Algunos parientes de los dragones: Grifo, Manticora, Gusano de Lambton, Guivre, y Gárgolas

Grifo

Esta criatura es una combinación de dos de los animales más nobles y sus elementos: el león, de la tierra, y el águila, el aire. Es un emblema del conocimiento y el valor, y es el guardián de los reyes. Esta majestuosa bestia es bien conocida todavía por su protección.

Algunos parientes de los dragones: Grifo, Manticora, Gusano de Lambton, Guivre, y Gárgolas

Algunos parientes de los dragones: Grifo, Manticora, Gusano de Lambton, Guivre, y Gárgolas

Manticora

Esta bestia semejante a un león tiene rostro y orejas de hombre, tres filas de dientes afilados, cola de escorpión y una voz musical. Al igual que su pariente, la Esfinge, suele desafiar a sus presas con algún acertijo antes de matarlas.

El gusano Lambton

Esta serpiente fue atrapada por un hombre llamado Lambton mientras pescaba. Su apariencia causó repulsión en Lambton, por lo que lo tiró en un pozo cercano. El monstruo creció y luego comenzó a comerse a los pobladores. No podían matarlo, ya que todas sus heridas se regeneraban. Lambton regresó y descubrió lo que estaba pasando, y, bajo el consejo de un hombre sabio, se puso una armadura cubierta de púas y destruyó al gusano, reduciéndolo a pedazos que tiró al río.

El Guivre

Un dragón-serpiente cuyo aliento es capaz de generar plagas y enfermedades. Le avergonzaba la desnudez, por lo que huía si veía a alguien desnudo.

La gárgola

Se trata de un dragón que surgió de las aguas del Sena, el río de Francia. Lanzó un terrible torrente de agua desde su boca que inundó la tierra. La llamaron Gargouille o ‘gargler’. La señal de la cruz la subyugaba. Los pobladores del país realizaron estatuas de la criatura para inspirar miedo; estas estatuas son as conocidas gárgolas.

Algunos parientes de los dragones: Quetzacoatl, Mo-o, Monstruo del Lago Ness, Wivern, Amphisbaena, Cockatrice, y Quimera

Quetzacoatl

Este dragón mexicano es conocido como un Amphiptere. Tiene las alas de un ave quetzal y la cola de una serpiente.

Algunos parientes de los dragones: Quetzacoatl, Mo-o, Monstruo del Lago Ness, Wivern, Amphisbaena, Cockatrice, y Quimera

Algunos parientes de los dragones: Quetzacoatl, Mo-o, Monstruo del Lago Ness, Wivern, Amphisbaena, Cockatrice, y Quimera

Mo-o

El nombre de este dragón polinesio significa ‘gran criatura del mar’. Se creía que robaba las pertenencias de la gente y movía las ostras a distintas tierras para que la gente no pudiera vivir del cultivo de ellas.

El monstruo del Lago Ness

Esta criatura fue vista por muchas personas en Escocia, y vive en el Lago Ness. Es una criatura de piel lustrosa, parecido a una ballena u otras criaturas marítimas.

El Wivern

Un dragón heráldico de Gales, con la parte de delante de un dragón alado y la de atrás de una serpiente o lagarto. Tiene distintas partes en su cuerpo; a veces tiene dos alas y dos patas, otras tiene cuatro piernas. Algunos usan la palabra que viene del término inglés antiguo ‘wyvre’ y otros del francés antiguo, ‘wivre’.

Amphisbaena

Esta criatura tiene dos cabezas, una en el lugar usual, y otra en su cola. Podía meter una cabeza adentro de la otra y rodar hacia donde quisiera. Se decía que era una criatura muy maligna. Algunos retratos de ella la muestran con pies, y otros sin, como una serpiente.

Cockatrice

Este pequeño lagarto es una de las criaturas más letales. Tiene la cabeza, cuello y pecho de un gallo, las alas de un murciélago y la cola de un lagarto. Su mirada puede matar al instante, su aliento puede quebrar las rocas. La forma más efectiva usada por los hombres para matarlo era mostrándole su propio reflejo. La única manera en que esta criatura se puede reproducir es incubando el huevo de un gallo de siete años incubado por un sapo en estiércol.

Quimera

La bestia de la mitología griega tiene tres cabezas. La cabeza de un león era la principal, luego salía una de cabra de su espalda y en su cola había una de serpiente. Su aliento era fuego. El héroe Belerofonte la mató con una lanza que tiró hacia su estómago.

Algunos parientes de los dragones: Tiamat, Hidra, Serpiente Midgard, Cetus, Grendel, Tatsu, y Naga

Tiamat

-El mito babilónico sobre la creación (‘Enuma Elish’) cuenta sobre una criatura semejante a la serpiente, la Madre de los dioses. Sus escamas eran duras y no podían ser atravesadas por armas. Fue decapitada por Marduk, un hombre. Muchas veces se refieren a ella como el monstruo del aire, lo cual la relaciona con dicho elemento.

Algunos parientes de los dragones: Tiamat, Hidra, Serpiente Midgard, Cetus, Grendel, Tatsu, y Naga

Algunos parientes de los dragones: Tiamat, Hidra, Serpiente Midgard, Cetus, Grendel, Tatsu, y Naga

Hidra

Es el dragón de muchas cabezas de la mitología griega. Puede tener alas o no. Cuando le cortaban una de sus cabezas, dos nacían en el mismo lugar. La hidra más famosa de todas fue vencida por Hércules, quien usó una llama mágica.

La serpiente Midgard

Esta serpiente era una de las hijas de Loki, pero fue exiliada del Árbol Sagrado (Yggdrasil) por Odín cuando era un bebé. Sin embargo, esta pequeña serpiente creció hasta llegar a abarzar a la Tierra. Este dragón-serpiente tiene muchos conflictos con el poderoso Thor, con quien se enfrentará durante la batalla final de la tierra, la Ragnarok.

Cetus

La Serpiente marítima de la mitología griega que recibió como ofrenda de sacrificio a Andrómeda de manos de su padre, Cefeo. La causa del sacrificio fue la comparación de su madre con las Náyades, ninfas del mar. Perseo cabalgó sobre Pegaso para salvarla, mató a Cetus y luego se casó con Andrómeda.

Grendel

El horrible monstruo fue vencido por Beowulf luego de que matara a varias personas. Poco se sabe sobre su apariencia, las descripciones lo muestran como un troll o como una serpiente. Luego de su muerte, su madre lo vengó, aunque murió en el intento.

Dragón celestial

Es el Amo de los dragones chinos. Tiene cinco garras en sus pies y 117 escamas, de las cuales 81 están fundidas con el yang (el bien) y 36 con el ying (el mal). Este fue el dragón de los emperadores chinos, aunque hay muchos otros tipos, entre los que se incluyen el dragón de los tesoros escondidos, el alado, el carnudo y el amarillo.

Tatsu

Es un dragón japonés con tres garras, similar el ‘lung’ chino.

Naga

Son criaturas indias con torsos y cabeza humanos, y cuerpo y cola de serpiente. Tienen su propia sociedad y reinos bajo la tierra. Hay distintos tipos de nagas, como los Divinos, los Celestiales, etc.

Dragones de las montañas y los bosques

Los dragones de las montañas y los bosques suelen parecerse al dragón occidental, pero tienen un cuerpo más pesado, cuatro patas, enormes alas, cuellos largos y cola. Los dragones de las montañas tienen un físico más robusto que los de los bosques.

Dragones de las montañas y los bosques

Dragones de las montañas y los bosques

Este tipo de dragones ayuda a construir bases duraderas en la vida. Se relacionan con los objetivos a largo plazo, la estabilidad, la resistencia física y mental, la responsabilidad y a veces la fuerza para afrontar las responsabilidades existentes. También ayudan a ganar prosperidad y éxitos a partir del esfuerzo personal y la planificación.

Los dragones de los bosques viven en bosques profundos, arboledas, a veces cuevas solitarias en árboles. Aman el patrón cambiante de la luz a través de las ramas y las hojas. Tienden a enojarse y a veces se ponen violentos si dañan o destruyen sus bosques sin razón alguna.

Tanto los dragones de las montañas como los del bosque viven en áreas cercanas a los pueblos y granjas habitadas por humanos. En ocasiones esto fue una fuente de conflicto, y en otras no, dependiendo del comportamiento de los humanos. Luego del advenimiento del Cristianismo, los dragones fueron cazados con gran determinación, hasta que desaparecieron del plano físico.

Algunos de estos dragones pertenecen a la variedad de aquellos que vivieron durante la antigüedad alrededor de cementerios o de montículos fúnebres, sobre todo si había tesoros adentro.

Los dragones de las montañas generalmente se encuentran en picos altos o en erupciones escarpadas. Algunos de los mayores establecen sus dominios en la cima, donde el viento y la nieve guarnecen sus enormes cuerpos.

Los dragones de bosques y montañas son de color verde, marrón y azul, y generalmente tienen filas de escamas afiladas en sus cuellos y torsos.

Dragones de fuego

El elemento Fuego gobierna el cuarto sur del círculo. Está dominado por Fafnir, quien lidera a los dragones del Fuego y los rayos solares. Su color es rojo puro; es cálido y seco. Las asociaciones positivas del Fuego son: noche, verano, sol, sangre, entusiasmo, actividad, cambio, pasión, coraje, atrevimiento, voluntad, liderazgo. Las asociaciones negativas son: odio, celos, miedo, ira, guerra, egocentrismo, conflictos, rayos.

Dragones de fuego

Dragones de fuego

Las subespecies de la familia son las relacionadas con el fuego y los volcanes. Las subespecies del desierto y de las regiones áridas, además de las del caos y la destrucción, suelen trabajar cerca de los dragones de este elemento. Los dragones del fuego y de los volcanes son de colores rojizos, naranjas y amarillo profundo. Tienen cuerpos gruesos y pesados, y colas y cuellos largos. Algunos de ellos duermen en volcanes apagados durante largos períodos de tiempo antes de su activación. Estos dragones también se encuentran en los incendios forestales y en fogatas de gran estructura. Son impredecibles, poco fiables y difíciles para trabajar. Si no se los maneja bien, los dragones de fuego son capaces de hacer su voluntad en detrimento de los demás. Cumplen con los objetivos pero utilizan todo tipo de medios para llegar a sus fines. Ayudan con las purificaciones personales en todos los niveles de energía, coraje, resistencia para terminar proyectos y eliminar obstáculos y barreras. Cualquier que necesite ayuda para eliminar dificultades los necesitará, ya que estos dragones son capaces de hacer lo que sea con tal de cumplir sus objetivos. Los resultados pueden ser rápidos y difíciles de manejar a nivel emocional.

Dragones de los Mares y otras aguas

Los dragones que viven en los mares, lagos, ríos, estanques y otros lugares acuáticos, tienen la forma de los dragones orientales. Generalmente son largos y parecidos a una serpiente con patas o alas.

Sus colores van desde las distintas tonalidades de azules hasta los verdes oscuros. De hecho, sus gamas cromáticas cubren todos los tonos del agua en donde vivan. Todos tienen un tono plateado para sus escamas con un tono de azul en las escamas del estómago. Tienen escamas plumosas alrededor de sus bocas y en sus torsos. Estos dragones pueden ser muy grandes o muy pequeños dependiendo del lugar donde residan. Los dragones de los mares y otras aguas ayudan con las emociones, ya sea calmándolas o construyendo una barrera protectora alrededor de ellas. También sirven para movilizar los eventos de la vida de uno, crear cambios (sobre todo aquellos relacionados con la liberación del control emocional de otras personas), calma en todos los niveles del ser, etc.

Los avistamientos de estas criaturas están tan bien documentados que es fácil rebatir las opiniones escépticas. Los dragones de mar fueron vistos en todo el mundo, sobre todo en Escandinavia, Dinamarca, las Islas Británicas y Norteamérica, así como en varios lagos y ríos.

Ninguna otra especie draconiana ha estado tan bien documentada como la de las aguas, no sólo en historias y mitos, sino también en registros oficiales de los gobiernos.

Los dragones de los elementos

Dragones del aire

El elemento Aire gobierna el cuarto oriental del círculo. El dragón que domina es Sairys, que lidera a los dragones de los vientos y las brisas. Su color es amarillo; es cálido y húmedo. Las asociaciones positivas del Aire son: amanecer, primavera, respiración, optimismo, alegría, inteligencia, rapidez mental, renovación. Las asociaciones negativas son: frivolidad, chismes, falta de atención, despiste y  el alardeo.

Los dragones de los elementos

Los dragones de los elementos

Los dragones de este elemento pertenecen a la familia de seres dracónicos cuya subespecie incluye a los de viento, tormenta y clima. A veces unen fuerzas con los dragones del fuego y los volcanes, los mares y las aguas, las montañas y los bosques, y los del caos. Como ningún elemento trabaja totalmente solo, ya sea en tareas mágicas o actividades físicas, los dragones elementales unen sus poderes para cumplir sus tareas. A veces hay conflicto entre los poderes elementales, lo cual produce grandes disturbios atmosféricos y ambientales, pero este no es el caso en general.

Dragones de la Tierra

El elemento Tierra gobierna el cuarto norte del círculo. Su líder es Grael, quien está a cargo de los dragones de las montañas, tierras, minerales, gemas y rayos lunares. Su color es verde oscuro; es frío y seco. Las asociaciones positivas a la Tierra son: medianoche, invierno, respeto, resistencia, responsabilidad, estabilidad, prosperidad, propósito vital y sensatez. Las asociaciones negativas son: rigidez, poca voluntad para los cambios o para ver el otro lado de un problema, terquedad, falta de conciencia, vacilación. Los dragones de Tierra son los más plácidos, a menos que se los requiera para desencadenar grandes cantidades de energía, como en los terremotos. Las subespecies que pertenecen a este elemento son los dragones de las montañas y los bosques, y los del desierto y las regiones áridas. El elemento Tierra trabaja de cerca con los dragones de fuego y volcanes, así como con los del caos y la destrucción.

Dragones del Viento, las Tormentas y el Clima

Los dragones del viento, las tormentas y el clima son criaturas largas y esbeltas, y algunos tienen alas de gasa mientras que otros vienen con el ‘bulto volador’ oriental en sus frentes. Debajo de la columna hay cerquillos de tejidos membranosos. Suelen ser amarillo o azul pálido, pero cambian a rojo, naranja, violeta o negro furioso cuando invocan tormentas. Por encima de sus ojos se alzan largas antenas plumosas.

Son excelentes ayudantes para controlar los excesos del clima. También sirven para movilizar las actividades vitales, sobre todo en las áreas de procesos creativos y mentales. Otras de sus funciones tienen que ver con la protección, la flexibilidad mental, la apertura a nuevas ideas, la evasión de obstáculos, etc. A veces estos dragones tienen escamas que se asemejan a plumas y rodean sus ojos y cuellos. Uno de estos dragones era el Henham inglés, del cual hay mucha documentación. Tenía nueve pies de largo, alas pequeñas y ojos curiosos rodeados de plumas. El dragón Henham realizó varias apariciones ante un buen número de observadores durante varios años antes de su desaparición.

Dragones metálicos: entre dragones bronces y los dragones de oro

Los dragones metálicos de la fantasía moderna son criaturas bondadosas, a diferencia de los dragones cromáticos.

Dragones metálicos: entre dragones bronces y los dragones de oro

Dragones metálicos: entre dragones bronces y los dragones de oro

Todos los dragones tienen la opción de ser buenos o malos, pero existen ciertas tendencias basadas en el tipo. A diferencia de los dragones cromáticos, que generalmente son malos, los dragones metálicos son buenos. Existen cinco clases de dragones metálicos: los de bronce, los de oro, los de plata, los de latón y los de cobre.

Dragones de Latón

Son los más gregarios de todos los dragones y son famosos por su amor a la conversación. Les gusta la luz solar y el calor seco, por lo que frecuentan regiones áridas, particularmente desiertos. Suelen hacer sus guaridas en cuevas rocosas, altas.

Los dragones de latón tienen escamas marrones moteadas. A medida que el tiempo pasa, las escamas incrementan su color latón hasta que llegan a tener una apariencia cálida, como barnizada. Los dragones de Latón tienen labios muy expresivos, que les son muy útiles ya que les gusta mucho hablar. Lanzan fuego cuando respiran.

Dragones de Bronce

Los dragones de bronce no toleran la crueldad o la anarquía en ninguna forma, tienen un fuerte sentido de la justicia. También son inquisidores y los humanos los fascinan. Viven cerca de aguas profundas, sobre todo en áreas tropicales costeras e islas. Siempre están en una lucha constante contra las criaturas marítimas malignas, y suelen vivir en cuevas o lagos subterráneos.

Los dragones de bronce tienen una lengua puntiaguda. Sus pies son palmeados y tienen membranas detrás de sus miembros anteriores. Sus escamas son suaves y chatas.

Dragones de Cobre

Tienen la reputación de ser bromistas incorregibles, contadores de chistes y de acertijos. Viven en montañas y tierras secas, en cuevas estrechas.

Los dragones de Cobre tienen hombros y muslos enormes, lo cual los convierte en buenos saltarines y escaladores excelentes. Al igual que otros dragones metálicos, sus escamas son opacas cuando nacen y se ponen más brillantes a medida que crecen. Aman compartir chistes y comen prácticamente cualquier cosa.

Dragones de oro

Los dragones de oro son los campeones de la lucha contra el mal. Generalmente se embarcan en cruzadas autoimpuestas para promover el bien. Hacen sus guaridas en áreas recluidas como desfiladeros profundos o mesetas altas.

Los dragones de oro tienen cuernos grandes, suaves y metálicos, además de bigotes alrededor de su boca. Huelen a azafrán e incienso.

Dragones plateados

Estos dragones disfrutan ayudando a los dóciles y sumisos. Generalmente están preocupados por la protección de los inocentes y la curación de sus heridas. Aman las montañas altas, los cielos abiertos con nubes hinchadas. Les gusta volar y a veces planean por horas, sólo por placer.

Un dragón de plata tiene una nariz semejante a un pico, una barbilla fuerte y una lengua puntiaguda. No son violentos y evitan el combate siempre que pueden. Son los más sensibles de todos los dragones.

Dragones azules y dragones blancos

Los dragones azules son vanidosos y pensativos. Viven en áreas secas y cálidas, como los desiertos o las estepas áridas.

Dragones azules y dragones blancos

Dragones azules y dragones blancos

Un dragón azul puede ser identificado por sus orejas emperifolladas y su cuerno. Sus ojos son suaves, brillantes y tienen pupilas que parecen reflejar la eternidad cuando uno mira n ellas. Dondequiera que va deja un aroma a ozono y arena.

Les encanta planear en el aire desértico. Es un carnívoro dedicado que se alimenta de serpientes, lagartos y ocasionalmente plantas desérticas, aunque prefiere animales como el camello. Los dragones azules son una verdadera amenaza para las caravanas que cruzan el desierto. Prefieren atacar a la gente en emboscadas. La sorpresa y la distancia son sus grandes aliadas. Les gusta sentarse a reflexionar. Su sangre es azul, es decir, son nobles. Respetan la ley y tienen cierto sentido de la moral.

Son buenos rastreadores. Pueden disparar rayos con su respiración.

Dragones blancos

Los dragones blancos son pequeños e inteligentes. Viven en climas gélidos, generalmente áreas árticas o en la cima de las montañas. Viajan solos y tienen muy buenas memorias. Prefieren la soledad de las planicies nevadas y las cuevas, lejos de los rayos del sol.

Un dragón blanco puede ser identificado por su mirada inteligente y expresión intensa. Sus escamas se parecen a la piel o a las plumas. Sus pies anchos y uñas afiladas lo ayudan a caminar por hielo. Un aura de frialdad parece emanar del dragón blanco.

Al vivir en climas fríos, los dragones blancos prefieren que su comida esté helada. Si sus víctimas no están congeladas, ellos las dejan en la nieve hasta que lo estén.

Si uno se encuentra con un dragón blanco, hay que estar alerta y tener cuidado. La mejor defensa es asustarlo o intimidarlo, ya que son criaturas cobardes. Emana escarcha helada cuando respira.

Dragones negros y dragones rojos

Dragones negros

Los dragones negros son criaturas viles, de mal temperamento y obsesionadas con la muerte. Viven en hábitats fétidos y pantanosos. Encuentran placer en el aroma de cadáveres putrefactos. Su dominio está en los pantanos y la jungla. Son abusivos, malévolos y se enojan rápidamente. Sus corazones son tan negros como sus escamas.

Dragones negros y dragones rojos

Dragones negros y dragones rojos

Un dragón negro puede ser identificado por su apariencia esquelética y gris. Sus ojos son cuencas profundas. Sus dos grandes cuernos están curvados hacia abajo. La carne de su rostro parece deteriorada, como quemada por ácido. De su amenazante boca sale ácido. Huelen a vegetación podrida, agua estancada y ácido venenoso.

Los dragones negros viven en hábitats pegajosos y húmedos, y se alimentan de peces y otras criaturas acuáticas. Comen carne, pero prefieren dejar a sus víctimas flotando en los estanque por días ates de comerlas.

Si uno se encuentran con un dragón negro, hay que tener cuidado porque prefiere los ataques sorpresa antes que la lucha rente a frente. Es más activo a la noche, ya que en la oscuridad se siente más poderoso y confiado. Su aliento es un gas ácido y venenoso.

Dragones rojos

Los dragones rojos son avariciosos, envidiosos y están obsesionados con el incremento de sus tesoros. Viven en lugares cálidos, como volcanes o islas tropicales. El dominio del dragón rojo está en la montaña y la isla. Son vanidosos, astutos y terribles.

Un dragón rojo puede identificarse por sus largas alas y cuernos. Tiene una lengua rojiza y bifurcada. Cuando está enojado aparecen llamas en sus fosas nasales. Sus ojos brillan con avaricia cuando ve un tesoro. Huele a humo y sulfuro.

Los dragones rojos son extremadamente territoriales. Prefieren comer carne, sobre todo humana. Son conocidos por forzar a los pobladores de algunos lugares a sacrificar doncellas para ellos. La mejor parte de la comida para un dragón rojo es la sangre.

Los dragones rojos expiran fuego mortal.

Tipos de dragones: dragones verdes

En la fantasía moderna, los dragones se definen por su color generalmente. Hay muchos tipos de dragones; desde los crueles y viles hasta los astutos y majestuosos, los dragones han inspirado y aterrorizado a muchos a lo largo de la historia. Dos de los principales tipos de dragones son los metálicos, que son buenos, y los cromáticos, que son malignos.

Tipos de dragones: dragones verdes

Tipos de dragones: dragones verdes

Dragones verdes

El dragón verde es una criatura beligerante, maestra de la intriga, la política y las murmuraciones. Son crueles. Prefieren los bosques, mientras más antiguos sean los árboles, mejor. En lugar de ser agresivo directamente, prefieren elaborar sofisticados planes para ganar poder o riqueza con el menor esfuerzo posible. Sus guaridas se encuentran detrás de las cascadas o cerca de lagos, estanques o ríos. Mientras más cerca uno esté de sus guaridas, más oscuro es el bosque. La maldad está en el aire y se mezcla con los aromas del bosque para producir hedores fatales.

La cabeza del dragón verde está cubierta de escamas. Tiene cuello y piernas largas, y se parece a un brontosaurio.

El dragón verde es un mentiroso consumado y un maestro de la evasión verbal. Tan solo hablar con uno de ellos puede llevar a la destrucción. Cuando atacan,  generalmente empalan a su presa, a veces durante días enteros. Tienen una paleta para la carne de elfo. Les encanta jugar con sus víctimas. Usa el camuflaje para ganar ventaja, y está obsesionado con la vida y el crecimiento. Por eso buscan la vida eterna. Suelen ser envidiosos.

Son buenos rastreadores. Al dragón verde le gusta inspirar terror en sus víctimas antes de matarlas.

Los dragones verdes respiran un gas venenoso que en realidad es cloro.