Vampire Hunter D

Vampire Hunter D es una serie de novelas japonesas escritas por Hideyuki Kikuchi e ilustradas por Yoshitaka Amano desde 1983.

Vampire Hunter D

Vampire Hunter D

Hasta la fecha se han publicado veintiún volúmenes de la serie principal, y algunos de ellos incluían cuatro libros. La serie también dio lugar a la creación de un anime, un audio-drama y adaptaciones manga, así como a libros de arte y guías.

Argumento

D, una suerte de caballero solitario errante, vive en una especie de futuro post-nuclear que combina elementos del género ‘pulp’: western, ciencia ficción, horror, fantasía, mitos lovecraftianos, folclore y ciencias ocultas. El planeta, anteriormente aterrorizado por los elegantes y crueles Nobles (vampiros), demonios, mutantes y otras creaciones tecnológicas, está volviendo al control humano y el orden, en parte gracias a la decadencia que trajo la caída de los vampiros y la aparición de una casta de cazadores independientes que son contratados para eliminar amenazas sobrenaturales.

El año es aproximadamente el 12 090 DC. En algún momento de 1999 estalló una guerra nuclear. La nobleza estaba conformada por vampiros que planeaban este conflicto y buscaban reconstruir su civilización en refugios. Usaron su ciencia en combinación con magia para restaurar al mundo a su gusto. Casi todas las criaturas fueron creadas de la nada, a excepción de algunos demonios que sobrevivieron al holocausto. A pesar de que su tecnología les permitió crear un sustituto para la comida, siguen prefiriendo alimentarse de humanos. En consecuencia hicieron una civilización donde los vampiros y los humanos coexisten, con la eventual construcción de ciudades. La sociedad se estanca cuando la tecnología de los vampiros llega a su cenit, ya que, según una profecía, estaban condenados a caer a manos de los humanos cuando llegara ese momento. Para evitar esto modificaron la raza humana, de manera que no recordaran las debilidades de los vampiros, como el ajo y los crucifijos.

A diferencia de los vampiros de los mitos tradicionales, los de la Nobleza se podían reproducir sexualmente, aunque sus hijos nunca envejecerían tras llegar a la madurez física porque heredan la inmortalidad de sus padres.

D es un ‘dhampir’, un hijo de padre vampiro y  madre humana, el cazador de vampiros ideal. Es conocido por su habilidad y su gracia, pero temido y despreciado por su mezcla de linajes. A menudo subestimado por sus enemigos, D posee poderes y recursos sorprendentes, ya que tiene la fortaleza de los Nobles y sólo algunas de sus debilidades comunes. En las dos películas se ve que su poder no es solo físico, sino que se extiende al mundo mágico también. Sus poderes sobrenaturales lo convirtieron en uno de los seres más fuertes del mundo, sino en el segundo, superado sólo por su padre. Sin embargo, D prefiere sus habilidades físicas y sólo usa la magia en tiempos de gran necesidad. A diferencia de la mayor parte de los dhampirs, D es capaz de vivir como un ser humano ‘normal’; sin embargo, está marcado por su belleza excepcional y su aura sin igual, por lo que rara vez es aceptado en entornos humanos. En lo que respecta a sus debilidades, a veces sufre la ‘enfermedad del sol’, un golpe de calor severo que curre cada cinco años. D se recupera de esto mucho más rápido que otros dhampirs. Generalmente lleva varios días hacerlo, y más en el caso de los dhampirs poderosos, pero D se recupera en horas. Fuera de eso, D no sufre de otras debilidades que comúnmente afectan a los dhampirs.

Mano Izquierda afirma en ‘Vampire Hunter D: Bloodlust’ lo siguiente: “Drácula se puso impaciente con la Condesa Sangrienta y tu padre, el rey de los vampiros, se cansó de su glotonería y la empaló en ‘La Espada’’. Las teorías sobre si la espada de D es la que usó su padre para matar a la Condesa es debatible. Es importante notar que la película difiera mucho del libro en este asunto, ya que en las novelas no se diferencia entre Drácula, el rey de los vampiros y el padre de D, lo cual sugiere que son la misma persona.

D es el ‘hogar’ de Mano Izquierda, un rostro humano que reside en su palma izquierda y puede absorber cantidades masivas de materia a través de un túnel de vacío o un remolino de viento. Mano Izquierda disfruta de molestar a D, pero nadie la registra. En casi todo momento la mano de D parece normal. Además de aportar un contraste para el carácter reservado de D, Mano izquierda es increíblemente útil y posee muchos poderes misteriosos, como la psicometría, la inducción del sueño, la determinación de las condiciones mentales de una víctima y la habilidad de medir los poderes sobrenaturales o proezas de un enemigo. En la primera y segunda novelas, mano izquierda también logra revivir a D luego de consumir a los cuatro elementos y convertir la energía resultante en vida. Esta habilidad incluso salva a D de la estaca fatal que Rei-Ginsei le había clavado en la primera novela. Mano izquierda posee mente y voluntad propias, y actúa como guía de D y compañía permanente, lo cual le da un reservorio de conocimiento sobre la cultura perdida de los Nobles. Su origen, sin embargo, es desconocido y no se sabe cómo llegó a unirse a D. sin embargo, en el tercer libro se dan algunas revelaciones sobre su naturaleza y queda implícito que era uno de los Barbarois que servían en el séquito personal de Drácula.

D conduce un caballo cibernético con piernas mecánicas y otros dispositivos, lleva una espada parecida a la cimitarra diseñada por Yoshitaka Amano en otras obras, sólo que la de D es similar a la de los nodachi japoneses. D siempre lleva un pendientes azul místico que evita que muchas de las defensas automáticas (como los rayos láser y las pequeñas bombas) creadas por la Nobleza en el milenio pasado funcionen correctamente, lo cual le permite entrar a sus castillos fácilmente. En las novelas y el juego también usa agujas de madera que puede lanzar a una súper velocidad. Protege su rostro lechoso de la luz del mediodía con su largo cabello negro, su capa oscura y un sombrero de bordes amplios. Aunque parece tener tan solo diecisiete o dieciocho años en la primera novela, su edad es desconocida. Su belleza es encantadora, por lo que maravilla a las mujeres e incluso en ocasiones a los hombres.

Poco es lo que se sabe sobre el pasado o la familia de D. algunos Nobles corren rumores que cuentan que su progenitor, el ancestro sagrado conocido como Conde Drácula, se acostaba con una humana llamada ‘Mina el hada’. Drácula realizó horribles experimentos para cruzar razas consigo mismo e innumerables mujeres, y el único resultado exitoso fue D. Este no quiere saber nada con su padre y se niega a llevar su verdadero nombre. En su lugar, lo acortó a la primera letra.

El papel de Drácula en las novelas es muy variado, ya que aparece como la perdición y la ruina de pueblos, y fue deificado como un legendario rey-dios por los vampiros, muchos de los cuales ni siquiera lo conocieron en persona. D cita los preceptos de Drácula (‘Invitados transitorios somos’) en la primera novela. Drácula aparece como un justiciero admirado por su inteligencia y también como un científico despiadado (en la segunda novela) que condujo experimentos de hibridación con humanos para perpetuar su especie. D se encontró con su padre por lo menos en una ocasión, como cuando D se acerca a lugares donde permanece el poder de su padre y recuerda lo que le dijo: ‘Tú eres mi único éxito’. Como D, Drácula es retratado como un vagabundo misterioso y apuesto.