Los defensores de la criptozoología

Los criptozoologistas argumentan que el inventario de animales gigantes está incompleto. Ejemplo de ello es que se siguen descubriendo enormes animales marinos, y no hay razón para creer que no se descubrirán más en el futuro. Por tanto, los criptozoologistas afirman que su investigación no es irracional.

Los defensores de la criptozoología

Los defensores de la criptozoología

Algunos sostienen que los científicos evalúan la ‘evidencia’ criptozoológica desde los paradigmas prevalecientes en lugar de hacerlo en base a sus méritos o fallas.

Los partidarios de esto último citan el caso del Hombre de Hielo de Minnesota asociado con Ivan T. Sanderson y Bernard Heuvelmans, que percibieron como un hallazgo bien justificado a pesar de la falta de apoyo de parte de la comunidad científica.

Los seguidores afirman que, al igual que en el campo científico, los criptozoologistas suelen ser responsables de la refutación de sus propios objetos de estudio. Por ejemplo, algunos criptozoólogos juntaron evidencia que rechaza la validez de algunas facetas del fenómeno de Pie Grande.

Demonio y la dama
Demonio y la dama

Los defensores de la Criptozoología también declararon que algunas especies aceptadas en la actualidad por la comunidad científica fueron consideradas inicialmente supersticiones e ilusiones. Por ejemplo, afirman que el gorila de la montaña había sido tomado como un mito a causa de la falta de evidencia y fósiles, antes de que lo confirmaran en 1902. De la misma manera, la tortuga Hoan Kiem se creía que era una leyenda local antes de que la evidencia fuera aceptada alrededor de 1998-2002.

Los criptozoólogos citaron el caso del descubrimiento de 1976 del tiburón Oahu de Hawai para argumentar que sus propuestas acerca de los críptidos marítimos deberían recibir más credibilidad. Aunque  el zoólogo y criptozoólogo Ben S. Roesch acepta el que el descubrimiento prueba que ‘el océano tiene muchos secretos todavía no descubiertos’, simultáneamente advierte contra la aplicación de este caso a muchas criaturas hipotéticas, ya que el tiburón no había sido descubierto a causa de adaptaciones que no encajan con los demás críptidos. En definitiva, afirma que el tiburón Oahu no es prueba suficiente como par a apoyar la existencia de ‘críptidos’ marinos en general.

El descubrimiento de 2003 de restos fósiles del Homo floresiensis fue citado por el paleontólogo Henry Gee como evidencia posible de que críptidos humanoides como el orang pendek y el Yeti pueden tener ‘granos de verdad’.

Opiniones desfavorables de La Criptozoología

La Criptozoología ha sido criticada por su dependencia en la información anecdótica y también porque los criptozoólogos no siguen al pie de la letra el método científico. Además, dedican una parte substanciosa de sus esfuerzos a investigar animales que para la gran mayoría de los científicos no existen.

Opiniones desfavorables de La Criptozoología

Opiniones desfavorables de La Criptozoología

Como nota el historiador Mike Dash, pocos científicos dudan de la existencia de animales desconocidos, sobre todo invertebrados. Sin embargo, los criptozoólogos no están interesados en la investigación y clasificación de hormigas o bichos, sino que ponen sus esfuerzos en el estudio de criaturas ‘más escurridizas’. La mayor parte de la corriente crítica de la criptozoología se dirige a la búsqueda de crípticos que aparecen seguido en la cultura popular, como el Yeti, Pie Grande y el Monstruo del Lago Ness. Algunos científicos argumentan que este tipo de crípticos difícilmente puede existir sin ser detectados y además no podrían sobrevivir en sus hábitats debido a los problemas del clima y la alimentación. Por ejemplo, la mayoría de los expertos en la materia consideran la leyenda de Pie Grande como una combinación del folclore con bromas.

Criatura Verde
Criatura Verde

Conceptos fundamentales de la Criptozoología

La invención del término ‘criptozoología’ suele ser atribuida al zoólogo Bernard Heuvelmans, aunque éste atribuyó la creación del término al explorador escocés Ivan T. Sanderson. El libro de Heuvelmans de 1955, ‘On the track of unknown animals’, rastrea los orígenes académicos de la disciplina hasta llegar a Anthonie Cornelis Oudemans y su estudio de 1892, ‘The great sea serpent’.

Conceptos fundamentales de la Criptozoología

Conceptos fundamentales de la Criptozoología

Heuvelmans afirmó que la criptozoología debería ser estudiada con rigor científico, pero al mismo tiempo con una mente abierta y un acercamiento interdisciplinario. También subrayó que debería darse importancia a las fuentes locales, urbanas y folclóricas relacionadas con dichas criaturas, ya que, aunque suelan estar conformados por elementos fantásticos, los cuentos folclóricos pueden tener pequeñas semillas de verdad e información importante que concierne a organismos desconocidos. Loren Colman, un divulgador de la criptozoología, escribió las crónicas de la historia y las personalidades de esta materia en sus obras.

Cara de Perro
Cara de Perro

Otro libro notable sobre este tema es ‘Exotic Zoology’, de Willy Ley (1959). Ley fue más conocido por sus estudios sobre los cohetes y temas relacionados, pero también sabía de paleontología y escribió varias obras sobre animales. El libro ‘Exotic Zoology’ es de interés para la criptozoología porque incluye discusiones sobre el Yeti, las serpientes marinas y los dinosaurios. El libro sostiene la posibilidad de que algunas criaturas legendarias pueden estar basadas en animales reales. También es destacable la obra del zoólogo y criptozoólogo Karl Shuker, quien publicó 12 libros e innumerables artículos sobre numerosos temas de criptozoología desde mediados de los ’80.

Criptozoología

La Criptozoología (del griego ‘kriptos’, ‘escondido’ y zoología, significa literalmente ‘estudio de animales ocultos’) se refiere a la búsqueda de animales legendarios o inexistentes para la biología dominante. Esto incluye la búsqueda de ejemplares vivos de animales extintos, como los dinosaurios; animales cuya existencia sólo es mítica o legendaria, como Pie Grande y el Chupacabra; y animales alienígenas, como los gatos-fantasma o ‘ABC’ (acrónimo comúnmente usado por los criptozoologistas que significa ‘Alien Big Cats, Gatos Alienígenas Gigantes en español).

Criptozoología

Criptozoología

Criptozoología

Según los autores Ben Roesch y John Percy Moore, ‘la Criptozoología va desde el pseudocientificismo hasta los conocimientos útiles e interesantes dependiendo de cómo se la practique’. Afirman que no se trata de una ciencia en sentido estricto, que ‘muchos científicos y escépticos clasifican a la criptozoología como una pseudociencia’ y que ‘los trabajos sobre el tema rara vez se publican en revistas científicas’, por lo que no hay ningún tipo de educación formal disponible y ningún científico se dedica al estudio de esta materia.

Aquellos involucrados en el estudio criptozoológico son conocidos como ‘criptozoologistas’. Los animales que estudian suelen recibir el nombre de ‘críptidos’, término acuñado por John Wall en 1983.

Cangrejo Monstruo
Cangrejo Monstruo

El cine y los monstruos: Después de la 2º Guerra Mundial

Después de la 2º Guerra Mundial, los monstruos gigantes regresaron a la pantalla con un vigor tan grande que se lo relaciona con el desarrollo de las armas nucleares. Uno de los primeros ejemplos ocurrió en el film norteamericano ‘The beast from 20,000 fathoms’, que trataba sobre un dinosaurio que atacaba un faro.

El cine y los monstruos:  Después de la 2º Guerra Mundial

El cine y los monstruos:  Después de la 2º Guerra Mundial

El cine y los monstruos:  Después de la 2º Guerra Mundial

Posteriormente, hubo películas japonesas (Godzilla, Gamera), inglesas (Gorgo) e incluso escandinavas (Reptilicus), donde se mostraban monstruos gigantes atacando ciudades. El retrato más reciente de un monstruo gigante es el film de J. J. Abraham, ‘Cloverfield’, estrenado el 18 de enero de 2008. La intrigante proximidad con otros planetas trajo la noción de monstruos extraterrestres a la pantalla grande, algunos de los cuales eran enormes en tamaño (King Ghidorah y Gigan), mientras que otros eran de altura humana. Durante este período se desarrolló el monstruo-pescador en películas como ‘Creature from the black lagoon’.

Atado a su amo
Atado a su amo

Hammer Film Productions trajo color a las películas de monstruos a fines de los ’50. Alrededor de este tiempo, las películas de Universal ganaron legiones de seguidores.

Ocasionalmente, los monstruos son retratados como criaturas amistosas e incomprendidas. King Kong y Frankestein son dos ejemplos de esto último. Es frecuente ver a Frankestein como el clásico monstruo incomprendido, sobre todo en films como ‘Monster squad’ y ‘Van Helsing’. Hulk es probablemente el mejor ejemplo del arquetipo del ‘monstruo como héroe’. La temática del ‘monstruo amigo’ domina la cultura pop; Chewbacca, Elmo y Shrek son ejemplos de esto. Las criaturas de ‘Monsters Inc.’ asustan a los niños para generar energía que haga funcionar a las máquinas, mientras que los monstruos de ‘Los muppets’ y ‘La calle Sésamo’ viven en armonía con los animales y los humanos.

Los monstruos en los juegos

Los monstruos son comúnmente usados en los juegos de rol, sobre todo en los videojuegos cuando hay que luchar contra un gran número de enemigos. Sin embargo, la idea fue usada en diferentes grados. Existen alienígenas, muchos tipos de criaturas legendarias o versiones mutantes de animales comunes.

Los monstruos en los juegos

Los monstruos en los juegos

Los monstruos en los juegos

Sin embargo, las razas ficcionales no son referidas como monstruos. En ocasiones, el término puede acarrear una connotación neutra, como en Pokemón. Los personajes de los juegos pueden referirse a todos los animales como ‘monstruos’.

Boca cocida
Boca cocida

El cine y los monstruos: Antes de la 2º Guerra Mundial

Durante la época de las películas mudas, los monstruos solían ser de tamaño humano. Algunos ejemplos son Frankestein, el Golem y los vampiros. La película ‘Siegfried’ mostraba a un dragón que en realidad era una marioneta gigante sobre ruedas. Algunos dinosaurios de película fueron creados con el uso de modelos de fotograma, como en ‘King Kong’, donde apareció el primer monstruo gigante de la era el sonido.

El cine y los monstruos: Antes de la 2º Guerra Mundial

El cine y los monstruos: Antes de la 2º Guerra Mundial

El cine y los monstruos: Antes de la 2º Guerra Mundial

Universal Studios se especializaba en monstruos con estrellas como Bela Lugosi en su papel de Drácula o Boris Karloff interpretando a Frankestein. El estudio también hizo películas menos importantes, como ‘Man-made monster’, protagonizada por Lon Chaney Jr.

Había una variante del Dr. Frankestein, el cirujano loco Dr. Gogol, quien transplantó manos que eran reanimadas por malévolos temperamentos en la película ‘Mad Love’.

Asustando
Asustando

Durante este período aparecieron los hombres-lobo y otras criaturas similares en las películas. Las momias también eran retratadas como monstruos temibles. En cuanto a las criaturas gigantes, la serie ‘Flash Gordon’ usó un actor disfrazado para retratar al enorme dragón. El ciclo cinematográfico de los monstruos se agotó, llegando al punto de tener una sátira humorística con ‘Abbot and Costello meet Frankestein’ (1948).

Monstruos

Un monstruo es cualquier tipo de criatura legendaria. Usualmente aparecen en las leyendas o en la ficción de horror.  La palabra ‘monstruo’ deriva del latín ‘monstrum’, que significa ‘presagio’, y a su vez viene de la raíz ‘monere’ (‘advertir’). También significa ‘prodigio’ o ‘milagro’.

Monstruos

Monstruos

Monstruos

El término ‘monstruo’ se refiere a un ser que es una gruesa excepción a las normas de un ecosistema. Una persona que es considerada un monstruo es alguien extraordinariamente maligno, grotesco, irracional o sádico.

La palabra monstruo connota algo malo; un ser monstruoso es alguien moralmente objetable, que puede ser física y psicológicamente horripilante o un fenómeno de la naturaleza.

Aros en la Cara
Aros en la Cara

Secuelas y remakes de La momia (película de 1932)

A diferencia de ‘Frankestein’ y ‘Drácula’, la película no tuvo secuelas, pero fue semi-rehecha en la película de 1940, ‘The mummy’s hand’ y sus secuelas, ‘The mummy’s tomb’ (1942), ‘The mummy’s ghost’ (1944) y ‘The mummy’s curse’, que posteriormente fueron parodiadas en ‘Abbott and Costello meet the mummy’. Todas estas se centran en la momia Kharis. ‘The mummy’s hand’ recicló secuencias de la película original para contar los orígenes de Kharis; Karloff aparece en estas secuencias pero no en los créditos.

Secuelas y remakes de La momia (película de 1932)

Secuelas y remakes de La momia (película de 1932)

Secuelas y remakes de La momia (película de 1932)

A fines de 1950 British Hamer Film Productions retomó la temática de la momia con ‘The mummy’ (1959), basada en ‘The mummy’s hand’ y ‘The mummy’s tomb’. Las secuelas de Hammer –The curse of the mummy’s tomb, The mummy’s shroud y Blood from the mummy’s tomb- no están relancionadas con ninguna película anterior.

La película de 1999, ‘La momia’, parece una remake del film de 1932 porque su protagonista es Imhotep, quien resucita gracias al Rollo de Troth y va en búsqueda de  la reencarnación de su amada, Anck-su-namun. Sin embargo, difiere de la historia original en sus lineamientos postmodernos de terror y ciencia ficción. Tuvo una secuela en el 2001 titulada ‘La momia regresa’ y otra, ‘El rey escorpión’ en el 2002. La tercera secuela, ‘La momia: la tumba del emperador dragón’, se estrenó en el 2008. También salió publicada una serie animada llamada ‘La momia’ entre el 2002 y el 2003.

Posando
Posando

La producción de La momia (película de 1932)

Inspirado por el descubrimiento de la tumba de Tutankamón en 1922 y por la maldición de los faraones, el productor Carl Laemmle Jr. comisionó al editor de guiones Richard Shayer para que encontrara una novela que sirviera de base para una película de terror con temática egipcia.

La producción de La momia (película de 1932)

La producción de La momia (película de 1932)

La producción de La momia (película de 1932)

Shayer no encontró ninguna, pero la escritora Nina Wilox Putnam y él oyeron la historia de Alessandro Cagliostro, y escribieron un ensayo de nueve páginas titulado ‘Cagliostro’. La historia era acerca de un mago de 3000 años que sobrevivía inyectándose nitrato. A Laemmle le gustó y contrató a John L. Balderston para que escribiera el guión. Balderston había trabajado en ‘Drácula’ y ‘Frankestein’, y además había cubierto la apertura de la tumba de Tutankamón cuando era periodista del New York World. Mudó la historia a Egipto y renombró a la película y al protagonista ‘Imhotep’, como el arquitecto histórico.

Karl Freund, el cineasta de ‘Drácula’, fue contratado dos días antes de la filmación. La película fue retitulada como ‘La momia‘. Eligió a Zita Johann, quien creía en la reencarnación. La filmación duraría tres semanas. El primer día de Karloff transcurrió con las filmaciones de él despertando del sarcófago. El maquillador artístico Jack Pierce comenzó a transformar a Karloff a las 11 de la mañana, aplicándole algodón, colodión y goma a su rostro, además de arcilla a su cabello y luego lo envolvió en lino. Pierce había estudiado fotos de la momia de Seti II para diseñar a Imhotep, y terminó su trabajo a las 7 de la tarde. Karloff finalizó sus escenas a las 2 de la mañana, tras lo cual fueron necesarias dos horas más para sacarle el maquillaje al actor. Aunque las imágenes de Karloff envuelto en vendas son las más icónicas de la película, él aparece en escena con ese maquillaje unos minutos; el resto de la película usaba un maquillaje menos elaborado.

Momias Atacando
Momias Atacando

Una secuencia flashbacks detallada fue filmada, pero luego la recortaron de la película. Esta secuencia mostraba las distintas formas en que Anck-es-en-amon había reencarnado durante los siglos. Se filmó en el desierto Mojave y en Cantil, California.

La pieza de música clásica que se escucha durante los créditos de apertura fue tomada del ballet de Tchaikovsky, ‘El lago de los cisnes’, que también había sido usado en los créditos de ‘Drácula’.