Tag Archives: dragones rojos

Dragones negros y dragones rojos

Dragones negros

Los dragones negros son criaturas viles, de mal temperamento y obsesionadas con la muerte. Viven en hábitats fétidos y pantanosos. Encuentran placer en el aroma de cadáveres putrefactos. Su dominio está en los pantanos y la jungla. Son abusivos, malévolos y se enojan rápidamente. Sus corazones son tan negros como sus escamas.

Dragones negros y dragones rojos

Dragones negros y dragones rojos

Un dragón negro puede ser identificado por su apariencia esquelética y gris. Sus ojos son cuencas profundas. Sus dos grandes cuernos están curvados hacia abajo. La carne de su rostro parece deteriorada, como quemada por ácido. De su amenazante boca sale ácido. Huelen a vegetación podrida, agua estancada y ácido venenoso.

Los dragones negros viven en hábitats pegajosos y húmedos, y se alimentan de peces y otras criaturas acuáticas. Comen carne, pero prefieren dejar a sus víctimas flotando en los estanque por días ates de comerlas.

Si uno se encuentran con un dragón negro, hay que tener cuidado porque prefiere los ataques sorpresa antes que la lucha rente a frente. Es más activo a la noche, ya que en la oscuridad se siente más poderoso y confiado. Su aliento es un gas ácido y venenoso.

Dragones rojos

Los dragones rojos son avariciosos, envidiosos y están obsesionados con el incremento de sus tesoros. Viven en lugares cálidos, como volcanes o islas tropicales. El dominio del dragón rojo está en la montaña y la isla. Son vanidosos, astutos y terribles.

Un dragón rojo puede identificarse por sus largas alas y cuernos. Tiene una lengua rojiza y bifurcada. Cuando está enojado aparecen llamas en sus fosas nasales. Sus ojos brillan con avaricia cuando ve un tesoro. Huele a humo y sulfuro.

Los dragones rojos son extremadamente territoriales. Prefieren comer carne, sobre todo humana. Son conocidos por forzar a los pobladores de algunos lugares a sacrificar doncellas para ellos. La mejor parte de la comida para un dragón rojo es la sangre.

Los dragones rojos expiran fuego mortal.

Historia de dragones

Los dragones fueron representados a lo largo del tiempo como grandes serpientes o reptiles que poseen cualidades mágicas o espirituales, parecidos a los magos. El origen o etimología de su nombre proviene del latín: draco, draconis, y es un término que designa a un animal mitológico, aunque también se llama así a un tipo de planta, por sus flores que semejan una cabeza de dragón.

Historia de dragones

Historia de dragones

Por razones de analogía, también se denomina “dragón” a una especie de pez, a una constelación y a un cuerpo de infantería, por las dragonas o charreteras que empleaban los soldados y por los dragones pintados en su estandarte o esculpidos en sus pistolas. Dragoncillo es el nombre de un arma que escupe fuego.

Dragon Rojo

Los dones del dragón, criatura mitológica

Volviendo a estos seres fantásticos, en las representaciones occidentales generalmente se los muestra con alas, cuerpo escamoso y se les asigna la capacidad de respirar o lanzar fuego.

La mitología oriental no los muestra habitualmente de esta forma. Se desconoce el origen de su aspecto físico, aunque se estima que nació espontáneamente en distintas culturas del mundo basado libremente en el aspecto de una serpiente y de un dinosaurio.

Diversas culturas alrededor del mundo los han percibido de forma diferente. Los dragones chinos y orientales los consideran benévolos, mientras que los dragones europeos suelen ser malévolos (aunque hay excepciones a estas reglas). Los dragones malignos también se encuentran en la mitología persa –por ejemplo, Azhi Dahaka– y en otras culturas. Tenemos por ejemplo las imagenes de dragones rojos en los cuales se perfila los rasgos de estos seres tal como lo veian diferentes culturas entonces.

Muchas veces, los dragones presentan una importante significación espiritual. En Oriente es venerado como símbolo de las fuerzas de la naturaleza y del universo. A menudo se los asocia con la sabiduría y la longevidad; en las leyendas coreanas, chinas y japonesas se les confiere poderes mágicos y energía sobrenatural positiva.

En algunas culturas se les atribuye el don de la palabra y cualidades humanas. Son animales sumamente populares en juegos de mesa, literatura y videos, especialmente en juegos de roles.