Tag Archives: animales prehistóricos

Hadrosaurus foulkii

En el año 1858, el primer dinosaurio americano conocido fue descubierto en un hoyo montañoso de la pequeña ciudad de Haddonfield, en Nuevo Jersey.

Hadrosaurus foulkii

Hadrosaurus foulkii

Aunque numerosos fósiles habían sido encontrados antes, su naturaleza no había sido discernida correctamente. En artículos anteriores mencionamos que, en China, se creía que los enormes huesos habían pertenecido a dragones arcaicos.

La criatura fue bautizada con el nombre Hadrosaurus foulkii. Se trataba de un hallazgo extremadamente importante: el Hadrosaurus constituía el primer esqueleto casi completo encontrado de dinosaurio, y era claramente una criatura bípeda.

Decimos que se trató de un descubrimiento revolucionario dado que, hasta ese momento, la mayoría de los científicos había creído que los dinosaurios se desplazaban en cuatro patas, como los lagartos actuales.

Por eso, los descubrimientos del paleontólogo Foulke dispararon una onda maníaca en los Estados Unidos vinculada a estos animales prehistóricos, que rápidamente estimuló el merchandising.

Para los estándares humanos, evidentemente los dinosaurios son criaturas de aspecto fantástico, de tamaño descomunal. A ello se debe que hayan capturado con tanta velocidad la imaginación pública.

Luchas de Dinosaurios
Luchas de Dinosaurios

Sólo tres décadas después de las primeras descripciones científicas de los restos de dinosaurios, las famosas esculturas fueron erigidas en Cristal Palace Park de Londres. Estas creaciones artísticas excitaron al público tan fuertemente que comenzaron a venderse pequeñas reproducciones de las mismas.

Desde la apertura del Palacio de Cristal, diversas exposiciones sobre dinosaurios se han inaugurado en parques y museos alrededor del mundo… La gran repercusión científica y popular de estos seres prehistóricos va de la mano.

Aunque la velocidad de extinción de estas criaturas excepcionales no se pueda deducir de los restos fósiles hallados, varios modelos sugieren que la extinción fue extremadamente rápida.

El consenso entre los científicos que apoyan la teoría de la “colisión meteórica” es que el impacto causó extinciones inmediatas (por el calor del impacto del meteorito) y también indirectamente (por el frío mundial generado cuando la materia expulsada del cráter reflejó la radiación térmica solar).

Dinosaurios en el cine, dinosaurios en la literatura

La competencia de museos para captar la atención pública condujo directamente a la “guerra de los huesos” emprendida por Cope y Marsh. Esta polémica tornó espectacular el interés por las “ciencias del dinosaurio”.

Dinosaurios en el cine, dinosaurios en la literatura

Dinosaurios en el cine, dinosaurios en la literatura

Estos animales prehistóricos ocupan un lugar central en la cultura moderna. La palabra “dinosaurio” en sí misma se ha incorporado el léxico inglés como expresión para describir cualquier cosa que sea grande e impráctica, que se mueva lentamente o que sea anticuada al límite de la extinción.

Es decir: la preocupación pública por los dinosaurios condujo a su ingreso inevitable en otros ámbitos de la cultura popular mundial, fuera de la Paleontología.

Comenzando con una mención del Megalosaurus en el primer párrafo de La casa triste, escrita en 1852 por el escritor Charles Dickens, los dinosaurios se han ofrecido en un amplio arsenal de trabajos ficticios.

Más tarde encontramos un libro de 1912, El mundo perdido, de sir Arturo Conan Doyle, luego el icónico film King Kong de 1933 y la introducción de Godzilla en 1954, que han tenido numerosas secuelas en la novela Parque Jurásico, escrita en 1990 por Michael Crichton, con su posterior versión fílmica en 1993. Esos son algunos ejemplos prominentes de la larga tradición de los dinosaurios en la ficción literaria y cinematográfica.

Montando Dinosaurios
Montando Dinosaurios

Por otra parte, los escritores de no-ficción -incluyendo prominentes paleontólogos- también han intentado aprovechar el renombre de los dinosaurios -especialmente populares entre los niños- para educar a los lectores principiantes sobre dinosaurios y ciencia en general.

Los íconos de dinosaurios son, además, sumamente utilizados para la publicidad, donde numerosas compañías intentan promocionar sus productos caracterizando a sus rivales como lentos y obsoletos… A la manera de dinosaurios contemporáneos.

Por último, varios grupos religiosos tienen diferentes opiniones sobre los dinosaurios, distintas a las postulaciones científicas, dado que tales teorías se oponen a la historia de la Creación de las Sagradas Escrituras.

Por su parte, la comunidad científica no acepta tales interpretaciones religiosas sobre la gestación de los dinosaurios.