Tag Archives: dinosaurio

Hadrosaurus foulkii

En el año 1858, el primer dinosaurio americano conocido fue descubierto en un hoyo montañoso de la pequeña ciudad de Haddonfield, en Nuevo Jersey.

Hadrosaurus foulkii

Hadrosaurus foulkii

Aunque numerosos fósiles habían sido encontrados antes, su naturaleza no había sido discernida correctamente. En artículos anteriores mencionamos que, en China, se creía que los enormes huesos habían pertenecido a dragones arcaicos.

La criatura fue bautizada con el nombre Hadrosaurus foulkii. Se trataba de un hallazgo extremadamente importante: el Hadrosaurus constituía el primer esqueleto casi completo encontrado de dinosaurio, y era claramente una criatura bípeda.

Decimos que se trató de un descubrimiento revolucionario dado que, hasta ese momento, la mayoría de los científicos había creído que los dinosaurios se desplazaban en cuatro patas, como los lagartos actuales.

Por eso, los descubrimientos del paleontólogo Foulke dispararon una onda maníaca en los Estados Unidos vinculada a estos animales prehistóricos, que rápidamente estimuló el merchandising.

Para los estándares humanos, evidentemente los dinosaurios son criaturas de aspecto fantástico, de tamaño descomunal. A ello se debe que hayan capturado con tanta velocidad la imaginación pública.

Luchas de Dinosaurios
Luchas de Dinosaurios

Sólo tres décadas después de las primeras descripciones científicas de los restos de dinosaurios, las famosas esculturas fueron erigidas en Cristal Palace Park de Londres. Estas creaciones artísticas excitaron al público tan fuertemente que comenzaron a venderse pequeñas reproducciones de las mismas.

Desde la apertura del Palacio de Cristal, diversas exposiciones sobre dinosaurios se han inaugurado en parques y museos alrededor del mundo… La gran repercusión científica y popular de estos seres prehistóricos va de la mano.

Aunque la velocidad de extinción de estas criaturas excepcionales no se pueda deducir de los restos fósiles hallados, varios modelos sugieren que la extinción fue extremadamente rápida.

El consenso entre los científicos que apoyan la teoría de la “colisión meteórica” es que el impacto causó extinciones inmediatas (por el calor del impacto del meteorito) y también indirectamente (por el frío mundial generado cuando la materia expulsada del cráter reflejó la radiación térmica solar).

Dinosaurios en el cine, dinosaurios en la literatura

La competencia de museos para captar la atención pública condujo directamente a la “guerra de los huesos” emprendida por Cope y Marsh. Esta polémica tornó espectacular el interés por las “ciencias del dinosaurio”.

Dinosaurios en el cine, dinosaurios en la literatura

Dinosaurios en el cine, dinosaurios en la literatura

Estos animales prehistóricos ocupan un lugar central en la cultura moderna. La palabra “dinosaurio” en sí misma se ha incorporado el léxico inglés como expresión para describir cualquier cosa que sea grande e impráctica, que se mueva lentamente o que sea anticuada al límite de la extinción.

Es decir: la preocupación pública por los dinosaurios condujo a su ingreso inevitable en otros ámbitos de la cultura popular mundial, fuera de la Paleontología.

Comenzando con una mención del Megalosaurus en el primer párrafo de La casa triste, escrita en 1852 por el escritor Charles Dickens, los dinosaurios se han ofrecido en un amplio arsenal de trabajos ficticios.

Más tarde encontramos un libro de 1912, El mundo perdido, de sir Arturo Conan Doyle, luego el icónico film King Kong de 1933 y la introducción de Godzilla en 1954, que han tenido numerosas secuelas en la novela Parque Jurásico, escrita en 1990 por Michael Crichton, con su posterior versión fílmica en 1993. Esos son algunos ejemplos prominentes de la larga tradición de los dinosaurios en la ficción literaria y cinematográfica.

Montando Dinosaurios
Montando Dinosaurios

Por otra parte, los escritores de no-ficción -incluyendo prominentes paleontólogos- también han intentado aprovechar el renombre de los dinosaurios -especialmente populares entre los niños- para educar a los lectores principiantes sobre dinosaurios y ciencia en general.

Los íconos de dinosaurios son, además, sumamente utilizados para la publicidad, donde numerosas compañías intentan promocionar sus productos caracterizando a sus rivales como lentos y obsoletos… A la manera de dinosaurios contemporáneos.

Por último, varios grupos religiosos tienen diferentes opiniones sobre los dinosaurios, distintas a las postulaciones científicas, dado que tales teorías se oponen a la historia de la Creación de las Sagradas Escrituras.

Por su parte, la comunidad científica no acepta tales interpretaciones religiosas sobre la gestación de los dinosaurios.

Como descubrieron a los dinosaurios

Los fósiles de dinosaurios son conocidos desde hace milenios, aunque su verdadera naturaleza no había sido identificada. El idioma chino utiliza una significativa palabra para llamar al dinosaurio: Konglong, que significa “dragón terrible” porque, hace siglos, se pensaba que tales fósiles eran huesos de enormes dragones desaparecidos.

Como descubrieron a los dinosaurios

Como descubrieron a los dinosaurios

Por ejemplo, Hua Yang Guo Zhi, un libro escrito por Zhang Qu durante la Dinastía Occidental Jin, divulgó el descubrimiento de los huesos de dragón de Wucheng en una aldea de la provincia de Sichuan, en el centro de China.

Los aldeanos de esa ciudad habían estado cavando durante décadas para encontrar huesos de dinosaurio, creyendo que se trataba de dragones, con el objetivo de elaborar medicinas, medicamentos y remedios naturales.

En Europa, se pensaba que los fósiles de dinosaurios eran restos de gigantes, así como cadáveres de otras criaturas ahogadas durante la Gran Inundación bíblica.

El Megalosaurus fue el primer dinosaurio descrito formalmente, en el año 1677, cuando la pieza de un hueso fue recuperada de una mina de piedra caliza, en Cornwell, cerca de Oxford, Inglaterra.

Ese fragmento de hueso fue identificado correctamente como la extremidad inferior del fémur de un animal de tamaño mayor que cualquier ser vivo de las épocas modernas.

Familia Dinosaurio
Familia Dinosaurio

El segundo género que se identificará, el dinosaurio Iguanodonte, fue descubierto en el año 1822 por el geólogo inglés Gideon Mantell, que reconoció semejanzas entre sus fósiles y los huesos de iguanas modernas.

Dos años más tarde, Guillermo Auckland -profesor de geología de la universidad de Oxford- descubrió huesos fosilizados de Megalosaurus y se convirtió en la primera persona en escribir sobre dinosaurios en una publicación científica.

El estudio de estos “grandes lagartos fósiles” pronto pasó a interesar a científicos europeos y americanos, y en 1842 el paleontólogo inglés Richard Owen acuñó el término “dinosaurio”.

Este científico reconoció que los restos de Iguanodontes, Megalosaurus y Hylaeosaurus compartían varias características distintivas, así que decidió presentarlos como grupo taxonómico distinto.

Con el mecenazgo del príncipe Alberto de SaxeCoburg-Gotha, el marido de la Reina Victoria, Owen construyó el Museo de Historia Natural del Sur de Kensington, en Londres, para exhibir la colección nacional de fósiles de dinosaurios así como otros hallazgos biológicos y geológicos de interés.

Reproducción: El nacimiento de los dinosaurios

(Podes conocer mas de la historia de los dinosaurios aquí, en Linkmesh.com)

Cuando el hueso fosilizado del Tyrannosaurus rex de 68 millones de años hallado en Montana fue tratado varias semanas para quitar el contenido mineral de la cavidad de la médula –un proceso llamado “desmineralización”- quedaron en evidencia estructuras intactas como los vasos sanguíneos, la matriz del hueso y el tejido fino conectivo.

Reproducción: El nacimiento de los dinosaurios

Reproducción: El nacimiento de los dinosaurios

Estudios de microscopio revelan que el tejido del dinosaurio había conservado las microestructuras incluso en el nivel celular. La naturaleza y la composición exacta de este material, así como las implicaciones del descubrimiento de la Dra. Schweitzer, no están todavía claras; el estudio y la interpretación del material continúa en la actualidad.

La extracción exitosa de ADN de fósiles de dinosaurios ha sido divulgada en dos ocasiones, pero los informes todavía no se han confirmado.

Sin embargo, un péptido visual, funcional, de un “dinosaurio teórico” se ha logrado deducir utilizando métodos filogenéticos analíticos para la reconstrucción de secuencias de genes en especies modernas relacionadas, como los pájaros y reptiles.

Además, varias proteínas se han detectado en los fósiles de estos animales prehistóricos, incluyendo la hemoglobina.

De todas maneras, incluso si el ADN de un dinosaurio pudiera ser totalmente reconstruido, sería excesivamente difícil reproducir dinosaurios usando tecnología actual, dado que ninguna especie vigente puede proporcionar cigotos ni existe un ambiente propicio para el desarrollo embrionario.

Amigos
Amigos

Las teorías acerca de la extinción total y repentina de los dinosaurios no voladores es un acontecimiento que ocurrió hace aproximadamente 65 millones de años. Se trata de uno de los misterios más intrigantes de la Paleontología.

Muchos otros grupos de animales se extinguieron en esa época, como las amonitas (moluscos semejantes a los “nautilus”), los mosasaurios, los plesiosaurios, los pterosaurios, las tortugas y los cocodrilos herbívoros, así como la mayoría de los pájaros y muchos grupos de mamíferos.

La naturaleza del acontecimiento que causó esta extinción total se ha estudiado bastante desde los años ´70. Aunque el consenso general es que un impacto planetario fue la causa primaria de la extinción, algunos científicos citan otras causas posibles, o apoyan la idea de una confluencia de varios factores como responsables de tal desaparición.

Historia de dragones

Los dragones fueron representados a lo largo del tiempo como grandes serpientes o reptiles que poseen cualidades mágicas o espirituales, parecidos a los magos. El origen o etimología de su nombre proviene del latín: draco, draconis, y es un término que designa a un animal mitológico, aunque también se llama así a un tipo de planta, por sus flores que semejan una cabeza de dragón.

Historia de dragones

Historia de dragones

Por razones de analogía, también se denomina “dragón” a una especie de pez, a una constelación y a un cuerpo de infantería, por las dragonas o charreteras que empleaban los soldados y por los dragones pintados en su estandarte o esculpidos en sus pistolas. Dragoncillo es el nombre de un arma que escupe fuego.

Dragon Rojo

Los dones del dragón, criatura mitológica

Volviendo a estos seres fantásticos, en las representaciones occidentales generalmente se los muestra con alas, cuerpo escamoso y se les asigna la capacidad de respirar o lanzar fuego.

La mitología oriental no los muestra habitualmente de esta forma. Se desconoce el origen de su aspecto físico, aunque se estima que nació espontáneamente en distintas culturas del mundo basado libremente en el aspecto de una serpiente y de un dinosaurio.

Diversas culturas alrededor del mundo los han percibido de forma diferente. Los dragones chinos y orientales los consideran benévolos, mientras que los dragones europeos suelen ser malévolos (aunque hay excepciones a estas reglas). Los dragones malignos también se encuentran en la mitología persa –por ejemplo, Azhi Dahaka– y en otras culturas. Tenemos por ejemplo las imagenes de dragones rojos en los cuales se perfila los rasgos de estos seres tal como lo veian diferentes culturas entonces.

Muchas veces, los dragones presentan una importante significación espiritual. En Oriente es venerado como símbolo de las fuerzas de la naturaleza y del universo. A menudo se los asocia con la sabiduría y la longevidad; en las leyendas coreanas, chinas y japonesas se les confiere poderes mágicos y energía sobrenatural positiva.

En algunas culturas se les atribuye el don de la palabra y cualidades humanas. Son animales sumamente populares en juegos de mesa, literatura y videos, especialmente en juegos de roles.