Tag Archives: braquiosáuridos

Comportamiento de los dinosaurios saurópodos

Existe una controversia sobre si los saurópodos sostenían sus cabezas en posición vertical u horizontal. La afirmación de que los cuellos largos de los saurópodos eran usados para buscar en árboles altos fue puesta en cuestión sobre la base de los cálculos de la energía necesaria para crear la presión arterial de la sangre para la cabeza en posición derecha. Estos cálculos sugieren que esto le hubiera tomado la mitad de su energía.

Comportamiento de los dinosaurios saurópodos

Comportamiento de los dinosaurios saurópodos

Además, para proveer sangre a la cabeza en posición vertical tendría que requerir una presión sanguínea de alrededor de 700 mmHg en su corazón. Esto hubiera requerido que sus corazones fueran 15 veces el tamaño de una ballena, lo cual a su vez sugiere que lo más probable es que sostuvieran sus cabezas en posición horizontal, de manera que se pudieran alimentar de plantas en un área bastante amplia sin necesidad de mover sus cuerpos. En apoyo de esto, las reconstrucciones de los cuellos del Diplodocus y del Apatosaurus muestran que básicamente son derechos con una pequeña declinación que orienta a sus cabezas en una postura neutral cuando están cerca del piso.

Sin embargo, la investigación sobre animales vivos ha sugerido que las cabezas de los saurópodos se sostenían en una curva con forma de S. Las inferencias sacadas a partir de los huesos con ‘posturas de cabeza neutrales’ no son tan confiables, según esta investigación. Si se aplica a animales vivos implicaría que también mantienen su cabeza en esa posición, a pesar de que no lo hacen.

Locomoción y huellas

Las huellas de los saurópodos y otras huellas fósiles son conocidas a partir de abundantes evidencias en la mayoría de los continentes. Las huellas han ayudado a apoyar otras hipótesis biológicas acerca de los saurópodos, incluyendo la anatomía del pie trasero y general fore. Generalmente las huellas de los pies delanteros son mucho más pequeñas que las del trasero, y usualmente de forma creciente.

Dinosaurios Vegetarianos
Dinosaurios Vegetarianos

Ocasionalmente las icnitas preservan rastros de las garras y ayudan a confirmar cuáles grupos de saurópodos perdieron garras e incluso dedos en sus pies delanteros.

Por lo general, las huellas de los saurópodos se dividen en tres categorías basadas en la distancia entre los miembros opuestos: angosto, medio y ancho. El indicador de la huella de dinosaurio puede ayudar a determinar cuán separados estaban los miembros de varios saurópodos y de qué manera podría haber afectado esto la forma en que caminaban. Un estudio de Day y sus colegas del 2004 muestra que se puede encontrar un patrón general entre los grupos de saurópodos avanzados, donde cada familia de saurópodos está caracterizada por ciertas huellas. Descubrieron que la mayoría de los saurópodos tenían miembros angostos (con excepción de los titanosaurios), con impresiones fuertes de una garra en el pie anterior. Las huellas medianas con impresiones de garra en el pie delantero probablemente pertenecían a los braquiosáuridos y a otros titanosauriformes primitivos, que evolucionaron hacia miembros más grandes pero retuvieron sus garras. Los verdaderos titanosaurios primitivos también retuvieron su garra del pie anterior, pero evolucionaron con miembros muy anchos. Los miembros anchos se mantuvieron en los titanosaurios avanzados, de los cuales las huellas muestran una medida ancha y una falta de garras o dedos en los pies anteriores.

garras

Biología de los dinosaurios saurópodos

Miembros y pies

Como cuadrúpedos masivos, los saurópodos desarrollaron miembros especializados con resistencia al peso. Los pies traseros eran anchos y en la mayoría de las especies retuvieron tres garras.

Biología de los dinosaurios saurópodos

Biología de los dinosaurios saurópodos

En comparación con otros animales eran particularmente inusuales sus pies frontales modificados. Los pies frontales de los saurópodos eran muy distintos a los de cuadrúpedos modernos grandes, como los elefantes. En lugar de abrirse hacia los costados para crear un pie ancho como en los elefantes, los huesos de los saurópodos estaban conformados en columnas verticales con huesos de los dedos reducidos. Los pies frontales estaban tan modificados en los eusarópodos que los dedos individuales no eran visibles.

La forma del hueso del pie delantero (metacarpio) era semi-sircular en los eusarópodos, por lo que las huellas de los saurópodos tenían forma de herradura. A diferencia de los elefantes, la evidencia muestra que los saurópodos no tenían ningún refuerzo para resguardar el pie frontal, haciéndolos cóncavos. La única garra visible en la mayoría de los saurópodos era la de su pulgar. Casi todos lo saurópodos tenían esa garra, aunque no se sabe cuál era su función. La garra era más larga en los diplódocidos y muy pequeña en los braquiosáuridos, algunos de los cuales parecen haber perdido por completo la garra según la evidencia.

Los Titanosaurios también perdieron la garra del pulgar definitivamente (con la excepción de formas tempranas como el Janenschia). Los Titanosaurios eran bastante inusuales entre los saurópodos, ya que además de su garra externa, también perdieron completamente los dedos de su pie frontal. Titanosaurios avanzados no tenían dedos o huesos digitales, y caminaban sobre una especie de muñones con forma de herradura hechos a partir de los metacarpios de la columna.

Bosques de Dinosaurios
Bosques de Dinosaurios

Evidencia de huellas en Portugal demuestra que por lo menos en algunos saurópodos (posiblemente los braquiosáuridos), los laterales de la columna del pie trasero estaban cubiertos de escamas pequeñas y espinosas. En los titanosaurios, las puntas de los metacarpios que tenían contacto con el suelo eran inusualmente largas y cuadradas, y algunos especímenes preservaron los restos de un tejido suave que cubría esta área, lo cual sugiere que el pie frontal estaba bordeado con algún tipo de recubrimiento en esta especie.

Sacos de aire

Como otros dinosaurios saurisquios (como las aves y otros terópodos), los saurópodos tenían un sistema de sacos de aire evidenciado por hendiduras y cavidades huevas en la mayoría de sus vértebras. Dichas aberturas en la espalda, el cuello y los huesos de la cola son referidas como ‘neumaticidad’, y los huesos huevos y neumáticos son un rasgo característico de todos los saurópodos.

Los huesos ahuecados de estos saurópodos fueron reconocidos al comienzo de los estudios sobre estos animales, e incluso hubo una mala identificación de un espécimen saurópodo hallado en el siglo XIX a causa de este rasgo.

Armadura

Algunos saurópodos tenían una armadura. Eran géneros con espaldas espinadas, tales como el Agustinia, y algunos tenían pequeños garrotes en sus colas, como el Shunosaurus. Varios dinosaurios, como por ejemplo el Saltasaurur y el Ampelosaurus, poseían pequeños osteodermos que cubrían porciones de sus cuerpos.