Referencias históricas y geográficas de Drácula

Aunque ‘Drácula’ es una obra defección, contiene algunas referencias históricas. Las conexiones históricas con la novela y el conocimientos que tenía Stoker sobre la historias son materia de debate.

Luego de la publicación de ‘In search of Dracula’, de Radu Florescu y Raymond McNally en 1972, las supuestas conexiones entre Vlad III y el Drácula de Stoker atrajeron la atención popular. Durante su reinado (1456-1462), se cree que ‘Vlad el empalador’ mató entre 40,000 y 100,000 civiles europeos (rivales políticos, criminales y cualquiera que él considerara ‘inútil para la humanidad’) clavándolos en una estaca. Las principales fuentes que trataron estos eventos son los registros de los habitantes sajones de Transilvania, que solían tener problemas con Vlad III. Los rumanos, sin embargo, lo consideran un héroe folclórico porque alejó a los invasores turcos.

Históricamente, el nombre ‘Drácula’ deriva de una orden de caballeros secreta llamada ‘la orden del dragón’, fundada por Segismundo de Luxemburgo (rey de Hungría, Croacia y Bohemia, y Emperador del Sacro Imperio Romano) para mantener la Cristiandad y defender al imperio de los otomanos. Vlad II Dracul, padre de Vlad III, formó parte de la orden alrededor de 1431 a causa de sus valientes luchas contra los turcos. Desde ese año en adelante, Vlad II usó el emblema de la orden y luego, como gobernador de Valaquia, su sistema monetario llevaba como logo un dragón. El nombre Drácula significa ‘hijo de Dracul’.

A Stoker se le ocurrió el nombre Drácula’ mientras leía sobre historia rumana. Sin embargo, algunos estudiosos de la novela cuestionaron la profundidad de esta conexión. Ellos argumentan que Stoker en realidad sabía poco sobre Vlad III, excepto por el nombre ‘Drácula’. Hay secciones de la novela donde Drácula habla sobre su historia y estos discursos demuestran que Stoker tenía algunos conocimientos sobre historia rumana. Stoker menciona que Drácula luchó contra los turcos y luego fue traicionado por su hermano, hechos que apuntan inequívocamente a Vlad III:

“¿Quién fue, sino uno de mi propia raza, quien como Voivode cruzó el Danubio y venció a los turcos en su propia tierra? ¡Sin duda, fue Drácula! No es sorpresa que su pobre hermano, cuando él cayó, vendiera su pueblo a los turcos y trajera la vergüenza y la esclavitud sobre ellos. No fue este el Drácula que inspiró a los otros de su raza una y otra vez para llevar sus fuerzas sobre el gran río y cruzar a la tierra turca; quien, cuando fue golpeado regresó una y otra vez aunque tuviera que volver solo del sangriento campo donde sus tropas habían sido masacradas, ya que sólo él podía alcanzar la victoria” (capítulo 3). La identidad del Conde es develada por el profesor Van Helsing más adelante:

“Debe haber sido, sin duda alguna, aquel Voivode Drácula que ganó renombre contra los turcos, sobre el gran río que da a la frontera de las tierras otomanas” (cap. 18)

La leyenda de Drácula es una mezcla de distintas influencias. Muchos de los biógrafos y críticos literarios de Stoker han encontrado fuertes semejanzas con el clásico del género de vampiros, ‘Carmilla’, del escritor irlandés Sheridan le Fanu. Al escribir ‘Drácula’, Stoker probablemente tomó elementos de las historias sobre los sidhe, entre las que se cuentan mujeres bebedoras de sangre. La figura folclórica de Abhartach también fue sugerida como fuente.

Otra posible influencia es la historia de la condesa Elizabeth Bathory, nacida en Hungría. Se sospecha que Bathory mató entre 36 y 700 mujeres a lo largo de varios años para bañarse o beber su sangre, ya que creía que esto la ayudaba a preservar juventud. Para Elizabeth Miller no hay evidencia que sustente esto, pero esto explicaría por qué Drácula siempre parece más joven después de alimentarse.

Algunos han afirmado que el castillo del Conde Drácula estuvo inspirado en el castillo Slains, donde Stoker fue invitado por un tiempo. Sin embargo, como lo visitó  en 1895 (cinco años después de que la obra fuera terminada), es improbable que exista tal conexión. Muchas de las escenas que transcurren en Whitby y Londres están basadas en lugares reales que Stoker solía frecuentar, aunque en ocasiones distorsionó la geografía para cumplir con la coherencia interna de la obra.

Se ha sugerido que Stoker recibió mucha información histórica de Armin Vámberéry, un profesor húngaro con el que e reunió al menos dos veces. Miller afirmó que ‘no hay nada que indique que la conversación entre ellos trató sobre Vlad, vampiros o incluso Transilvania’ y que ‘además, no hay ningún registro de correspondencia entre Stoker y Vámbéry ni éste aparece nombrado en las notas de Stoker para Drácula’.

Reacción ante la novela Drácula

Cuando fue publicada por primera vez, en 1897, ‘Drácula’ no se convirtió en un best seller de entrada, aunque los críticos la elogiaron muchísimo. El ‘Daily Mail’ lo puso por encima de autores consagrados como Mary Shelley, Edgar Allan Poe y Emily Bronte.

Según los historiadores literarios Nina Auerbach y David Skal, la novela cobró mucho más significado para los lectores modernos que para los de la época victoriana, que lo vieron como una buena historia de aventuras y nada más. Sólo llegó a su estatus de clásico legendario cuando apareció la película en el siglo XX. Sin embargo, algunos seguidores victorianos se adelantaron a su tiempo y la describieron como ‘la sensación de la temporada’ y ‘la novela más escalofriante de un siglo paralizado’. El autor de Sherlock Holmes, Sir Arthur Conan Doyle, le escribió a Stoker una carta que decía: ‘Le escribo para contarle lo mucho que disfruté leyendo ‘Drácula’. Creo que es la mejor historia de terror que leí en muchos años’. La reseña del Daily Mail del 1 de junio de 1897 la consideró un clásico del horror gótico:

“En la búsqueda de un paralelo para esta poderosa, extraña y terrible historia, nuestra mente se dirige a relatos como ‘Los misterios de Udolfo’, ‘Frankestein’, ‘La caída de la casa Usher’…pero ‘Drácula’ es todavía más apasionante en su nebulosa fascinación que cualquiera de ellas.”

Otras reseñas igual de positivas se publicaron en 1899 en los Estados Unidos.

Drácula: Historia de su composición

Entre 1879 y 18989 Stoker fue el gerente del famoso teatro Lyceum en Londres, pero también escribía muchas novelas, entre las que se cuenta ‘Drácula’, publicada el 26 de mayo de 1897. Algunas partes de la historia toman lugar en el pueblo de Whitby, donde Stoker pasó varias vacaciones.

A lo largo de la década de 1880 y 1890, autores como H. Rider Haggard, Rudyard Kipling, Robert Louis Stevenson, Arthur Conan Doyle y H. G. Wells escribieron historias en las que criaturas fantásticas amenazaban al imperio británico. La invasión literaria estaba en su cima para entonces y la fórmula de Stoker era conocida para los lectores de aventuras. Los lectores victorianos disfrutaban de una buena historia de aventuras, pero ésa no llegaría a su estatus legendario hasta el siglo XX, cuando las versiones fílmicas comenzaron a aparecer.

A pesar de ser la novela de vampiros más conocida, ‘Drácula’ no fue la primera que trató el tema. La precedía ‘Carmilla’ (1871), de Sheridan Le Fanu, historia sobre una vampiresa lesbiana que acosaba a una joven solitaria. La imagen del vampiro aristocrático fue creada por John Polidori en ‘The vampyre’ (1819) durante el verano que había pasado con Mary Shelley, Percy Shelley y Lord Byron en 1816. El teatro Lyceum, donde Stoker trabajó entre 1878 y 1898, estaba manejado por el actor-gerente Henry Irving, quien fue la verdadera inspiración de Stoker para los manierismos de Drácula y el autor esperaba que algún día interpretara su personaje en el teatro. Aunque Irving nunca accedió a esto, los gestos dramáticos de Drácula y sus manierismos caballerescos se remiten directamente al actor.

Los muertos vivientes’ era uno de los títulos originales que Stoker había pensado para Drácula y, hasta unas pocas semanas antes de su publicación, el manuscrito fue titulado ‘Los no-muertos’. Las notas de Stoker sobre la novela muestran que el nombre del conde inicialmente era ‘Conde Wampyr’, pero mientras investigaba Stoker se vio intrigado por el nombre ‘Drácula’ luego de leer ‘Account of the Principalities of Wallachia and Moldavia with political observations relative to them’ (Lonres, 1820), libro que encontró en la librería de Whitby y consultó en varias ocasiones a lo largo de la década de 1890. El nombre Drácula se refería a los descendientes de Vlad II de Wallaquia, quien tomó el nombre ‘Dracul’ luego de ser investido con la Orden del Dragón en 1431. En rumano la palabra ‘dracul’ puede significar ‘el dragón’ o ‘el demonio’.

La novela pasó a ser de interés público en los Estados Unidos desde su publicación original porque Stoker no siguió el procedimiento adecuado de derechos de autor. En el Reino Unido y otros países que seguían el procedimiento de la Convención Berne, sin embargo, la novela estuvo bajo sus derechos hasta abril de 1962, cinco años después de la muerte de Stoker. Cuando la película no autorizada de  F. W. Murnau, ‘Nosferatu’, se estrenó en 1922, la popularidad de la novela creció considerablemente, en parte debido a la controversia generada por la viuda de Stoker cuando intentó de sacar de la circulación pública al film.

A causa de la frustrante historia de Stoker con los derechos de autor de ‘Drácula’, uno de sus tataranietos, el novelista Dacre Stoker, decidió escribir una ‘secuela que llevara el nombre de la familia’ para ‘reestablecer el control creativo’ sobre la novela original. En el 2009 se publicó ‘Drácula: el no-muerto’, escrita por Dacre e Ian Holt. Ambos escritores se basaron sobre las notas manuscritas de Bram Stoker para  construir los personajes y las tramas de su novela.

Drácula

Drácula es una novela escrita por el autor irlandés, Bram Stocker, en 1897. Archibald Constable & Co. fueron los primeros en publicar la historia protagonizada por el famoso Conde Drácula.

Drácula ha sido una obra atribuida a muchos subgéneros literarios, incluyendo la literatura vampírica, la ficción de horror, la novela gótica y la literatura de invasión. Estructuralmente es una novela epistolar, es decir, una serie de cartas, entradas de diario, etc. Los críticos literarios examinaron muchos temas en la novela, como el rol de la mujer en la cultura victoriana y la sexualidad convencional y conservadora, la inmigración, el colonialismo, el poscolonialismo y el folclore. Aunque Stoker no inventó al vampiro como criatura ficcional, la influencia de la novela sobre la popularidad de estos seres fue la responsable de sus interpretaciones fílmicas, teatrales y televisivas de los siglos XX y XXI.

Resumen argumental

La novela está compuesta por cartas y entradas de diario escritas por distintos narradores que también sirven como protagonistas de la novela. Stoker suplementó la historia con artículos periodísticos que relataban eventos no presenciados por los personajes de la historia. La historia comienza con Jonathan Harker, un abogado inglés que viaja al castillo del Conde Drácula en Transilvania. El propósito de su misión es dar apoyo legal a Drácula por una transacción inmobiliaria supervisada por el empleador de Karker, Peter Hawkins. Inicialmente atraído por la elegancia y gracia de las maneras de Drácula, Harker pronto descubre que se convirtió en prisionero del Conde. También comienza a ver facetas inquietantes de la vida nocturna de Drácula. Mientras buscaba la salida del castillo una noche, Harker cae bajo el hechizo de tres vampiresas, las novias de Drácula. El Conde lo salva a último minuto porque quería mantenerlo vivo para obtener consejo legal y enseñanzas sobre Inglaterra y Londres. Harker apenas logra escapar del castillo con vida.. Poco después, una nave rusa, la Démeter, aparece en las costas de Whitby, Inglaterra, durante una terrible tempestad. Toda la tripulación faltaba y se creía que habían muerto; sólo encuentran el cuerpo del capitán atado al casco de la nave. El diario del capitán contaba extraños eventos que ocurrieron durante el viaje. Estos llevaron a la desaparición gradual de toda la tripulación, aparentemente causada por la presencia de un ser maligno a bordo. El cargamento del barco consistía en plata y cajas de moho o tierra de Transilvania.

Al poco tiempo Drácula rastrea a la prometida de Harker, Wilhemina ‘Mina’ Murray, y a su amiga, Lucy Westenra. Lucy recibe tres propuestas de  matrimonio en un día: el Dr. John Seward, Quincey Morris y Arthur Holmwood (posteriormente Lord Godalming). Lucy acepta la propuesta de Holmwood y rechaza a los demás pero siguen siendo amigos. Drácula y uno de los pacientes de Seward, Renfield (un hombre que comía insectos para absorber su ‘fuerza vital’), se encuentran. Renfield actúa como un sensor de movimiento, detecta la proximidad de Drácula y aporta las pistas correspondientes.

Lucy comienza a marchitarse y debilitarse. Todos sus pretendientes se inquietan y Seward llamar a su antiguo maestro, el profesor Abraham Van Helsing. Este enseguida determina la causa de la condición de Lucy, pero se niega a revelarla, sabiendo que la fe de Seward en él se desvanecería si comenzaba a hablar de vampiros. Van Helsing trata de salvarla mediante varias transfusiones de sangre, pero no daban resultado. La noche en que Van Helsing debía regresar a Amsterdam, Lucy y su madre son atacadas por un lobo. La Sra. Westenra muere de un paro cardíaco y Lucy aparentemente fallece poco después. Sus seres queridos la entierras, pero al poco tiempo los periódicos comienzan a reportar la presencia de una ‘dama hermosa’ que atacaba niños por las noches. Van Helsing sabía que Lucy se había convertido en vampiro y se lo confiesa a Seward, Lord Godalming y Morris. Los pretendientes y Van Helsing la rastrean y, tras una perturbadora confrontación entre Lucy y Arthur, la matan con una estaca en el corazón y ajo en su boca.

Alrededor de ese momento, Jonathan Harker llega desde Budapest, donde Mina se unió para casarse con él. Ellos se unen a la coalición de lucha contra el Conde.

Cuando Drácula se entera de los planes de Van Helsing y el resto contra él, se venga mordiendo a Mina tres veces. También le da su sangre, lo cual genera un lazo espiritual entre ellos que le permite controlarla. La única manera de detenerlo era con su muerte. Mina sucumbe lentamente a la sangre del vampiro que fluye por sus venas y se divide entre un estado de conciencia a uno de semi-trance durante el cual se conecta telepáticamente con Drácula. Esta es la conexión que usan para deducir los movimientos de Drácula. Es posible detectar el paradero de Drácula cuando Van Helsing hipnotiza a Mina. Esta habilidad se va debilitando a media que el grupo se acerca al castillo del Conde.

Drácula regresa a su castillo en Transilvania y el grupo lo persigue con la intención de encontrarlo antes de la caída del sol y destruirlo. Finalmente logran matarlo atravesando su corazón con un cuchillo, tras lo cual Drácula se ve reducido a cenizas y Mina queda liberada del hechizo. Quincey Morris muere al final de la batalla a manos de unos gitanos que habían sido los responsables de ayudar a Drácula a regresar a su castillo. Los sobrevivientes vuelven a Inglaterra y el libro termina con una nota sobre la vida matrimonial de Mina y Jonathan y el nacimiento de su primer hijo, a quien nombran como los cuatro miembros del grupo, pero se refieren a él sólo como Quincey en recuerdo de su amigo americano.

Sabiduría de los ángeles

Mateo 24:36 “En cuanto a ese día y esa hora, nadie los conoce, ni los ángeles del cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre.”

Sabiduría de los ángeles

Sabiduría de los ángeles

No hay nada en las Escrituras que indique los ángeles son omniscientes. Por el contrario, sólo saben lo que Dios les revela al observar a Dios trabajar en y para su pueblo.

Cantidad de ángeles

Daniel 7:10 “Un río de fuego brotaba y corría delante de él. Miles de millares lo servían, y centenares de miles estaba de pie en su presencia.”

Revelaciones 5:11 “Entonces miré y escuché las voces de muchos ángeles cuyos números llegaban a los miles de millares.”

Consejos para tener a los ángeles buenos cerca

En Internet se pueden encontrar muchos sitios sobre ángeles, pero hay que tener mucho cuidado al visitarlos. Siempre hay que tener en mente y recordar a nuestro adversario, un mentiroso que busca engañar. Una vez que logra su cometido tiene la puerta abierta en la vida de uno. Su objetivo es robar, matar y destruir. Se puede pensar que el estudio de los ángeles es una búsqueda inofensiva, pero puede ser extremadamente peligrosa, por lo que hay que tener mucho cuidado. Hay que rezarle a Dios en el nombre de Jesús y pedir su dirección, su protección. Y si uno quiere estar rodeado por sus ángeles, entonces hay que decírselo a Él. Siempre hay que recordar que cuando uno cree que está hablando con ángeles, en realidad puede estar hablando con demonios disfrazados.

El destino final de Satanás y sus seguidores es el fuego eterno. Mateo 25:41: “Luego les dirá a los de su izquierda: ‘Aléjense de mí, malditos; vayan al fuego eterno que fue preparado para el demonio y sus ángeles”.

Hay un ángel guardián para cada persona

Mateo 18:10 “Cuídense de despreciar a cualquiera de estos pequeños, porque les aseguro que sus ángeles en el cielo están constantemente en presencia de mi Padre celestial.”

El mismo Jesucristo parece estar diciendo que cada persona tiene su ángel guardián, y que estos ángeles siempre tienen acceso a Dios.

Las buenas personas no pueden convertirse en ángeles

En las películas y la televisión esto pasa seguido. Sin embargo, por más interesante y entretenido que esto se, no es más que una fantasía. Un ser humano siempre será un ser humano, así como un ángel siempre será un ángel. Las Escrituras nos dicen sobre el hombre lo siguiente:

Salmos 8:6 “Lo hiciste poco inferior a los ángeles, lo coronaste de gloria y esplendor”.

Mientras estemos en la Tierra, no seremos tan buenos y justos como los ángeles, porque pecamos y vamos contra la voluntad de Dios. Los ángeles trabajan directamente con y para Dios, por lo que tienen un rango ‘más alto’ que el nuestro. Sin embargo, el hombre fue coronado con gloria y honor, de otra manera Jesús no se hubiera sacrificado por él.

Funciones de los ángeles

Por definición, la palabra ‘ángel’ viene de ‘Aggelos’, que significa mensajero, llevar un mensaje, anunciar, proclamar. A partir de esta definición y de las Escrituras que hablan sobre ella, se puede tener una idea de su trabajo sobre la tierra en beneficio de la humanidad. Por las siguientes citas bíblicas sabemos que llevan a cabo una variedad de tareas: rescatar, cuidar, proteger, traer mensajes de Dios, luchar, cumplir con la voluntad divina.

Hebreos 1:13-14 ‘¿Y a cuál de los ángeles dijo jamás: ‘Siéntate a mi derecha, hasta que ponga a tus enemigos debajo de tus pies? ¿Acaso no son todos ellos espíritus al servicio de Dios, enviados en ayuda de los que van a heredar la salvación?

Esta cita refiere el propósito de los ángeles en la Tierra: Son seres espirituales enviados por Dios a asistir a todos aquellos que recibirán la salvación. Esto significa que están aquí para todos, porque la salvación es para todos. Dios desea tanto la salvación de la humanidad que envía a seres angelicales a trabajar hasta el final. Con ese fin, ellos protegen, guían y ayudan a los seres humanos. Tras aceptar a Cristo como nuestro Salvador, su trabajo continúa y se incrementa, hasta que llegamos a depender y confiar nuestra vida al Padre Celestial. El pasaje del Salmo 91 parece justificar esto; el salmo comienza identificando a su audiencia: aquellos que confían en Dios. Otras citas que retratan lo dicho anteriormente son:

1 Reyes 19:5 ‘Se acostó y se quedó dormido bajo la retama. Pero un ángel lo tocó y le dijo: ‘Levántate, come, porque todavía te queda mucho por caminar”.

Hechos 5:17-21 “Intervino entonces el Sumo Sacerdote con todos sus partidarios, los de la secta de los saduceos. Llenos de envidia, hicieron arrestar a los Apóstoles y los enviaron a la prisión pública. Pero durante la noche, el Ángel del Señor abrió las puertas de la prisión y los hizo salir. Luego les dijo: ‘Vayan al Templo y anuncien al pueblo todo lo que se refiere a esta nueva Vida. Los Apóstoles, obedeciendo la orden, entraron en el Templo en las primeras horas del día y se pusieron a enseñar.

Génesis 19:15 “Al despuntar el alba, los ángeles instaron a Lot diciéndole: ‘¡Vamos! Saca a tu mujer y a tus dos hijas que están aquí para que no seas aniquilado cuando la ciudad reciba su castigo’”.

Salmos 91:11-12 “No te alcanzará ningún mal, ninguna plaga se acercará a tu carpa, porque él te encomendó a sus ángeles para que te cuiden en todos tus caminos. Ellos te llevarán en sus manos para que no tropieces contra ninguna piedra”.

Salmos 34:8 “El Ángel del Señor acampa en torno a sus fieles y los libra.”

Éxodo 33:2 “Yo enviaré un ángel delante de ti, y expulsaré a los cananeos, los amorreos, los hititas, los perizitas, los jivitas y los jebuseos”.

Lucas 1:11 “Entonces se le apareció el ángel del Señor de pie, a la derecha del altar del incienso”.

Hechos 8:26-29 “El ángel del Señor dijo a Felipe: ‘Levántate y ve hacia el sur, por el camino que baja de Jerusalén a Gaza; es un camino desierto’. El se levantó y partió. Un eunuco etíope, ministro del tesoro y alto funcionario de Candece, la reina de Etiopía, había ido en peregrinación a Jerusalén y se volvía sentado en su carruaje, leyendo al profeta Isaías. El Espíritu dijo a Felipe: ‘Acércate y camina junto a su carro’”.

Mateo 13: 41-42 “El Hijo del Hombre enviará a sus ángeles, y estos quitarán de su Reino todos los escándalos y a los que hicieron el mal, y los arrojarán en el horno ardiente; allí habrá llanto y rechinar de diente”.

Procedimientos angelicales

Para comprender las diferencias entre los seres angelicales hay que mirar a nuestro alrededor. Al parecer, a Dios le gusta la variedad, porque todo lo que creó es diferente en varias maneras, incluso los ángeles. A veces tienen alas, otras se presentan en forma de fuego. A partir de la lectura de las Escrituras se puede deducir que los ángeles no tienen una forma específica sino que asumen varias formas y apariencias según la naturaleza del trabajo que tengan que realizar y la voluntad de Dios. En muchas ocasiones actuaron y se comportaron igual que los humanos, pero en otras, la Biblia los describe como seres espirituales o viento y fuego. En las siguientes citas bíblicas se hace referencia a los ángeles en sus diferentes formas:

Jueces 6:11 ‘Y entonces vino un ángel del Señor y se sentó bajo un roble.

Isaías 6:2 ‘Sobre todos se paraban los serafines’

Zacarías 5:9 ‘Entonces levanté mis ojos y miré a dos mujeres, y el viento estaba en sus alas, ya que tenían alas como las de una cigüeña’.

Génesis 18:2 ‘Y levantó sus ojos y vio a tres hombres parados junto a él’.

Salmos 104:4; Hebreos 1:7 ‘quien hizo los espíritus angelicales’

Salmos 104:4 ‘Sus ministros, un fuego en llamas’

Existencia de los ángeles

Probablemente la referencia bíblica a los ángeles más intrigante desde la perspectiva humana sea la que dice ‘No te olvides de entretener a los extraños, porque algunos tienen ángeles’ (Hebreos 13:2). Otra cita interesante es la que se encuentra el Salmos 91:11-12: ‘

Existencia de los ángeles

Existencia de los ángeles

No queda duda de que hay ángeles entre nosotros, aunque a veces no nos demos cuenta. Lo único que sabemos con seguridad es que están para ayudar, guiarnos y cuidarnos. A veces parece que no están presentes cuando uno más los necesita, pero si se siguen las revelaciones de la Biblia debemos creer que siempre están ahí. ‘Los justos ángeles hacen lo que Dios les manda; los ángeles caídos trabajan bajo la dirección de Satanás’.

Aprender a discernir el bien del mal

Todos los ángeles fueron creados como ángeles sagrados, pero un tercio de ellos se rebeló contra Dios y perdió su naturaleza sin pecado (Revelaciones 12:9). Satanás, el líder de los ángeles caídos, es un ser mentiroso, asesino y ladrón. Odia a Dios y a las criaturas creadas por Él. La Biblia cuenta que ronda como un león, buscando algo para devorar (1 Pedro 5:8). Tanto Satanás como sus demonios son sobrenaturalmente brillantes, y Satán se disfraza como ángel de la luz (2 Cor 11:14). Disfrazado de esta manera, Satanás y su ejército se introdujeron en nuestra cultura.

Siempre hay que estar al tanto de los dos tipos de actividad angelical en nuestro mundo: el bien y el mal. Aunque hay una serie de libros cristianos maravillosos, también hay muchas publicaciones llenas de contenidos demoníacos de la peor calaña. Las Escrituras dicen que hay que probar los espíritus para ver si vienen de Dios. Hay por lo menos cuatro criterios para identificar a los ángeles de Dios:

  1. Un espíritu de Dios siempre sabe que Jesús es quien vino al mundo para morir por nosotros y redimirnos de la relación con Satán (1 Juan 4:1-6). Un ángel de Dios siempre glorificará a Dios. Los ángeles sagrados nunca atraen la atención hacia sí mismos; trabajan en silencio, detrás de escena, y cuando el trabajo está terminado se van.
  2. Un ángel de Dios no acepta la alabanza, sino que predica la adoración de Dios (Rev. 2:18, 19:19, 22:9). algunos ‘expertos en ángeles’ instruyen a sus seguidores para que amen a sus ángeles y los invoquen para conseguir salud, prosperidad y guía. Los ángeles de Dios son Sus sirvientes, por lo que toda su atención está concentrada en el servicio y la alabanza de Dios, no de sus sirvientes. Dios dice ‘No compartiré mi gloria con otro’ (Isaías 42:8). La Escritura no menciona el amor a los ángeles. Sin embargo, afirma que debemos amara a Dios y Su Palabra, además de al prójimo, pero nunca a los ángeles. Tampoco dice que haya que rezarle a los ángeles.
  3. Un ángel de Dios no viene cuando se reza un mantra o una fórmula, sino que aparece por orden de Dios (Exodo 3:2, Lucas 1:11, Hebreos 1:13, 14). Hay muchos libros con instrucciones sobre cómo contactar a tu ángel, pero la Biblia no permite contactarlos. Los ángeles de Dios no responden a los llamados meramente humanos, sino que responde al comando de Dios. La aparición angelical que se recibe al invocar es la de un demonio disfrazado de ángeles de Dios. En Mateo 26:53 Jesús dice, ‘¿Creen que no puede orar a mi Padre y me dará al instante más de doce legiones de ángeles?’. Si Jesús necesita rezarle a su Padre para que los ángeles vaya en su ayuda, ¿cómo puede ser que la gente común pueda hacerlo por su cuenta?
  4. Finalmente, un ángel de Dios no dará instrucciones o consejos que se desvíen de la Palabra de Dios (Gál 1:8). cuando un ángel comienza a tergiversar la palabra divina, significa que no es un ángel de Dios, sino un demonio. el mismo Satanás quiso confundir a Jesús haciendo mal uso de las Escrituras.

¿Por qué la gente cree con tanta facilidad en los ángeles? La historia de la revista Times de 1993 sobre los ángeles titulada ‘Ángeles entre nosotros’ explicaba que ‘Para aquellos que se ríen de Dios y sus reglas –observan los teólogos- los ángeles son el compromiso bondadoso que no juzga. Y están disponibles para todo el mundo’.

El Arcángel Uriel

El nombre del arcángel Uriel significa “Luz Divina” y su función es acercar a los hombres el conocimiento de Dios. Es la criatura alada más luminosa; la iconografía religiosa lo retrata bajando del Paraíso en una carroza de fuego conducida por níveos corceles.

El Arcángel Uriel

El Arcángel Uriel

También se lo conoce como “Ángel de la Presencia”, “Llama Divina”, “Ángel Salvador” o “intérprete de profecías”. En las Sagradas Escrituras leemos que el Señor envió a este arcángel para prevenir a Noé del diluvio, y que fue quien bajó al Jardín del Edén montado en un rayo solar.

Los dones que es capaz de repartir entre los hombres son el auto-conocimiento y la clarividencia para conducir la acción. Es capaz de ayudar a identificar la luz que habita dentro de cada individuo para descubrir la voz interna y leer en los propios sueños.

También es el “ángel del arrepentimiento”. Capaz de enseñarnos las leyes kármicas y la misericordia de Dios. Se lo conoce como el ángel de vista más poderosa, de mayor agudeza. No sólo real, sino metafóricamente.

Es uno de los siete arcángeles que habitan alrededor del trono divino. Por ser un ángel salvador, Uriel nos revela el método para curar las enfermedades físicas o espirituales de nuestras vidas, transformar las derrotas en victorias y la adversidad en bendición.

Cuando San Miguel venció el combate librado en los cielos, contra el ángel oscuro, sobrevino un período de paz. La Tierra giraba sin manifestaciones de vida todavía. Entonces, el llamado del Creador recorrió el espacio anunciando que había llegado el momento de preparar la llegada del Hombre.

Dios prometió a todos los ángeles que aquél que consiguiera sostener una cadena ligada de planetas sería el regente. Un ángel pequeño e incansable, Uriel, quiso superar el desafío motivado por su enorme amor y entrega a la voluntad de Dios.

Decidió vivir en la superficie terráquea destinando sus energías en el balance y equilibrio de sus órbitas, regando parcelas con lluvias y cuidando la vegetación. Cuando lograba crear un precioso jardín se marchaba muy lejos, olvidándose cuál había sido el anterior.

Cumplido el plazo, el Señor volvió a llamar a los ángeles para que presentaran sus obras. Pero no quedó conforme con lo que éstos habían hecho. Sólo faltaba Uriel… Un séquito de ángeles salió a buscarlo, y lo encontró sentado en un monte muy alto, en un planeta diminuto.

Le avisaron que Dios quería verlo. Le pidió perdón por su olvido y le habló de todos los lugares en los que había trabajado, pero le explicó apenado que no recordaba cómo llegar a ellos pues olvidaba siempre el camino.

El Señor sintió entonces que aquel pequeño ángel había logrado lo que ninguno de los otros había conseguido, porque si no recordaba dónde estaban los mundos que serían el hogar de los hombres, éstos no podrían estar tan cerca como para dominarse los unos a los otros.

Entonces, Dios lo convirtió en arcángel y colocó un sol sobre su cabeza, símbolo de su mayor jerarquía. Le obsequió una divina inteligencia y una eterna memoria, poniendo a la Tierra bajo su cuidado.