Tag Archives: Arcángeles y Ángeles

Rituales Para Entrar En Contacto Con Tu Ángel

Todos tenemos un ángel de la guarda asignado desde el día en que nacemos. Si tienes interés por conocerlo, lo puedes lograr.

Rituales Para Entrar En Contacto Con Tu Ángel

Rituales Para Entrar En Contacto Con Tu Ángel

Existen procedimientos y rituales para entrar en contacto con el ángel de la guarda de cada uno, sólo tienes que recordar que tu  custodio es un ser celestial destinado a cumplir una misión contigo, en la Tierra, y que él es completamente diferente al “alma” que poseen los hombres. Pues cuando uno muere, es el ángel de la guarda quien acompaña a nuestra alma a dar cuenta de los actos realizados en la Tierra.

Ya desde el siglo VI, Dionisio Aeropagita, nos explica que existen jerarquías dentro de la congregación de ángeles. Nos dice que son tres jerarquías: en la primera están los Serafines, los Querubines y los Tronos, en la segunda tenemos a las Potestades, Virtudes y Poderes. Y finalmente, más cerca de nosotros, están los Principados, Arcángeles y Ángeles.

Las enseñanzas judeocristianas afirman que estas jerarquías se organizan en forma circular y concéntrica. A la primera jerarquía pertenecen los que están más cerca de Dios. Por lo tanto, sólo se podrá contactar a los ángeles de la tercera jerarquía, porque ellos son los que están relacionados directamente con la humanidad y tienen la tarea primordial de proteger a los hombres.

Los ángeles, al ser los mensajeros de Dios, constituyen nuestro contacto real con Él. Es decir:  si todos tenemos cerca a nuestro ángel de la guarda, señalado por Dios para ayudarnos, es lógico que el Señor estará contento de saber que hacemos lo posible por conocerlo.

Él forma parte, entonces, de nuestra vida. Y podemos contactarlos. Pero se hace difícil porque actúan en diferente vibración a la de los seres humanos. Así que, para comunicarnos con ellos, lo único que necesitamos es coincidir con su mismo ritmo de vibración. Esto significa que, si deseas contactarlos, deberás aprender a entrar en una vibración similar a la suya. Para lograrlo deberás cumplir los siguientes pasos:

PRIMER PASO: Prepara un lugar especial.

Determina un lugar para el encuentro, un sitio lo más tranquilo posible. Puede ser tu habitación -si no la compartes con otra persona- así no corres el riesgo de que alguien entre de improviso y te interrumpa, ya sea con su presencia o haciéndote preguntas.

Debes limpiar la habitación. De todo residuo de polvo y ordenarla bien. Recuerda que los ángeles comparten la armonía del universo, donde todo está en su lugar y es agradable a la vista.

Si tienes un vaporizador que te permita utilizar aceites esenciales, úsalo durante toda la sesión. Recuerda que a los ángeles les agradan los aromas delicados y los inciensos. Eso lo demostraron con las ofrendas que hicieron los Reyes Magos a Jesús. Y muchos consideran que los reyes, en realidad, eran ángeles.

Te pueden servir las infusiones de hojas de limón o de naranja, ya que el vapor aromatizará el ambiente. Debes prender velas aromáticas porque el aroma y la luz atraen su atención y lo relacionan con llamados de auxilio o ayuda.

El lugar se debe hallar, preferentemente, en penumbra. Recuerda que los ángeles son seres celestiales y de luz, por lo tanto, en un ambiente de penumbra tú podrás notar con mayor facilidad su presencia.

Querubines

De acuerdo con el diccionario, un “querubín” es un ángel perteneciente al segundo coro, cuya jerarquía se encuentra por debajo de la escala de los serafines… Una segunda acepción considera “querubín” a una persona de belleza singular. Nos concentraremos en la primera definición.

Querubines

Querubines

De acuerdo con los teólogos, la máxima perfección del Ser se encuentra en Dios. En él coexisten tres personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Descendiendo un nivel de perfección existencial -tomando como base las ideas sobre seres angélicos desarrolladas por Pseudo Dioniso Aeropagita en su obra acerca de las jerarquías celestes- encontramos nueve coros de ángeles ordenados en tres jerarquías.

El primer nivel se encuentra compuesto por Serafines, Querubines y Tronos; el segundo está constituido por Dominaciones, Virtudes y Potestades. La tercera y última se compone de Principados, Arcángeles y Ángeles.

La tarea de los Serafines es la de ensalzar y cantar a Dios, recreándose en su bondad y belleza infinitas. Pero es labor de los querubines trabajar por la sabiduría. Éstos se encuentran regidos por el Arcángel San Gabriel y se dice que transmiten energía cósmica.

Habitualmente, se los agrupa en los “Querubines del Fundamento” y los “Querubines del Firmamento”. Esos últimos suelen custodiar sitios sagrados: los planetas, galaxias y sus órbitas estelares. La etimología del nombre es hebrea: “kerub” se puede traducir como “aquel que intercede” o “el saber / conocimiento en sí mismo”.

Durante el Barroco se los representó iconográficamente sosteniendo cielorrasos de las habitaciones como seres alados y regordetes. Tienen influencia en el macrocosmos y en el microcosmos.

Como todo ángel, son seres espirituales incorpóreos, de naturaleza esencialmente diferente a la de los seres humanos. Aunque a veces se manifiesten adquiriendo formas visibles, no tienen cuerpo, son inmortales y poseen voluntad.

Al Inicio de los Tiempos, el Señor les hizo pasar una prueba de carácter moral para que todos los querubines alcanzaran la Felicidad Eterna. Se dice que en dicha prueba fracasó un tercio del total: “miríadas” (millones de millones) de ángeles. Desde entonces, aquellos que fallaron son denominados “Ángeles Caídos” o “Demonios”.

Mientras los serafines son el mayor orden dentro de la jerarquía celeste -ángeles de luz y amor que rodean el trono de Dios- los querubines son guardianes. Gozan de una “plenitud de conocimiento” y rebosan de sabiduría