Tag Archives: cuadrúpedos herbívoros

Dinosaurio Saurópodo

(Encontra mas  imagenes de los dinosaurios aquí, en Linkmesh.com)

Los Saurópodos son un infraorden o clase de los dinosaurios saurisquios. Se destacan por sus enormes tamaños en algunas especies, algunos de los cuales han sido los animales más grandes en haber vivido sobre la Tierra. Entre los géneros bien conocidos se cuentan los Apatosaurus (anteriormente conocidos como Brontosaurius), Brachiosaurus y Diplodocus.

Dinosaurio Saurópodo

Dinosaurio Saurópodo

Los Saurópodos aparecieron originalmente en el período Triásico, y ya entonces presentaban semejanzas con el grupo de los Prosaurópodos. Hacia el Jurásico Tardío (150 millones de años atrás), los saurópodos se expandieron (sobre todo los diplodocus y los braquiosaurios). Hacia el Cretáceo Tardío, estos grupos habían sido reemplazados por los titanosaurios, que estaban distribuidos a nivel global. Sin embargo, al igual que con todos los otros dinosaurios no-aviares, los titanosaurios murieron en la extinción del Cretáceo-Terciario. Los restos fósiles de saurópodos fueron encontrados en todos los continentes, incluyendo la Antártida.
El nombre ‘Saurópodos’ fue acuñado por O. C. Marsh en 1878 y deriva del término griego para ‘pie de lagarto’.

Los hallazgos de restos fósiles completos son raros. Muchas especies, sobre todo las más grandes, son conocidas sólo por huesos aislados y desarticulados. Muchos especímenes casi completos no tienen cabeza, puntas de cola o miembros.

Atardecer
Atardecer

Descripción

Los Saurópodos eran cuadrúpedos herbívoros (comedores de plantas), de cuello largo y dientes con forma de espátula (anchos en la base y angostos en el cuello). Tenían cabezas pequeñas, enormes cuerpos y solían tener colas largas. Sus piernas eran gruesas y terminaban en pies romos con cinco dedos, aunque sólo tres tenían garras.

Tamaño

La característica más distintiva de los saurópodos era su tamaño. Incluso saurópodos pequeños como los Europasaurus (quizás 5 o 6 metros de largo) se contaban entre los animales más grande de su ecosistema. Sus únicos rivales en términos de tamaño eran las ballenas rorcuales. Pero a diferencia de las ballenas, los saurópodos vivían en la tierra. Algunos, como el diplodocus, probablemente sostenían sus cabezas por lo bajo, mientras que otros, como el Camarasaurus, las tenían en lo alto.

El diseño de su cuerpo no era tan variado como el de otros dinosaurios, quizás a causa de las restricciones de su tamaño, pero igual mostraban una amplia variedad. Algunos, como los diplodócidos, eran extremadamente largos y tenían colas increíblemente largas que quizás usaban como un látigo. El Supersaurus con sus 40 metros probablemente era el más grande, pero otros, como el Diplodocus, eran extremadamente largos también. El animal terrestre vivo más grande actualmente, la pitón reticulada, llega a los 10 metros de largo.

Otros, como los braquiosaurios, eran extremadamente largos y tenían cuellos muy largos. El Sauroposeidon probablemente era el más alto, llegando a los 18 metros de alto. En comparación, la jirafa (el animal viviente más alto del mundo) sólo tiene de 4.8 a 5.5 metros de altura.

Algunos eran increíblemente masivos: el Argentinosaurus es posiblemente el más pesado con 80 a 100 toneladas, y los Paralitian, Andesaurus, Antarctosaurus y Argyrosaurus poseían tamaños comparables. Existe algo de evidencia sobre un tiranosaurio todavía más masivo, el Bruhathkayosaurus, que debe haber pesado entre 175 y 220 toneladas. El animal vivo más pesado actualmente, el elefante de las sabanas, no pesa más que 10 toneladas.

Entre los saurópodos más pequeños se encuentran los primitivos Ohmdenosaurus, el tiranosaurio enano Magyarosaurus (5.3 m) y el braquiosáurido Europasaurus, que llegaba a los 6.2 metros de largo en su adultez. Su pequeña altura probablemente haya sido resultado del enanismo insular de una manada de saurópodos varados en una isla, en lo que actualmente es Alemania. También notable es el saurópodo Brachytrachelopan, que fue el miembro más bajo de su grupo gracias a su cuello corto. A diferencia de otros saurópodos, cuyos cuellos podían crecer hasta cuatro veces la longitud de sus espaldas, el cuello del Brachytrachelopan era más corto que el de su columna vertebral.