El cine y los monstruos: Después de la 2º Guerra Mundial

Después de la 2º Guerra Mundial, los monstruos gigantes regresaron a la pantalla con un vigor tan grande que se lo relaciona con el desarrollo de las armas nucleares. Uno de los primeros ejemplos ocurrió en el film norteamericano ‘The beast from 20,000 fathoms’, que trataba sobre un dinosaurio que atacaba un faro.

El cine y los monstruos:  Después de la 2º Guerra Mundial

El cine y los monstruos:  Después de la 2º Guerra Mundial

El cine y los monstruos:  Después de la 2º Guerra Mundial

Posteriormente, hubo películas japonesas (Godzilla, Gamera), inglesas (Gorgo) e incluso escandinavas (Reptilicus), donde se mostraban monstruos gigantes atacando ciudades. El retrato más reciente de un monstruo gigante es el film de J. J. Abraham, ‘Cloverfield’, estrenado el 18 de enero de 2008. La intrigante proximidad con otros planetas trajo la noción de monstruos extraterrestres a la pantalla grande, algunos de los cuales eran enormes en tamaño (King Ghidorah y Gigan), mientras que otros eran de altura humana. Durante este período se desarrolló el monstruo-pescador en películas como ‘Creature from the black lagoon’.

Atado a su amo
Atado a su amo

Hammer Film Productions trajo color a las películas de monstruos a fines de los ’50. Alrededor de este tiempo, las películas de Universal ganaron legiones de seguidores.

Ocasionalmente, los monstruos son retratados como criaturas amistosas e incomprendidas. King Kong y Frankestein son dos ejemplos de esto último. Es frecuente ver a Frankestein como el clásico monstruo incomprendido, sobre todo en films como ‘Monster squad’ y ‘Van Helsing’. Hulk es probablemente el mejor ejemplo del arquetipo del ‘monstruo como héroe’. La temática del ‘monstruo amigo’ domina la cultura pop; Chewbacca, Elmo y Shrek son ejemplos de esto. Las criaturas de ‘Monsters Inc.’ asustan a los niños para generar energía que haga funcionar a las máquinas, mientras que los monstruos de ‘Los muppets’ y ‘La calle Sésamo’ viven en armonía con los animales y los humanos.