Tag Archives: cockatrice

Algunos parientes de los dragones: Quetzacoatl, Mo-o, Monstruo del Lago Ness, Wivern, Amphisbaena, Cockatrice, y Quimera

Quetzacoatl

Este dragón mexicano es conocido como un Amphiptere. Tiene las alas de un ave quetzal y la cola de una serpiente.

Algunos parientes de los dragones: Quetzacoatl, Mo-o, Monstruo del Lago Ness, Wivern, Amphisbaena, Cockatrice, y Quimera

Algunos parientes de los dragones: Quetzacoatl, Mo-o, Monstruo del Lago Ness, Wivern, Amphisbaena, Cockatrice, y Quimera

Mo-o

El nombre de este dragón polinesio significa ‘gran criatura del mar’. Se creía que robaba las pertenencias de la gente y movía las ostras a distintas tierras para que la gente no pudiera vivir del cultivo de ellas.

El monstruo del Lago Ness

Esta criatura fue vista por muchas personas en Escocia, y vive en el Lago Ness. Es una criatura de piel lustrosa, parecido a una ballena u otras criaturas marítimas.

El Wivern

Un dragón heráldico de Gales, con la parte de delante de un dragón alado y la de atrás de una serpiente o lagarto. Tiene distintas partes en su cuerpo; a veces tiene dos alas y dos patas, otras tiene cuatro piernas. Algunos usan la palabra que viene del término inglés antiguo ‘wyvre’ y otros del francés antiguo, ‘wivre’.

Amphisbaena

Esta criatura tiene dos cabezas, una en el lugar usual, y otra en su cola. Podía meter una cabeza adentro de la otra y rodar hacia donde quisiera. Se decía que era una criatura muy maligna. Algunos retratos de ella la muestran con pies, y otros sin, como una serpiente.

Cockatrice

Este pequeño lagarto es una de las criaturas más letales. Tiene la cabeza, cuello y pecho de un gallo, las alas de un murciélago y la cola de un lagarto. Su mirada puede matar al instante, su aliento puede quebrar las rocas. La forma más efectiva usada por los hombres para matarlo era mostrándole su propio reflejo. La única manera en que esta criatura se puede reproducir es incubando el huevo de un gallo de siete años incubado por un sapo en estiércol.

Quimera

La bestia de la mitología griega tiene tres cabezas. La cabeza de un león era la principal, luego salía una de cabra de su espalda y en su cola había una de serpiente. Su aliento era fuego. El héroe Belerofonte la mató con una lanza que tiró hacia su estómago.

El Dragón Según Iván el Terrible

Es probable que Zilant haya sido uno de los símbolos de Bulgaria antes de la invasión de los mongoles. Después de la conquista de Kazan, sucedida en el año 1552, Ivan el terrible adoptó esta imagen con el título de Kazan khan (tsar). Zilant también fue empleado como emblema de Dmitry I;  las tempranas imágenes rusas representan a Zilant con una cabeza, cuatro piernas de pollo, cuerpo de pájaro y cola de serpiente.

El Dragón Según Iván el Terrible

El Dragón Según Iván el Terrible

Esta representación lo aproxima más a un “cockatrice” que a un dragón. En 1730, un decreto real determinó que Zilant debía ser bordado en la capa real del gobernador de Kazan. En este decreto, Zilant fue definido como una serpiente negra, coronada con la tiara de oro de Kazan, con alas rojas sobre un campo blanco. Esta iconografía de la capa de Kazan fue incorporada más tarde por la capa imperial rusa.

Como símbolo de fortaleza, Zilant se difundió a todas las ciudades del gobierno. También fue portado como emblema de Kashira, ciudad situada al sur de Moscú. Después de la revolución de 1917, el gobierno fue suprimido y, junto con él, todos los emblemas imperiales que adoptaban la simbología del dragón-serpiente Zilant.

Recientemente, en Moscú, se ha discutido bastante acerca de la restauración de Zilant como símbolo de la ciudad. Esta propuesta, elevada durante la década del ´90, no prosperó. Algunos nacionalistas de Tatar se opusieron a la readopción del Ajdaha-Zilant por considerarlo un símbolo malvado de agresión, despectivo hacia los tátaros y su condición política. También precisaron que Zilant podía interpretarse como aquél dragón derrotado por San Jorge, de acuerdo con el emblema popular de la capa moscovita.

De acuerdo con la interpretación popular, San Jorge simbolizaría a Moscú y el dragón representaría a Kazan.

Sin embargo, a pesar del esfuero de los opositores, en el año 2005 Zilant volvió a ser incorporado como símbolo de Kazan. No sólo como emblema político sino también artístico y decorativo, el ejemplo más bello es la Fuente Qazan (2005).

La Leyenda del Cockatrice

SIMILAR A UN LAGARTO

Un cockatrice es una criatura legendaria, inventada durante el siglo XII a partir de la descripción hallada en el libro “Historia natural” de Plinio El Viejo. Se trata de un “gemelo” del basilisco. Su aspecto es comparable al de un gallo gigante pero posee una cola similar a la de un lagarto.

La Leyenda del Cockatrice

La Leyenda del Cockatrice

Se supone que el cockatrice es un animal nacido de un huevo de gallina, incubado por un sapo o una serpiente. Pero las tentativas de identificarlo con cualquier especie biológica particular –a menudo de serpientes– han probado ser generalmente vanas. Se lo termina considerando un fabuloso “duende de la tierra”.

Sus reputadas capacidades mágicas incluyen las de convertir a las personas en piedra o de matarlas con la mirada, luego de tocarla o de lanzar su pútrido aliento sobre ellos. El “cockatrice” es muy similar al basilisco. La Enciclopedia judía (1906) los considera idénticos.

EN LOS BESTIARIOS MEDIEVALES…

Se dice en los bestiarios medievales que la comadreja es el único animal que es inmune al vistazo de un cockatrice. También se pensaba que un cockatrice moriría inmediatamente luego de escuchar el cacareo de un gallo.

Según la leyenda, hacer que un cockatrice se mire a sí mismo en un espejo es una de las pocas maneras seguras de matarlo. Este animal extraordinario era capaz de volar con el par de alas que surgían de su parte posterior.

Como la cabeza de la medusa, las energías de petrificación del cockatrice seguían siendo eficaces incluso después de su muerte.

En Inglaterra, la ciudad más asociada con el cockatrice es la aldea de Wherwell, cerca de Andover, en Hampshire. La historia indica que este animal aterrorizó la aldea hasta que fue encarcelado en un calabozo situado debajo del priorato de Wherwell.

Se ofrecieron extensos territorios a cualquier persona que lograra matar a la criatura, pero ninguno lo consiguió. Hasta que un hombre apellidado Green bajó al calabozo con un espejo.

El Cockatrice luchó contra su propio reflejo hasta quedar agotado. En ese momento, Green pudo matarlo… Existe hoy en día una región  en Inglaterra conocida como “Los acres de Green”, situada en Wherwell. Durante varios años, un indicador de clima o veleta con forma de Cockatrice adornó la iglesia de Saint Peter y la Cruz Santa de Wherwell, hasta que fue trasladada al museo de Andover.

OTRAS REFERENCIAS

En “Harry Potter y el cáliz de fuego” aparece un cockatrice suelto –confundido con el basilisco– durante la realización del torneo de los Tres Magos.

En “Harry Potter y la cámara de los secretos” también aparece un basilisco, pero esta criatura era muy diferente a la aparecida en “El cáliz de fuego”.

En “Calabozos y Dragones” encontramos otro cockatrice –clasificado como bestia mágica–  en el manual del monstruo.

La Leyenda del Basilisco

SU PODER VISUAL

En bestiarios y leyendas europeas, un basilisco –del griego basiliskos que significa “pequeño rey”, o “el regente” según su etimología latina– es un reptil legendario afamado por ser el rey de las serpientes.

Su celebridad radica en la habilidad de provocar la muerte con un único vistazo. Según el libro “Historia Natural”, escrito por Plinio El Viejo, el basilisco es una serpiente pequeña pero tan venenosa que deja una enorme estela de veneno mortal con cada pisada, además de asesinar con la mirada.

TRES DESCRIPCIONES

Existen tres descripciones del aspecto de un basilisco: algunas indican que se trata de un lagarto enorme, otras hablan de una serpiente gigante y las demás caracterizaciones mencionan un pollo alto dotado de tres pies, con cola y dientes de serpiente… Además, se lo llama “rey” por tener en su cabeza una cresta en forma de corona.

Las historias del basilisco lo incluyen dentro de la misma familia del “cockatrice”. Se alega fabulosamente que el basilisco es una bestia nacida de un huevo de serpiente, incubada por un pollo –al contrario del cockatrice, que nace de un huevo de gallina incubado en un nido de serpientes–.

En la Europa medieval, la descripción de la criatura comenzó a adquirir características de pollo… Bede fue el primer autor en explicar la gestación de un basilisco dentro de un huevo de serpiente incubado por un viejo gallo.

Por su parte, San Isidoro de Sevilla definió el basilisco como el rey de las serpientes: los reptiles se someten a él por su peligrosa mirada y por las cualidades de su respiración venenosa.

EL BASILISCO Y LA ALQUIMIA MEDIEVAL

Fue Alexander Neckham el primero en afirmar que el arma asesina del basilisco no era su mirada sino la capacidad de  corromper el aire. Esta teoría fue desarrollada un siglo más tarde por Pietro D’Abano.

Además, Theophilus Presbyter inventó una complicada “receta”, incluida en uno de sus libros, que explica cómo crear un basilisco para convertir el cobre español en oro.

Alberto Magno, en su libro De animalibus, escribió acerca de la mirada fija que el basilisco utiliza para matar pero negó algunas leyendas, tales como las que indican que el gallo incubaba el huevo de serpiente.

Este último indicó que la fuente de tales historias fabulosas fue Hermes Trismegisto, conocido también como el creador de la historia sobre las cenizas de basilisco. A éstas se les atribuía la capacidad de convertir la plata en el oro.

Pero esta atribución es absolutamente incorrecta… aunque demuestra cómo las leyendas del basilisco estuvieron estrechamente relacionadas con la alquimia del siglo XIII.