Tag Archives: Drácula

Vlad III el Empalador

Vlad III, príncipe de Valaquia (1431-1476), comúnmente conocido como Vlad el Empalador o Drácula, fue el Voivode de Valaquia desde 1456 hasta 1462.

Históricamente, Vlad es conocido por su resistencia al imperio otomano y su expansión y también por sus crueles castigos.

Vlad III inspiró el personaje del Conde Drácula, así como a la avocación que lleva su nombre.

Nombres

Su apellido rumano ‘Draculae’, por el que aparece en varios documentos, significa ‘hijo de dragón’ y se refiere también a su padre, Vlad Dracul, quien recibió ese apodo al unirse a la Orden del Dragón. Drácula, del latín ‘draco’, significa ‘dragón’ y deriva del término griego ‘dracon’. En rumano, por otra parte, significa ‘demonio’.

Su apodo ‘Tepes’ (Empalados) se originó a partir de la manera en que Vlad mataba a sus enemigos, es decir, mediante su empalamiento. En turco era conocido como ‘Kazikli Voyvoda’, que significa ‘el príncipe empalador’.

Durante su vida Vlad escribió su nombre en latín documentos como ‘Wladislaus Dragwlya’ o ‘Drakwlya’.

Primeros años

Vlad nació en Sighisoara, Transilvania, en el inverno de 1431. Su padre era Vlad II Dracul, futuro gobernador de Valaquia e hijo celebrado del Voivode Mircea el Anciano. Su madre fue la segunda esposa de Vlad Dracul, la princesa Cneajna de Moldavia, hija mayor de Alexandru cel Bun. Tenía dos hermanos mayores, Mircea II y Vlad Calugarul, y un hermano menor, Radu cel Frumos. En el año del nacimiento, su padre –conocido bajo el apodo de ‘Dragón’- había viajado a Nuremberg (actual Alemania) para ser investido con la Orden del Dragón. A los cinco años, el joven Vlad también fue iniciado.

Vlad y Radu pasaron sus años de formación en Sishisoara bajo el cuidado y la tutela de su madre y las esposas de los exiliados. Durante el primer reinado de Vlad II, se fueron a Targoviste, capital de Valaquia en ese entonces.

El canciller bizantino, Mikhail Doukas, mostró que en Targoviste los hijos de los gobernadores y princesas podían ser bien educados por profesores rumanos o griegos comisionados desde Constantinopla. Vlad aprendió a combatir, geografía, matemática, ciencia, idiomas (antiguo búlgaro, alemán y latín) y las filosofías y artes clásicas.

Referencias históricas y geográficas de Drácula

Aunque ‘Drácula’ es una obra defección, contiene algunas referencias históricas. Las conexiones históricas con la novela y el conocimientos que tenía Stoker sobre la historias son materia de debate.

Luego de la publicación de ‘In search of Dracula’, de Radu Florescu y Raymond McNally en 1972, las supuestas conexiones entre Vlad III y el Drácula de Stoker atrajeron la atención popular. Durante su reinado (1456-1462), se cree que ‘Vlad el empalador’ mató entre 40,000 y 100,000 civiles europeos (rivales políticos, criminales y cualquiera que él considerara ‘inútil para la humanidad’) clavándolos en una estaca. Las principales fuentes que trataron estos eventos son los registros de los habitantes sajones de Transilvania, que solían tener problemas con Vlad III. Los rumanos, sin embargo, lo consideran un héroe folclórico porque alejó a los invasores turcos.

Históricamente, el nombre ‘Drácula’ deriva de una orden de caballeros secreta llamada ‘la orden del dragón’, fundada por Segismundo de Luxemburgo (rey de Hungría, Croacia y Bohemia, y Emperador del Sacro Imperio Romano) para mantener la Cristiandad y defender al imperio de los otomanos. Vlad II Dracul, padre de Vlad III, formó parte de la orden alrededor de 1431 a causa de sus valientes luchas contra los turcos. Desde ese año en adelante, Vlad II usó el emblema de la orden y luego, como gobernador de Valaquia, su sistema monetario llevaba como logo un dragón. El nombre Drácula significa ‘hijo de Dracul’.

A Stoker se le ocurrió el nombre Drácula’ mientras leía sobre historia rumana. Sin embargo, algunos estudiosos de la novela cuestionaron la profundidad de esta conexión. Ellos argumentan que Stoker en realidad sabía poco sobre Vlad III, excepto por el nombre ‘Drácula’. Hay secciones de la novela donde Drácula habla sobre su historia y estos discursos demuestran que Stoker tenía algunos conocimientos sobre historia rumana. Stoker menciona que Drácula luchó contra los turcos y luego fue traicionado por su hermano, hechos que apuntan inequívocamente a Vlad III:

“¿Quién fue, sino uno de mi propia raza, quien como Voivode cruzó el Danubio y venció a los turcos en su propia tierra? ¡Sin duda, fue Drácula! No es sorpresa que su pobre hermano, cuando él cayó, vendiera su pueblo a los turcos y trajera la vergüenza y la esclavitud sobre ellos. No fue este el Drácula que inspiró a los otros de su raza una y otra vez para llevar sus fuerzas sobre el gran río y cruzar a la tierra turca; quien, cuando fue golpeado regresó una y otra vez aunque tuviera que volver solo del sangriento campo donde sus tropas habían sido masacradas, ya que sólo él podía alcanzar la victoria” (capítulo 3). La identidad del Conde es develada por el profesor Van Helsing más adelante:

“Debe haber sido, sin duda alguna, aquel Voivode Drácula que ganó renombre contra los turcos, sobre el gran río que da a la frontera de las tierras otomanas” (cap. 18)

La leyenda de Drácula es una mezcla de distintas influencias. Muchos de los biógrafos y críticos literarios de Stoker han encontrado fuertes semejanzas con el clásico del género de vampiros, ‘Carmilla’, del escritor irlandés Sheridan le Fanu. Al escribir ‘Drácula’, Stoker probablemente tomó elementos de las historias sobre los sidhe, entre las que se cuentan mujeres bebedoras de sangre. La figura folclórica de Abhartach también fue sugerida como fuente.

Otra posible influencia es la historia de la condesa Elizabeth Bathory, nacida en Hungría. Se sospecha que Bathory mató entre 36 y 700 mujeres a lo largo de varios años para bañarse o beber su sangre, ya que creía que esto la ayudaba a preservar juventud. Para Elizabeth Miller no hay evidencia que sustente esto, pero esto explicaría por qué Drácula siempre parece más joven después de alimentarse.

Algunos han afirmado que el castillo del Conde Drácula estuvo inspirado en el castillo Slains, donde Stoker fue invitado por un tiempo. Sin embargo, como lo visitó  en 1895 (cinco años después de que la obra fuera terminada), es improbable que exista tal conexión. Muchas de las escenas que transcurren en Whitby y Londres están basadas en lugares reales que Stoker solía frecuentar, aunque en ocasiones distorsionó la geografía para cumplir con la coherencia interna de la obra.

Se ha sugerido que Stoker recibió mucha información histórica de Armin Vámberéry, un profesor húngaro con el que e reunió al menos dos veces. Miller afirmó que ‘no hay nada que indique que la conversación entre ellos trató sobre Vlad, vampiros o incluso Transilvania’ y que ‘además, no hay ningún registro de correspondencia entre Stoker y Vámbéry ni éste aparece nombrado en las notas de Stoker para Drácula’.

Reacción ante la novela Drácula

Cuando fue publicada por primera vez, en 1897, ‘Drácula’ no se convirtió en un best seller de entrada, aunque los críticos la elogiaron muchísimo. El ‘Daily Mail’ lo puso por encima de autores consagrados como Mary Shelley, Edgar Allan Poe y Emily Bronte.

Según los historiadores literarios Nina Auerbach y David Skal, la novela cobró mucho más significado para los lectores modernos que para los de la época victoriana, que lo vieron como una buena historia de aventuras y nada más. Sólo llegó a su estatus de clásico legendario cuando apareció la película en el siglo XX. Sin embargo, algunos seguidores victorianos se adelantaron a su tiempo y la describieron como ‘la sensación de la temporada’ y ‘la novela más escalofriante de un siglo paralizado’. El autor de Sherlock Holmes, Sir Arthur Conan Doyle, le escribió a Stoker una carta que decía: ‘Le escribo para contarle lo mucho que disfruté leyendo ‘Drácula’. Creo que es la mejor historia de terror que leí en muchos años’. La reseña del Daily Mail del 1 de junio de 1897 la consideró un clásico del horror gótico:

“En la búsqueda de un paralelo para esta poderosa, extraña y terrible historia, nuestra mente se dirige a relatos como ‘Los misterios de Udolfo’, ‘Frankestein’, ‘La caída de la casa Usher’…pero ‘Drácula’ es todavía más apasionante en su nebulosa fascinación que cualquiera de ellas.”

Otras reseñas igual de positivas se publicaron en 1899 en los Estados Unidos.

Drácula: Historia de su composición

Entre 1879 y 18989 Stoker fue el gerente del famoso teatro Lyceum en Londres, pero también escribía muchas novelas, entre las que se cuenta ‘Drácula’, publicada el 26 de mayo de 1897. Algunas partes de la historia toman lugar en el pueblo de Whitby, donde Stoker pasó varias vacaciones.

A lo largo de la década de 1880 y 1890, autores como H. Rider Haggard, Rudyard Kipling, Robert Louis Stevenson, Arthur Conan Doyle y H. G. Wells escribieron historias en las que criaturas fantásticas amenazaban al imperio británico. La invasión literaria estaba en su cima para entonces y la fórmula de Stoker era conocida para los lectores de aventuras. Los lectores victorianos disfrutaban de una buena historia de aventuras, pero ésa no llegaría a su estatus legendario hasta el siglo XX, cuando las versiones fílmicas comenzaron a aparecer.

A pesar de ser la novela de vampiros más conocida, ‘Drácula’ no fue la primera que trató el tema. La precedía ‘Carmilla’ (1871), de Sheridan Le Fanu, historia sobre una vampiresa lesbiana que acosaba a una joven solitaria. La imagen del vampiro aristocrático fue creada por John Polidori en ‘The vampyre’ (1819) durante el verano que había pasado con Mary Shelley, Percy Shelley y Lord Byron en 1816. El teatro Lyceum, donde Stoker trabajó entre 1878 y 1898, estaba manejado por el actor-gerente Henry Irving, quien fue la verdadera inspiración de Stoker para los manierismos de Drácula y el autor esperaba que algún día interpretara su personaje en el teatro. Aunque Irving nunca accedió a esto, los gestos dramáticos de Drácula y sus manierismos caballerescos se remiten directamente al actor.

Los muertos vivientes’ era uno de los títulos originales que Stoker había pensado para Drácula y, hasta unas pocas semanas antes de su publicación, el manuscrito fue titulado ‘Los no-muertos’. Las notas de Stoker sobre la novela muestran que el nombre del conde inicialmente era ‘Conde Wampyr’, pero mientras investigaba Stoker se vio intrigado por el nombre ‘Drácula’ luego de leer ‘Account of the Principalities of Wallachia and Moldavia with political observations relative to them’ (Lonres, 1820), libro que encontró en la librería de Whitby y consultó en varias ocasiones a lo largo de la década de 1890. El nombre Drácula se refería a los descendientes de Vlad II de Wallaquia, quien tomó el nombre ‘Dracul’ luego de ser investido con la Orden del Dragón en 1431. En rumano la palabra ‘dracul’ puede significar ‘el dragón’ o ‘el demonio’.

La novela pasó a ser de interés público en los Estados Unidos desde su publicación original porque Stoker no siguió el procedimiento adecuado de derechos de autor. En el Reino Unido y otros países que seguían el procedimiento de la Convención Berne, sin embargo, la novela estuvo bajo sus derechos hasta abril de 1962, cinco años después de la muerte de Stoker. Cuando la película no autorizada de  F. W. Murnau, ‘Nosferatu’, se estrenó en 1922, la popularidad de la novela creció considerablemente, en parte debido a la controversia generada por la viuda de Stoker cuando intentó de sacar de la circulación pública al film.

A causa de la frustrante historia de Stoker con los derechos de autor de ‘Drácula’, uno de sus tataranietos, el novelista Dacre Stoker, decidió escribir una ‘secuela que llevara el nombre de la familia’ para ‘reestablecer el control creativo’ sobre la novela original. En el 2009 se publicó ‘Drácula: el no-muerto’, escrita por Dacre e Ian Holt. Ambos escritores se basaron sobre las notas manuscritas de Bram Stoker para  construir los personajes y las tramas de su novela.

Drácula

Drácula es una novela escrita por el autor irlandés, Bram Stocker, en 1897. Archibald Constable & Co. fueron los primeros en publicar la historia protagonizada por el famoso Conde Drácula.

Drácula ha sido una obra atribuida a muchos subgéneros literarios, incluyendo la literatura vampírica, la ficción de horror, la novela gótica y la literatura de invasión. Estructuralmente es una novela epistolar, es decir, una serie de cartas, entradas de diario, etc. Los críticos literarios examinaron muchos temas en la novela, como el rol de la mujer en la cultura victoriana y la sexualidad convencional y conservadora, la inmigración, el colonialismo, el poscolonialismo y el folclore. Aunque Stoker no inventó al vampiro como criatura ficcional, la influencia de la novela sobre la popularidad de estos seres fue la responsable de sus interpretaciones fílmicas, teatrales y televisivas de los siglos XX y XXI.

Resumen argumental

La novela está compuesta por cartas y entradas de diario escritas por distintos narradores que también sirven como protagonistas de la novela. Stoker suplementó la historia con artículos periodísticos que relataban eventos no presenciados por los personajes de la historia. La historia comienza con Jonathan Harker, un abogado inglés que viaja al castillo del Conde Drácula en Transilvania. El propósito de su misión es dar apoyo legal a Drácula por una transacción inmobiliaria supervisada por el empleador de Karker, Peter Hawkins. Inicialmente atraído por la elegancia y gracia de las maneras de Drácula, Harker pronto descubre que se convirtió en prisionero del Conde. También comienza a ver facetas inquietantes de la vida nocturna de Drácula. Mientras buscaba la salida del castillo una noche, Harker cae bajo el hechizo de tres vampiresas, las novias de Drácula. El Conde lo salva a último minuto porque quería mantenerlo vivo para obtener consejo legal y enseñanzas sobre Inglaterra y Londres. Harker apenas logra escapar del castillo con vida.. Poco después, una nave rusa, la Démeter, aparece en las costas de Whitby, Inglaterra, durante una terrible tempestad. Toda la tripulación faltaba y se creía que habían muerto; sólo encuentran el cuerpo del capitán atado al casco de la nave. El diario del capitán contaba extraños eventos que ocurrieron durante el viaje. Estos llevaron a la desaparición gradual de toda la tripulación, aparentemente causada por la presencia de un ser maligno a bordo. El cargamento del barco consistía en plata y cajas de moho o tierra de Transilvania.

Al poco tiempo Drácula rastrea a la prometida de Harker, Wilhemina ‘Mina’ Murray, y a su amiga, Lucy Westenra. Lucy recibe tres propuestas de  matrimonio en un día: el Dr. John Seward, Quincey Morris y Arthur Holmwood (posteriormente Lord Godalming). Lucy acepta la propuesta de Holmwood y rechaza a los demás pero siguen siendo amigos. Drácula y uno de los pacientes de Seward, Renfield (un hombre que comía insectos para absorber su ‘fuerza vital’), se encuentran. Renfield actúa como un sensor de movimiento, detecta la proximidad de Drácula y aporta las pistas correspondientes.

Lucy comienza a marchitarse y debilitarse. Todos sus pretendientes se inquietan y Seward llamar a su antiguo maestro, el profesor Abraham Van Helsing. Este enseguida determina la causa de la condición de Lucy, pero se niega a revelarla, sabiendo que la fe de Seward en él se desvanecería si comenzaba a hablar de vampiros. Van Helsing trata de salvarla mediante varias transfusiones de sangre, pero no daban resultado. La noche en que Van Helsing debía regresar a Amsterdam, Lucy y su madre son atacadas por un lobo. La Sra. Westenra muere de un paro cardíaco y Lucy aparentemente fallece poco después. Sus seres queridos la entierras, pero al poco tiempo los periódicos comienzan a reportar la presencia de una ‘dama hermosa’ que atacaba niños por las noches. Van Helsing sabía que Lucy se había convertido en vampiro y se lo confiesa a Seward, Lord Godalming y Morris. Los pretendientes y Van Helsing la rastrean y, tras una perturbadora confrontación entre Lucy y Arthur, la matan con una estaca en el corazón y ajo en su boca.

Alrededor de ese momento, Jonathan Harker llega desde Budapest, donde Mina se unió para casarse con él. Ellos se unen a la coalición de lucha contra el Conde.

Cuando Drácula se entera de los planes de Van Helsing y el resto contra él, se venga mordiendo a Mina tres veces. También le da su sangre, lo cual genera un lazo espiritual entre ellos que le permite controlarla. La única manera de detenerlo era con su muerte. Mina sucumbe lentamente a la sangre del vampiro que fluye por sus venas y se divide entre un estado de conciencia a uno de semi-trance durante el cual se conecta telepáticamente con Drácula. Esta es la conexión que usan para deducir los movimientos de Drácula. Es posible detectar el paradero de Drácula cuando Van Helsing hipnotiza a Mina. Esta habilidad se va debilitando a media que el grupo se acerca al castillo del Conde.

Drácula regresa a su castillo en Transilvania y el grupo lo persigue con la intención de encontrarlo antes de la caída del sol y destruirlo. Finalmente logran matarlo atravesando su corazón con un cuchillo, tras lo cual Drácula se ve reducido a cenizas y Mina queda liberada del hechizo. Quincey Morris muere al final de la batalla a manos de unos gitanos que habían sido los responsables de ayudar a Drácula a regresar a su castillo. Los sobrevivientes vuelven a Inglaterra y el libro termina con una nota sobre la vida matrimonial de Mina y Jonathan y el nacimiento de su primer hijo, a quien nombran como los cuatro miembros del grupo, pero se refieren a él sólo como Quincey en recuerdo de su amigo americano.

Diferencias entre la novela y la película de Vampire Hunter D

Hay muchas diferencias y la mayoría poseen un significado considerable.

Diferencias entre la novela y la película de Vampire Hunter D

Diferencias entre la novela y la película de Vampire Hunter D

En la película la proeza física de Doris queda implícita y la demuestra brevemente cuando se defiende de Greco, mientras que en la novela este rasgo tiene una importancia mucho mayor. También se podría argumentar que D es mucho más reservado en su relación con Doris en la película, nunca le llega a dar un beso, a diferencia de lo que ocurre en la novela. En la película queda bien claro que D tiene un gran afecto por Doris, más allá de su aspecto exterior y frío. En los dos formatos le cuesta evitar la tentación de morder a Doris, lo que vincula el vampirismo de D con su sexualidad en cierta manera.

A diferencia de la novela, el D de la película comete pocos errores y trata de evitar lo más que puede su lado vampírico, llegando incluso al borde de la muerte. El D de la novela usa mucho más sus habilidades de vampiro para sortear los problemas, aunque también es reticente a transformarse, aunque en otra medida.

En el libro el personaje del Dr. Fering y su relación con los Langs están mucho más desarrollados y además pasa mucho más tiempo ayudándolos. También le explicó a Doris que en los 7000 años de gobierno de los vampiros, el ADN de los humanos había sido alterado para que olvidaran las debilidades de los vampiros, como el ajo o los crucifijos. En consecuencia las cruces no forman parte de las joyerías, no adornan los edificios ni están presentes en los objetos cotidianos, al contrario de la película.

En el libro los únicos que saben que Doris fue mordida, además de Dan y D, son el Dr. Fering, el alcalde, el comisario Dalton, Greco y sus maleantes. Dalton amenaza a Greco y sus amigos con la silla eléctrica si llegaban a abrir la boca.

El personaje de Rei Ginsei fue casi completamente alterado, incluyendo su raza. En el libro es japonés y trata de violar a Doris. Le ofrece a D poder y amistad, pero es rechazado. Su poder mutante de alabear espacio permanece igual. En la película el personaje de Rei se combinó con el del sirviente de Magnus, Garou, quien no tiene líneas y sólo realiza una breve aparición en la escena inicial. Su muerte fue alterada para la película, ya que ésta es provocada por Magnus en lugar de por D. sus tres compañeros se transforman en monstruosidades: Gimlet pasó de ser un mutante con velocidad sobrehumana a un planeador que reía; Golem se convirtió en un verdadero gigante; y Chullah pasó a ser un humanoide verde en el libro D mata a Chullah y a Golem cuando se estaba yendo del castillo y poco después Rei mata por accidente a Gimlet con su espada.

Rei no rescata a Dan en el libro y aparentemente trata de matar al chico cuando lo secuestra.

El incienso del tiempo se convierte en una vela capaz de paralizar a cualquiera que tuviera sangre de vampiro. En el libro se trataba originalmente de una sustancia que era difícil de fabricar para los vampiros y convertía al día en noche y viceversa. Rei ordenó que la encendieran cerca de D -cuya debilidad era justamente la luz- para confundirlo y debilitarlo. Lee fue quien le dio el incienso a Rei.

En la película Rei mata a Greco en las afueras, mientras que en la novela Greco muere a manos de Larmica en el asilo.

El linaje de Ramika (Larmica en la novela) también cambia: en el libro ella es vampiro, en la pelícla es mitad vampiro, mitad humana, igual que D. En el libro tiene cabello rubio y Doris es morocha; en la película es al revés. Sus trajes también cambiaron para la película; en el libro Doris normalmente usa jeans y remera en lugar de una túnica corta, y Larmica usa vestidos de varios colores (blanco, azul y negro).

Las Tres Hermanas, o Mujeres Serpiente de Midwich, tienen apariciones más importantes en el libro, con resultados significativamente diferentes. Las Medusas de Midwich, un antiguo trío de demonios que atacaban a los vampiros, son famosas por su ataque a la aldea de Midwich y poseen los poderes de un súcubo. Cuando tratan de derrotar a D, quedan hechizadas por sus formidables poderes de seducción y se convierten en sus aliadas.

En el libro, el pendiente de D neutraliza las defensas tecnológicas de la Nobleza, mientras que en la película repele a muchos de los demonios que vivían en el castillo de Lee.

La naturaleza de Drácula y el respeto de los vampiros hacia su figura también están mejor explicadas en la novela. D incluso cita a su padre como advertencia de la caída de los Nobles. Drácula aparentemente no creía en la explotación de los humanos como si fueran ganado, algo que Magnus Lee había olvidado.

En la película el Conde Lee muere cuando D usa su lado vampírico, con el que sobrepasa el poder de Lee y atraviesa su corazón. Esto produce la destrucción del castillo de Lee. En el libro esto es muy distinto: Lamica arruina los controles del castillo, lo cual provoca su destrucción. D aparece justo a tiempo para detener la transformación de Doris en vampiro y allí se enfrenta cara a cara con el conde. Este tiene el poder de usar su capa como arma y es irrompible. Antes de que D pudiera pensar una estrategia para derrotar a Lee, Doris, ahora controlada por el conde, distrae a D. Lee aprovecha la oportunidad y agarra a D con su capa. Justo cuando estaba por decapitar a D comienza a sonar una alarma que indica que el castillo estaba por ser destruido. Esta alarma distrae a Lee, lo cual hace que su capa vuelva a la normalidad y libere a D. El Conde intenta apuñalar a D, pero éste agarra la espada y la quiebra. Luego perfora el corazón del conde con ella y lo mata.

Vampire Hunter D

Vampire Hunter D es una serie de novelas japonesas escritas por Hideyuki Kikuchi e ilustradas por Yoshitaka Amano desde 1983.

Vampire Hunter D

Vampire Hunter D

Hasta la fecha se han publicado veintiún volúmenes de la serie principal, y algunos de ellos incluían cuatro libros. La serie también dio lugar a la creación de un anime, un audio-drama y adaptaciones manga, así como a libros de arte y guías.

Argumento

D, una suerte de caballero solitario errante, vive en una especie de futuro post-nuclear que combina elementos del género ‘pulp’: western, ciencia ficción, horror, fantasía, mitos lovecraftianos, folclore y ciencias ocultas. El planeta, anteriormente aterrorizado por los elegantes y crueles Nobles (vampiros), demonios, mutantes y otras creaciones tecnológicas, está volviendo al control humano y el orden, en parte gracias a la decadencia que trajo la caída de los vampiros y la aparición de una casta de cazadores independientes que son contratados para eliminar amenazas sobrenaturales.

El año es aproximadamente el 12 090 DC. En algún momento de 1999 estalló una guerra nuclear. La nobleza estaba conformada por vampiros que planeaban este conflicto y buscaban reconstruir su civilización en refugios. Usaron su ciencia en combinación con magia para restaurar al mundo a su gusto. Casi todas las criaturas fueron creadas de la nada, a excepción de algunos demonios que sobrevivieron al holocausto. A pesar de que su tecnología les permitió crear un sustituto para la comida, siguen prefiriendo alimentarse de humanos. En consecuencia hicieron una civilización donde los vampiros y los humanos coexisten, con la eventual construcción de ciudades. La sociedad se estanca cuando la tecnología de los vampiros llega a su cenit, ya que, según una profecía, estaban condenados a caer a manos de los humanos cuando llegara ese momento. Para evitar esto modificaron la raza humana, de manera que no recordaran las debilidades de los vampiros, como el ajo y los crucifijos.

A diferencia de los vampiros de los mitos tradicionales, los de la Nobleza se podían reproducir sexualmente, aunque sus hijos nunca envejecerían tras llegar a la madurez física porque heredan la inmortalidad de sus padres.

D es un ‘dhampir’, un hijo de padre vampiro y  madre humana, el cazador de vampiros ideal. Es conocido por su habilidad y su gracia, pero temido y despreciado por su mezcla de linajes. A menudo subestimado por sus enemigos, D posee poderes y recursos sorprendentes, ya que tiene la fortaleza de los Nobles y sólo algunas de sus debilidades comunes. En las dos películas se ve que su poder no es solo físico, sino que se extiende al mundo mágico también. Sus poderes sobrenaturales lo convirtieron en uno de los seres más fuertes del mundo, sino en el segundo, superado sólo por su padre. Sin embargo, D prefiere sus habilidades físicas y sólo usa la magia en tiempos de gran necesidad. A diferencia de la mayor parte de los dhampirs, D es capaz de vivir como un ser humano ‘normal’; sin embargo, está marcado por su belleza excepcional y su aura sin igual, por lo que rara vez es aceptado en entornos humanos. En lo que respecta a sus debilidades, a veces sufre la ‘enfermedad del sol’, un golpe de calor severo que curre cada cinco años. D se recupera de esto mucho más rápido que otros dhampirs. Generalmente lleva varios días hacerlo, y más en el caso de los dhampirs poderosos, pero D se recupera en horas. Fuera de eso, D no sufre de otras debilidades que comúnmente afectan a los dhampirs.

Mano Izquierda afirma en ‘Vampire Hunter D: Bloodlust’ lo siguiente: “Drácula se puso impaciente con la Condesa Sangrienta y tu padre, el rey de los vampiros, se cansó de su glotonería y la empaló en ‘La Espada’’. Las teorías sobre si la espada de D es la que usó su padre para matar a la Condesa es debatible. Es importante notar que la película difiera mucho del libro en este asunto, ya que en las novelas no se diferencia entre Drácula, el rey de los vampiros y el padre de D, lo cual sugiere que son la misma persona.

D es el ‘hogar’ de Mano Izquierda, un rostro humano que reside en su palma izquierda y puede absorber cantidades masivas de materia a través de un túnel de vacío o un remolino de viento. Mano Izquierda disfruta de molestar a D, pero nadie la registra. En casi todo momento la mano de D parece normal. Además de aportar un contraste para el carácter reservado de D, Mano izquierda es increíblemente útil y posee muchos poderes misteriosos, como la psicometría, la inducción del sueño, la determinación de las condiciones mentales de una víctima y la habilidad de medir los poderes sobrenaturales o proezas de un enemigo. En la primera y segunda novelas, mano izquierda también logra revivir a D luego de consumir a los cuatro elementos y convertir la energía resultante en vida. Esta habilidad incluso salva a D de la estaca fatal que Rei-Ginsei le había clavado en la primera novela. Mano izquierda posee mente y voluntad propias, y actúa como guía de D y compañía permanente, lo cual le da un reservorio de conocimiento sobre la cultura perdida de los Nobles. Su origen, sin embargo, es desconocido y no se sabe cómo llegó a unirse a D. sin embargo, en el tercer libro se dan algunas revelaciones sobre su naturaleza y queda implícito que era uno de los Barbarois que servían en el séquito personal de Drácula.

D conduce un caballo cibernético con piernas mecánicas y otros dispositivos, lleva una espada parecida a la cimitarra diseñada por Yoshitaka Amano en otras obras, sólo que la de D es similar a la de los nodachi japoneses. D siempre lleva un pendientes azul místico que evita que muchas de las defensas automáticas (como los rayos láser y las pequeñas bombas) creadas por la Nobleza en el milenio pasado funcionen correctamente, lo cual le permite entrar a sus castillos fácilmente. En las novelas y el juego también usa agujas de madera que puede lanzar a una súper velocidad. Protege su rostro lechoso de la luz del mediodía con su largo cabello negro, su capa oscura y un sombrero de bordes amplios. Aunque parece tener tan solo diecisiete o dieciocho años en la primera novela, su edad es desconocida. Su belleza es encantadora, por lo que maravilla a las mujeres e incluso en ocasiones a los hombres.

Poco es lo que se sabe sobre el pasado o la familia de D. algunos Nobles corren rumores que cuentan que su progenitor, el ancestro sagrado conocido como Conde Drácula, se acostaba con una humana llamada ‘Mina el hada’. Drácula realizó horribles experimentos para cruzar razas consigo mismo e innumerables mujeres, y el único resultado exitoso fue D. Este no quiere saber nada con su padre y se niega a llevar su verdadero nombre. En su lugar, lo acortó a la primera letra.

El papel de Drácula en las novelas es muy variado, ya que aparece como la perdición y la ruina de pueblos, y fue deificado como un legendario rey-dios por los vampiros, muchos de los cuales ni siquiera lo conocieron en persona. D cita los preceptos de Drácula (‘Invitados transitorios somos’) en la primera novela. Drácula aparece como un justiciero admirado por su inteligencia y también como un científico despiadado (en la segunda novela) que condujo experimentos de hibridación con humanos para perpetuar su especie. D se encontró con su padre por lo menos en una ocasión, como cuando D se acerca a lugares donde permanece el poder de su padre y recuerda lo que le dijo: ‘Tú eres mi único éxito’. Como D, Drácula es retratado como un vagabundo misterioso y apuesto.