Tag Archives: cristianismo

Casas de Fantasmas

Las historias sobre fantasmas y casas de fantasmas datan de épocas previas al Cristianismo. Quizás uno del los espectros más tempranamente conocidos fue el mencionado en Atenas, Grecia. Plinio el Joven escribió la historia del filósofo estoico Atenodoro, donde explicaba que éste había alquilado una vivienda de grandes extensiones para investigar los rumores acerca de la existencia de fantasmas en ella.

Casas de Fantasmas

Casas de Fantasmas

Atenodoro, estando fuera de la casa, por la noche, encontró un espectro envejecido que tenía pies y manos encadenados. Éste le pidió que lo siguiera. Atenodoro hizo caso pero el fantasma desapareció. Más tarde, el filósofo señaló el punto donde había desaparecido el hombre incorpóreo y, al día siguiente, ordenó a los magistrados que cavaran allí. Encontraron los huesos del espectro. Luego de un entierro apropiado, las apariciones cesaron.

Uno de los edificios que poseyó los más célebres fantasmas fue la Torre de Londres. Se dice que allí apareció el fantasma sin cabeza de Ana Bolena, el fantasma de Thomas Beckett, el espectro del Rey Eduardo V de Inglaterra y de Ricardo, duque de Cork; el fantasma de la señora Jane Grey, de sir Walter Raleigh y del Conde de Salisbury, además de una desconocida señora vestida de luto, carente de rostro.

casas-fantasmas
Casa de Fantasmas

Las ciudades de York y de Derby, en Inglaterra, tienen también la reputación de ser un centro de manifestaciones fantasmales. Por este motivo, ambas prosperan comercialmente explotando sus “viajes  fantasmas”. La presencia de muchas construcciones antiquísimas ha dotado a Inglaterra la fama de ser un “país habitado por fantasmas”.

Muchos visitantes han reconocido una “señora marrón” en el Pasillo de Raynham, mientras que en 1849 el comandante Loftus y su famoso amigo Hawkins vieron el fantasma de una mujer con los ojos huecos, antes de irse a acostar. El incidente dio lugar a que varios detectives y la policía local investigaran las apariciones de escaleras de Raynham Hill.

En la ciudad de Biggin (Londres, Inglaterra) también se divulga la creencia de que la misma es frecuentada por fantasmas. Muchas personas creen que se debe a que fue una de las bases aéreas activas durante la Segunda Guerra Mundial. También se dice que la Casa Blanca (Washington) es visitada asiduamente por el fantasma de Abraham Lincoln, mientras que el fantasma del emperador romano Calígula habita los jardines de Lamian, en Roma, donde fue echado su cadáver después de ser asesinado.

La antigua prisión que funcionada en la isla de Alcatraz, sobre la costa de San Francisco, ha sido calificada como la “vivienda” de un sinnúmero de espíritus, pertenecientes a los prisioneros muertos allí. También la ciudad de Ohio es uno de los favoritos para la supervivencia de fantasmas, especialmente el campus de la Universidad de Ohio.

Los fantasmas de New Orlèans incluyen a piratas que murieron durante el siglo XVIII mientras que Charleston, en Carolina del Sur, tiene más de tres siglos de historia registrada bajo el pavimento de sus calles actuales: cuerpos de piratas, héroes revolucionarios que murieron en la guerra y soldados de la guerra civil americana.

Dragones Medievales

Durante la Edad Media, los dragones fueron considerados símbolo de apostasía y de traición, aunque también de cólera y envidia. Los dragones de varias cabezas significaban decadencia, opresión y herejía, aunque también fueron considerados como emblema de independencia.

Dragones Medievales

Dragones Medievales

Muchos dragones representaban la Sabiduría. Matar un dragón era considerado un pasaporte a la riqueza, y la demostración de que un héroe era realmente hábil y astuto. Un ejemplo de esta simbología la encontramos en una famosa gesta épica germana: El Cantar de los Nibelungos, cuyo héroe Siegfried (Sigfried o Sigfrido) vence al dragón Fafner –custodio del tesoro de los Nibelungos–, lo que le permite convertirse en dueño de esta fortuna y bañarse en la sangre de esta criatura fantástica. Esto lo transforma en un ser invulnerable, prácticamente invencible excepto por el pequeño “punto débil” que tan bien sabrá aprovechar el traidor Hagen para vencerlo.

Dragon Muerto
Dragon Muerto

Los dragones en el Cristianismo

La palabra latina draco, que dio origen al vocablo “dragón”, significa “la serpiente”, por ello el Cristianismo lo ha asociado históricamente a este animal diabólico y pecaminoso.

La identificación bíblica del diablo con la serpiente originó la connotación de “mal” asociada a “dragón”. En el Libro de Job se describe al monstruo marino Leviathan con características propias del dragón, el cual es llamado “Rey de las Bestias”. En el libro de la Revelación 12:3 se describe una enorme bestia roja con siete cabezas, cuya cola barre un tercio de las estrellas del cielo sobre la Tierra. Este tema se encuentra emparentado con la caída de los ángeles.

Por último, en algunas traducciones la palabra “dragón” se utiliza para describir a la Bestia (es decir: el Diablo), mientras que en la iconografía religiosa se representan algunos santos cristianos en el acto de matar a un dragón. Ésta es una ilustración clásica de San Jorge que aparece en leyendas inglesas y aragonesas. En Italia también se representa a Santo Mercurialis, primer obispo de la ciudad de Forli, combatiendo y matando un dragón.