por debajo del cuerpo, mientras que las patas de lagartos y cocodrilos se arrellanan hacia fuera. Casi todos los dinosaurios eran terrestres.

Muchos otros tipos de reptiles vivieron al mismo tiempo que los dinosaurios. Algunos de éstos están comúnmente -pero incorrectamente- relacionados con tales animales prehistóricos, incluyendo los Plesiosauriosy los Pterosaurios, que se convirtieron en antepasados de los reptiles durante el período Triásico.

Cabe destacar que los dinosaurios suelen clasificarse en dos órdenes: los Saurischia y los Ornithischia, en base a la estructura de su cadera.

Historia de los dinosaurios

(Puedes encontrar fotos de dinosaurios aquí, en Linkmesh.com)

Los dinosaurios se diferenciaron de sus antepasados Arcosaurios hace aproximadamente 230 millones de años, durante el paso del Jurásico Medio al Tardío Jurásico, 20 millones de años después del acontecimiento que extinguió el 95% de la vida en la Tierra.

Historia de los dinosaurios

Historia de los dinosaurios

Datos radiométricos derivados del estudio de fósiles indican que los más tempranos dinosaurios pertenecen al género Eoraptor.

Los paleontólogos creen que el Eoraptor se asemeja al antepasado común de todos los dinosaurios. Si esto fuera verdad, significaría que los primeros dinosaurios eran pequeños, predadores y bípedos.

Rex
Rex

El descubrimiento del Ornitodiran primitivo, género dentro del cual encontramos ejemplares como el Marasuchusy el Lagerpeton del Trásico Medio Argentino apoya esta visión.

El análisis de fósiles recuperados sugiere que estos animales eran depredadores pequeños, bípedos, y que las primeras familias de dinosaurios comenzaron a diversificarse rápidamente a lo largo del período Triásico.

El acontecimiento sucedido durante el tercer período cretácico que determinó la extinción, ocurrió hace aproximadamente 65 millones de años. Murieron todos los dinosaurios, menos la rama que dio origen a los primeros pájaros.

El estudio del conocimiento de los dinosaurios deriva del análisis de un grupo de huellas fósiles, que incluye huesos, heces, huellas, plumas, impresiones de la piel, órganos internos y tejidos.

Además, numerosas disciplinas contribuyen a nuestra comprensión de los dinosaurios, incluyendo la Física, la Química, la Biología y la Geología, así como las Ciencias de la Tierra (dentro de las cuales, la Paleontología es una subdisciplina).

Restos de dinosaurios se ha encontrado en cada continente en la Tierra, incluyendo la Antártida.

Los numerosos fósiles de especies idénticas o cercanamente emparentadas se hallaron en diversos territorios, lo que condice con la teoría aceptada de que todas las masas de la tierra estuvieron conectadas en un gran continente llamado Pangea.

Ataques de Dinosaurios

El descubrimiento de Jack Horner, efectuado en 1978, del fósil de Maiasaura(“dinosaurio buena-madre”) en Montana demostró que el cuidado parental se extendía mucho tiempo después del nacimiento de los ornitópodos.

Ataques de Dinosaurios

Ataques de Dinosaurios

También existen evidencias de que otros dinosaurios del período Cretáceo, como el saurópodo patagónico Saltasaurus (descubierto en 1997) tenían comportamientos similares antes y después del anidamiento y crianza de sus pequeños, reuniéndose en colonias enormes semejantes a las de los pingüinos.

El Oviraptor Mongol fue descubierto en posición de empollamiento, en el año 1993, lo que permite deducir que el animal había sido cubierto con una capa aislante de plumas que mantuvo a los huevos cálidos.

Por otra parte, en la Isla de Skye, al noroeste de Escocia, se hallaron nidos y huevos de la mayoría de los grupos importantes de dinosaurios. Probablemente, los dinosaurios adultos se comunicaban con los pequeños de una forma similar a la de los pájaros y cocodrilos modernos.

Las crestas de algunos dinosaurios, como los Marginocephalians, Terópodos y Lambeosaurios pueden haber sido demasiado frágiles para ser utilizados como defensa activa, así que fueron empleadas probablemente para exhibiciones sexuales o agresivas, aunque poco se sabe sobre el acoplamiento y territorialidad de estos animales prehistóricos.

Dinosaurios Malvados
Dinosaurios Malvados

La naturaleza de la comunicación de los dinosaurios continúa siendo enigmática, y es un campo activo de investigación actual. Por ejemplo, evidencias recientes sugieren que las crestas huecas de los Lambeosaurios pudieron haber funcionado como los compartimientos de resonancia empleados en una amplia gama de vocalizaciones.

Desde un punto de vista comportamental, uno de los fósiles de dinosaurios más valiosos fue descubierto en el desierto de Gobi, en 1971. Se trata de un Velociraptor que atacaba a un Protoceratops. Este hallazgo probó que los dinosaurios se acometían y comían unos a otros. El comportamiento caníbal entre los Terópodos fue confirmado por las huellas dentales halladas en Madagascar, en el año 2003.

Dado que la mayoría de las especies de dinosaurios parecen haber desarrollado la locomoción terrestre, una buena comprensión de cómo los dinosaurios se desplazaban sobre la faz de la tierra es ofrecida por la ciencia de la Biomecánica.

Por ejemplo, los estudios de las fuerzas ejercidas por los músculos y la gravedad en la estructura esquelética de los dinosaurios permiten investigar cuán rápido los dinosaurios eran capaces de correr o por qué un Diplódocido podría producir estallidos sonoros con azotes de sus colas.

Dinosaurios Prehistóricos

(Puedes encontrar imagenes de dinosaurios aquí, en Linkmesh.com)

El dinosaurio más alto y más pesado conocido es el Brachiosaurus Brancai (también conocido como Giraffatitan). Sus restos fueron descubiertos en Tanzania, entre los años 1907 y 1912. Los huesos de múltiples individuos de tamaño similar fueron incorporados en el esqueleto actualmente montado y exhibido en el Museo de Humboldt de Berlin.

Dinosaurios Prehistóricos

Dinosaurios Prehistóricos

Este montaje es de 12 metros de alto, 22.5 metros de largo; el esqueleto habría pertenecido a un animal que pesó entre 30.000 y 60.000 kilogramos.

El dinosaurio completo más largo es el Diplodocus, de 27 metros de largo, descubierto en Wyoming (Estados Unidos) y exhibido en el Museo de Historia Natural de Carnegie, Pittsburg, desde 1907.

Existieron dinosaurios más grandes, pero el conocimiento de ellos se basa enteramente en un pequeño números de fósiles fragmentarios. La mayoría de los herbívoros más grandes fueron descubiertos a partir de 1970, incluyendo el Argentinosaurus, que pudo haber pesado entre 80.000 y 100.000 kilogramos, el más largo Supersaurus(de 40 metros) y el más alto, de 18 metros, bautizado con el nombre de Sauroposeidon, que habría podido alcanzar la ventana de un sexto piso…

El más largo pudo haber sido el Amphicoelias fragillimus, conocido solamente a partir del hallazgo de una vértebra, en 1878. Teniendo en cuenta este hueso, las hipótesis indican que este animal pudo haber tenido 58 metros, y que su peso fue de 120.000 kilogramos.

Dinosaurio en el Museo
Dinosaurio en el Museo

De esta manera, se convertiría en el más pesado de todos los dinosaurios conocidos, excepto por el Bruhathkayosaurus, que habría pesado entre 175.000 y 220.000 kilogramos.

Por otra parte, el dinosaurio carnívoro conocido más enorme es el Spinosaurus, que alcanza una longitud de 16 a 18 metros y debió haber pesado 9 toneladas. Otros carnívoros enormes fueron los llamados Giganotosaurus, Mapusaurus, Tyrannosaurus Rex y Carcharodontosaurus.

Sin considerar a los pájaros modernos, los dinosaurios más pequeños conocidos tenían el tamaño de un cuervo o de un pollo. Los Terópodos Microraptor y el Parvicursor medían menos de 60 centímetros de longitud.

Las interpretaciones acerca del comportamiento de los dinosaurios se basan en las marcas de los fósiles y de su hábitat. Se han desarrollado simulaciones en computadora de su biomecánica, y comparaciones con animales modernos en lugares ecológicos similares.

Esto significa que la comprensión actual del comportamiento de los dinosaurios se basa mayoritariamente en la especulación, y seguirá siendo polémica para el futuro próximo. No obstante, existe consenso acerca de que algunas actitudes son comunes a cocodrilos y pájaros, sus parientes vivos más cercanos.

Los Dinosaurios que vuelan

Referirse a los pájaros como “dinosaurios voladores” y a los demás dinosaurios como “no voladores” resulta una clasificación problemática. Los pájaros todavía se describen como tales, por lo menos en el uso popular y entre los ornitólogos.

Los Dinosaurios que vuelan

Los Dinosaurios que vuelan

Es también técnicamente correcto referirse a las aves como un grupo distinto, por debajo del antiguo sistema de clasificación de Linneo. Los paleólogos muchas veces clasifican a los pájaros como dinosaurios, aunque los biólogos de generaciones anteriores se niegan a adoptar ese nombre.

Para mayor claridad, este artículo utilizará el vocablo “dinosaurio” como sinónimo de “dinosaurio no volador” y “pájaro” como sinónimo de “dinosaurio volador”, en referencia a cualquier animal evolucionado a partir del antepasado común Archaeopteryx.

Aunque la evidencia es incompleta, está claro que los dinosaurios eran mucho más grandes. Incluso los saurópodos eran gigantescos.

Aves Volando
Aves Volando

Los mamíferos prehistóricos enormes tales como el Indricotherium y el gigantesco Mamut Colombiano eran superados por los saurópodos gigantes; sólo un puñado de animales acuáticos modernos se les parece o los supera en tamaño: un ejemplo representativo es la ballena azul, que llega a pesar 190.000 kilogramos (209 toneladas) y a medir 30 metros de longitud.

Sin embargo, la mayoría de los dinosaurios era mucho más pequeña que los saurópodos gigantes. La evidencia actual sugiere que el tamaño medio del dinosaurio fue variando durante los períodos Triásico, Jurásico temprano, Jurásico tardío y Cretáceo.

De acuerdo con el paleólogo Bill Erickson, el peso medio de un dinosaurio variaba entre los 500 kilogramos y las 5 toneladas; un estudio reciente de 63 géneros de dinosaurio demostró volúmenes superiores, desde los 850 kilogramos hasta 2 toneladas.

Estos datos contrastan agudamente con el tamaño de los mamíferos modernos; en promedio, los mamíferos pesan sólo 863 gramos, o tanto como un roedor grande. El dinosaurio más pequeño era dos tercios más grande que todos los mamíferos actuales.

Sólo un porcentaje minúsculo de animales resulta fosilizado, y la mayoría permanece enterrada en la tierra. De pocos especimenes se recuperan esqueletos completos, pedazos de piel o tejidos. La reconstrucción de un esqueleto completo mediante la comparación del tamaño y la morfología de huesos es un arte inexacto… Por eso, los científicos nunca estarán seguros del tamaño de los dinosaurios más grandes y más pequeños que han existido sobre la faz de la Tierra.