Tag Archives: duergar

Los primos de las hadas y los duendes: Coblynau – Daoine Maithe – Visir – Duergar

Canneres-Noz: la versión inglesa del Bean-Sidhe.

Cluricaun: luego de su día de trabajo, el Leprechaun disfruta de fiestas a la noche y entonces se lo conoce como el Cluricaun. Ronda por las bodegas de vino y es conocido por cabalgar borracho bajo la luna llena en las espaldas de sus ovejas o de sus perros.

Coblynau: el goblin minero de Gales, primo de los Knockers de Cornualles. Estas criaturas usan herramientas de minería y se los puede ver trabajando industriosamente en las montañas. El golpe de sus picos y martillos es un buen augurio, un signo de alegría.

Corrigan: espíritus malignos de Bretaña, generalmente asociados con fantasmas de los muertos.

Cururipur: un poderoso espíritu sudamericano dueño de la selva que tortura a los cazadores de tortugas ya que estas criaturas son sus amigas.

Daoine Maithe: ‘La buena Gente’; semejante a los Gentry, se dice que estaban en el cielo en el momento de la Caída, pero que ellos no cayeron; algunos creen que son personas que esperan la salvación.

Visir: estos son espíritus que se unen a un lugar particular, generalmente de propiedad humana, como las casas. Por lo general son espíritus femeninos ancestrales.

Duergar: estas son formas maliciosas de Duendes del norte de Inglaterra. Engañan a las personas y las matan.

Dwarfs: viven en las montañas Rugen/Suizas de Alemania/Isle. Enanos pero de contextura fuerte, generalmente tienen barba y apariencia de viejos. Esto se debe a que llegan a la madurez a los tres años de edad, y tienen una barba canosa a los siete. Sus casas están en las montañas de Escandinavia y Alemania, donde trabajan con los metales preciosos para hacer armas y armaduras entre otros artefactos, que generalmente son mágicos. No pueden estar sobre la tierra porque el sol los convertiría en piedra. Otros relatos cuentan que pasan el día en la superficie en la forma de hongos.

Dybbuk: un espíritu demoníaco capaz de poseer a los seres humanos.

Daoi-Sith

Los duendes oscuros funcionan generalmente como la contraparte malvadas o siniestra de los duendes de la luz (o de los duendes planos) en muchas mitologías y reelaboraciones ficticias. Están a menudo en guerra con otros duendes.

Daoi-Sith

Daoi-Sith

En mitología de los nórdicos, Svartálfar (“Swartelves” o “duendes negros”) son considerados sinónimos de duergar (los “enanos”). Se trata de criaturas subterráneas que moran en el mundo de Svartálfheim.

Pueden ser criaturas benévolas o malévolas… En el Svartalfar original trabajaban en las fraguas, como herreros, bajo el árbol del mundo. Primero no eran considerados malvados, pero comenzaron a adquirir comportamientos siniestros a medida que su piel se oscurecía como resultado del trabajo en la fragua.

Los Dökkálfar (“Dark elves”) son espíritus ancestrales masculinos que protegen a los seres humanos, aunque también pueden resultar amenazadores cuando algún hombre se comporta de manera grosera con ellos. Prefieren evitar la luz del día, aunque no necesariamente habitan cuevas subterráneas.

El investigador Snorri Sturluson distingue el ljósálfar (elfo luminoso) del Álfheim, que en la mayoría de las fuentes bibliográficas es conocido simplemente como “duende”.

En la lengua irlandesa, el Daoi-Sith (o Daoine Sidhe) significa “duende oscuro”, mientras que el Du-Sith-Sith (o Erdluitle) significa “duende negro”.

Ambos términos son confusos; el último parece haber sido utilizado como nombre propio. Aparte de tratarse de una leyenda que implica a un tal sir Lachlan Mor M´Clean no existen referencias a estas criaturas en la mitología céltica, así que es imposible saber si eran duendes o si en realidad fueron trolls u otras criaturas bondadosas o malvadas.

Por último, ambos vocablos parecen estar relacionados con el Trowe y el Drow del folklore escocés, si es que no son sus precursores directos.