Tag Archives: El Ángel del Señor

Funciones de los ángeles

Por definición, la palabra ‘ángel’ viene de ‘Aggelos’, que significa mensajero, llevar un mensaje, anunciar, proclamar. A partir de esta definición y de las Escrituras que hablan sobre ella, se puede tener una idea de su trabajo sobre la tierra en beneficio de la humanidad. Por las siguientes citas bíblicas sabemos que llevan a cabo una variedad de tareas: rescatar, cuidar, proteger, traer mensajes de Dios, luchar, cumplir con la voluntad divina.

Hebreos 1:13-14 ‘¿Y a cuál de los ángeles dijo jamás: ‘Siéntate a mi derecha, hasta que ponga a tus enemigos debajo de tus pies? ¿Acaso no son todos ellos espíritus al servicio de Dios, enviados en ayuda de los que van a heredar la salvación?

Esta cita refiere el propósito de los ángeles en la Tierra: Son seres espirituales enviados por Dios a asistir a todos aquellos que recibirán la salvación. Esto significa que están aquí para todos, porque la salvación es para todos. Dios desea tanto la salvación de la humanidad que envía a seres angelicales a trabajar hasta el final. Con ese fin, ellos protegen, guían y ayudan a los seres humanos. Tras aceptar a Cristo como nuestro Salvador, su trabajo continúa y se incrementa, hasta que llegamos a depender y confiar nuestra vida al Padre Celestial. El pasaje del Salmo 91 parece justificar esto; el salmo comienza identificando a su audiencia: aquellos que confían en Dios. Otras citas que retratan lo dicho anteriormente son:

1 Reyes 19:5 ‘Se acostó y se quedó dormido bajo la retama. Pero un ángel lo tocó y le dijo: ‘Levántate, come, porque todavía te queda mucho por caminar”.

Hechos 5:17-21 “Intervino entonces el Sumo Sacerdote con todos sus partidarios, los de la secta de los saduceos. Llenos de envidia, hicieron arrestar a los Apóstoles y los enviaron a la prisión pública. Pero durante la noche, el Ángel del Señor abrió las puertas de la prisión y los hizo salir. Luego les dijo: ‘Vayan al Templo y anuncien al pueblo todo lo que se refiere a esta nueva Vida. Los Apóstoles, obedeciendo la orden, entraron en el Templo en las primeras horas del día y se pusieron a enseñar.

Génesis 19:15 “Al despuntar el alba, los ángeles instaron a Lot diciéndole: ‘¡Vamos! Saca a tu mujer y a tus dos hijas que están aquí para que no seas aniquilado cuando la ciudad reciba su castigo’”.

Salmos 91:11-12 “No te alcanzará ningún mal, ninguna plaga se acercará a tu carpa, porque él te encomendó a sus ángeles para que te cuiden en todos tus caminos. Ellos te llevarán en sus manos para que no tropieces contra ninguna piedra”.

Salmos 34:8 “El Ángel del Señor acampa en torno a sus fieles y los libra.”

Éxodo 33:2 “Yo enviaré un ángel delante de ti, y expulsaré a los cananeos, los amorreos, los hititas, los perizitas, los jivitas y los jebuseos”.

Lucas 1:11 “Entonces se le apareció el ángel del Señor de pie, a la derecha del altar del incienso”.

Hechos 8:26-29 “El ángel del Señor dijo a Felipe: ‘Levántate y ve hacia el sur, por el camino que baja de Jerusalén a Gaza; es un camino desierto’. El se levantó y partió. Un eunuco etíope, ministro del tesoro y alto funcionario de Candece, la reina de Etiopía, había ido en peregrinación a Jerusalén y se volvía sentado en su carruaje, leyendo al profeta Isaías. El Espíritu dijo a Felipe: ‘Acércate y camina junto a su carro’”.

Mateo 13: 41-42 “El Hijo del Hombre enviará a sus ángeles, y estos quitarán de su Reino todos los escándalos y a los que hicieron el mal, y los arrojarán en el horno ardiente; allí habrá llanto y rechinar de diente”.