Tag Archives: dragones chinos

Dragones en Pokémon

Dragonair es un personaje de la serie Pokémon. Su nombre deriva de la unión del sustantivo “dragón” y del nombre propio “Debonair”, que se refieren respectivamente a la naturaleza del dragón y al carácter afable y suave que presenta este personaje. Además, la sílaba final deriva de “aire”, en alusión directa a su capacidad de ser aerotransportado.

Dragones en Pokémon

Dragones en Pokémon

Sobre su aspecto podemos decir que parece una serpiente de mar, aunque tiene características de dragón. Su cuerpo es azul y blanco, largo y liso. Tiene un cuerno pequeño en su frente y dos protuberancias con forma de ala, situadas a ambos lados de la cabeza.

Dragonair vive en lagos o mares, y almacena una cantidad enorme de energía en su cuerpo. Esta gran energía se manifiesta de dos maneras: aunque carece las alas grandes, las alas que posee en su cabeza se agrandan mientras vuela. Además, puede descargar su poder a través de esferas cristalinas presentes en su cuello y cola, que lo envuelven en un aura apacible. Este aura –que hace que su cuerpo brille apaciblemente– le ofrece un aspecto místico. Se dice que Dragonair es capaz de controlar las condiciones climáticas.

En los videojuegos, Pokémon rojo y azul, los poderes de Dragonair son mayores a los del promedio. Presenta una resistencia poco común, dada por la naturaleza potente del dragón.

UN DRAGÓN QUE SUEÑA CON VOLAR

Salamence es otro dragón de la serie. Se trata de un animal de gran tamaño, capaz de respirar fuego; es cuadrúpedo y tiene dos grandes alas rojas, semicirculares. Salamence es la forma final del proceso evolutivo de Bagon, que se puede considerar su estadio “larval”, y de Shelgon, su estado pupal.

El proceso por el cual Shelgon se transforma en Salamence es bastante emotivo: el Pokémon había tenido desde siempre un sueño en el que imaginaba que nacía como Bagon, le crecían alas y podía volar. Como Shelgon, deseó durante tantos años tener alas que este gran anhelo influyó en su desarrollo y produjo su evolución en Salamence gracias a una mutación repentina de sus células.

Este proceso evolutivo es similar al mencionado en algunos mitos de dragones chinos, que logran desarrollar alas después de mil años de vida.

Salamence tiene carácter alegre, pero cuando se encoleriza es capaz de destruir todo aquello que se encuentre a su alrededor. En los videojuegos, Salamence es la evolución de un Shelgon en el nivel 50. Shelgon, a su vez, es la evolución de Bagon, un Pokémon salvaje.

Dragones del Japón

Los dragones japoneses son criaturas legendarias con cualidades físicas similares a las de los dragones chinoscoreanos. Sin embargo, existen algunas diferencias: los dragones japoneses poseen tres garras en vez de cuatro y no siempre tienen alas. En general son benévolos –aunque existen algunas excepciones– y a muchos se los conoce por su capacidad para cumplir deseos.

Dragones del Japón

Dragones del Japón

Algunos afirman que los dragones descienden de peces enormes, aunque no se han encontrado evidencias fósiles ni restos arqueológicos que justifiquen dicha hipótesis. Sin embargo esta leyenda continúa viva en el folclore japonés.

Los dragones se mencionan escasamente en la mitología japonesa. Uno de los más famosos es Yamata no Orochi, un monstruo terrible de ocho cabezas y ocho colas que fueron cortadas por Susanoo, un héroe que halló la espada sagrada Kusanagi después de rebanar la cuarta cola de la bestia. Otro dragón importante es el dios emperador del mar, Ryujin

Sin embargo, la cultura popular moderna sí menciona con frecuencia los poderes de los dragones, atribuyéndoles energías mágicas sanadores, la capacidad de volar y el don del antropomorfismo.

Dragones Japoneses
Dragones Japoneses

En la actualidad, los japoneses aprovechan la popularidad que los dragones tienen en su universo cultural y los incorporaron a las series deanimé, películas y juegos de roles, renovando algunos rasgos atribuidos históricamente a estos seres fantásticos.

Por ejemplo, en Dragon Ball Z se alude a las bolas mágicas capaces de conceder deseos a la Humanidad por obra del dragón Shenlong, mientras que en la serie Pokémon se exhiben dragones con diferentes habilidades tales como Dragonair, Rayquaza y Salamence, sin contar las apariciones simbólicas en Los caballeros del Zodíaco.

En la película ganadora del Oscar, El viaje de Chihiro, también aparece un dragón blanco, habitante del río. Por último, el juego Dragon Quest no se queda atrás: en él desfila una diversidad de dragones con rasgos orientales, europeos y asiáticos.

Dragones chinos: ¡La furia del dragón chino!

La asociación de los dragones con los pescados se remonta a una leyenda que cuenta que un pez-carpa saltó sobre la “puerta mítica del dragón” y se convirtió en este animal fantástico; de hecho, varias cascadas y cataratas de China son consideradas como lugares donde se localiza la Puerta del Dragón. La historia es empleada como alegoría del impulso y del esfuerzo necesarios para superar obstáculos y alcanzar el éxito. Esta misma alegoría fue aprovechada y utilizada recientemente por el animé japonés, cuando el dragón Shiryu –uno de los Caballeros del Zodíaco de bronce– se enfrenta al desafío de modificar el curso de la corriente de una catarata ubicada en la región de los Cinco Picos.

Dragones chinos: ¡La furia del dragón chino!

Dragones chinos: ¡La furia del dragón chino!

Una hipótesis alternativa sugiere que los primeros dragones chinos fueron especies de cocodrilo. Específicamente, del Crocodilus Porosis, un animal antiguo y gigante. Se sabe que los cocodrilos detectan cambios climáticos como la presión del aire y que pueden percibir cuándo sobrevendrán lluvias. Éste pudo haber sido el origen de las cualidades míticas atribuidas al dragón para controlar el tiempo, especialmente la lluvia. Además, existen evidencias de la veneración del cocodrilo en civilizaciones babilónicas, indias y mayas.

Durante la dinastía de Han, el aspecto del dragón fue caracterizado de la siguiente manera:

  1. Tiene cuerpo de serpiente
  2. Escamas y cola de pescado
  3. Cornamentas de un macho cabrío
  4. Cara de camello
  5. Dos pares de garras de águila
  6. Oídos de toro
  7. Pies de tigre
  8. Ojos de un demonio
  9. Una perla llameante debajo de su barbilla

También se le atribuyen poderes sobrenaturales tales como disfrazarse de gusano de seda, convertirse en un ser enorme capaz de cubrir el cielo, volar entre las nubes, ocultarse en el agua, rodar en el fuego, transformarse en invisible o convertirse en un resplandor que brilla en la oscuridad.

Dragones Chinos
Dragones Chinos

A veces, el dragón adquiere cualidades antropomórficas. Según diversas leyendas, puede convertirse en un ser humano vestido con el traje de un rey que conserva su cara de dragón pero usa corona.

Por último, existen nueve clases de dragones famosos representados en el arte chino y en la literatura oriental. Ellos son:

  1. Tianlong: el dragón celestial
  2. Shenlong: el dragón espiritual
  3. Fucanglong: el dragón de los tesoros escondidos
  4. Dilong: el dragón subterráneo
  5. Yinglong: el dragón alado
  6. Jiaolong: el dragón de cuernos
  7. Panlong: el dragón con cola, habitante de las aguas
  8. Huanglong: el dragón amarillo, nacido del Río Luo
  9. El dragón Imperia

Dragones y el juego del Yin Yang

Jorge Luis Borges, en su Libro de los Seres Imaginarios, explica que “La cosmogonía china enseña que los Diez Mil Seres (el mundo) nacen del juego rítmico de dos principios complementarios y eternos, que son el Yin y el Yang. Corresponde al Yin la concentración de la oscuridad, la pasividad, los números pares y el frío; al Yang corresponde el crecimiento, la luz, el ímpetu, los números impares y el calor. Símbolos del Yin son la mujer, la tierra, el anaranjado, los valles, los cauces de los ríos, y el tigre; del Yang, el hombre, el cielo, el azul, las montañas, los pilares, el dragón”.

Dragones y el juego del Yin Yang

Dragones y el juego del Yin Yang

Como vemos, en China el Dragón se asocia al color Blanco o a colores claros y cálidos, como el Amarillo, que simbolizan la pureza y la luz, además de la muerte. Cabe señalar que la significación oriental de la muerte es positiva, diametralmente alejada de la connotación trágica que adquiere en Occidente como herencia de la civilización helénica. La identificación del dragón con estos colores se basa en la creencia de que era un animal bondadoso y formaba parte del grupo de los cuatro animales mágicos junto con el Fénix, la Tortuga y el Unicornio.

Las historias mitológicas consideraron a este fabuloso animal como el padre de los antiguos emperadores. Se dice que uno de los dragones originarios surgió del Río Amarillo y le enseñó a los monarcas el famoso esquema circular que simboliza el armónico juego del Yin y el Yang.

Cabe destacar que en el I Ching: Canon de las Mutaciones el Dragón funciona como alegoría de la sabiduría.

Dragones y el juego del Yin Yang

EL COLOR DE LOS DRAGONES

Los dragones chinos adoptaban diferentes colores según las circunstancias que debían representar. Aparecían los dragones de negro para revelar la llegada de la Destrucción, mientras los dragones amarillos prefiguraban la Muerte. Por el contrario, los dragones azules comunicaban el nacimiento de un personaje célebre. Se dice que cuando nació Confucio, aproximadamente en el año 550 AC., dos dragones de color azul sobrevolaban la vivienda en que se produjo el suceso.

Cada corriente de agua, río o lago contaba con un dragón protector, de acuerdo con la mitología coreana. En la zona septentrional y central de China se los consideraba divinidades de la lluvia que regaban los arrozales y eran capaces de crear las nubes con una exhalación de su aliento. Además, podían generar terribles torbellinos en la tierra y en el mar, o destrozar las nubes con sus garras y, luego de hacerlas jirones, despertar diluvios o chaparrones espantosos.

Documentos que se remontan al año 503 AC. nos indican que dos dragones lucharon en las proximidades de una laguna y expelieron por las fosas nasales una bruma tan espesa que dejaron en sombras a la ciudad de Liang.

Durante siglos, la mitología popular sostuvo que las piedras y el canto rodado de los arroyos situados entre montañas (valles) no eran otra cosa que huevos de dragón. Cuanto estos recibían el impacto de un rayo, liberaban pequeños dragoncitos que subían al cielo.

Continúa Borges, en el libro citado: “Durante siglos, el Dragón fue el emblema imperial. El trono del emperador se llamó el Trono del Dragón; su rostro, el Rostro del Dragón. Para anunciar que el emperador chino había muerto, se decía que había ascendido al firmamento sobre un dragón

Historia de dragones

Los dragones fueron representados a lo largo del tiempo como grandes serpientes o reptiles que poseen cualidades mágicas o espirituales, parecidos a los magos. El origen o etimología de su nombre proviene del latín: draco, draconis, y es un término que designa a un animal mitológico, aunque también se llama así a un tipo de planta, por sus flores que semejan una cabeza de dragón.

Historia de dragones

Historia de dragones

Por razones de analogía, también se denomina “dragón” a una especie de pez, a una constelación y a un cuerpo de infantería, por las dragonas o charreteras que empleaban los soldados y por los dragones pintados en su estandarte o esculpidos en sus pistolas. Dragoncillo es el nombre de un arma que escupe fuego.

Dragon Rojo

Los dones del dragón, criatura mitológica

Volviendo a estos seres fantásticos, en las representaciones occidentales generalmente se los muestra con alas, cuerpo escamoso y se les asigna la capacidad de respirar o lanzar fuego.

La mitología oriental no los muestra habitualmente de esta forma. Se desconoce el origen de su aspecto físico, aunque se estima que nació espontáneamente en distintas culturas del mundo basado libremente en el aspecto de una serpiente y de un dinosaurio.

Diversas culturas alrededor del mundo los han percibido de forma diferente. Los dragones chinos y orientales los consideran benévolos, mientras que los dragones europeos suelen ser malévolos (aunque hay excepciones a estas reglas). Los dragones malignos también se encuentran en la mitología persa –por ejemplo, Azhi Dahaka– y en otras culturas. Tenemos por ejemplo las imagenes de dragones rojos en los cuales se perfila los rasgos de estos seres tal como lo veian diferentes culturas entonces.

Muchas veces, los dragones presentan una importante significación espiritual. En Oriente es venerado como símbolo de las fuerzas de la naturaleza y del universo. A menudo se los asocia con la sabiduría y la longevidad; en las leyendas coreanas, chinas y japonesas se les confiere poderes mágicos y energía sobrenatural positiva.

En algunas culturas se les atribuye el don de la palabra y cualidades humanas. Son animales sumamente populares en juegos de mesa, literatura y videos, especialmente en juegos de roles.