Tag Archives: fósiles de dinosaurios

Hadrosaurus foulkii

En el año 1858, el primer dinosaurio americano conocido fue descubierto en un hoyo montañoso de la pequeña ciudad de Haddonfield, en Nuevo Jersey.

Hadrosaurus foulkii

Hadrosaurus foulkii

Aunque numerosos fósiles habían sido encontrados antes, su naturaleza no había sido discernida correctamente. En artículos anteriores mencionamos que, en China, se creía que los enormes huesos habían pertenecido a dragones arcaicos.

La criatura fue bautizada con el nombre Hadrosaurus foulkii. Se trataba de un hallazgo extremadamente importante: el Hadrosaurus constituía el primer esqueleto casi completo encontrado de dinosaurio, y era claramente una criatura bípeda.

Decimos que se trató de un descubrimiento revolucionario dado que, hasta ese momento, la mayoría de los científicos había creído que los dinosaurios se desplazaban en cuatro patas, como los lagartos actuales.

Por eso, los descubrimientos del paleontólogo Foulke dispararon una onda maníaca en los Estados Unidos vinculada a estos animales prehistóricos, que rápidamente estimuló el merchandising.

Para los estándares humanos, evidentemente los dinosaurios son criaturas de aspecto fantástico, de tamaño descomunal. A ello se debe que hayan capturado con tanta velocidad la imaginación pública.

Luchas de Dinosaurios
Luchas de Dinosaurios

Sólo tres décadas después de las primeras descripciones científicas de los restos de dinosaurios, las famosas esculturas fueron erigidas en Cristal Palace Park de Londres. Estas creaciones artísticas excitaron al público tan fuertemente que comenzaron a venderse pequeñas reproducciones de las mismas.

Desde la apertura del Palacio de Cristal, diversas exposiciones sobre dinosaurios se han inaugurado en parques y museos alrededor del mundo… La gran repercusión científica y popular de estos seres prehistóricos va de la mano.

Aunque la velocidad de extinción de estas criaturas excepcionales no se pueda deducir de los restos fósiles hallados, varios modelos sugieren que la extinción fue extremadamente rápida.

El consenso entre los científicos que apoyan la teoría de la “colisión meteórica” es que el impacto causó extinciones inmediatas (por el calor del impacto del meteorito) y también indirectamente (por el frío mundial generado cuando la materia expulsada del cráter reflejó la radiación térmica solar).

Saurópodos y Hadrosaurios

La primera evidencia directa de comportamiento gregario de los dinosaurios se basa en un descubrimiento de 1878. Se hallaron 31 saurópodos que fallecieron juntos en Bernissart, Bélgica, después de caer en un profundo hoyo inundado, donde se ahogaron.

Saurópodos y Hadrosaurios

Saurópodos y Hadrosaurios

Otros hallazgos posteriores sugieren el comportamiento de  manada en diversas especies de dinosaurio.

Las huellas y restos de millares de herbívoros encontrados en distintos continentes confirman la hipótesis de que los Hadrosaurios pudieron haberse movido en grandes manadas, como el bisonte americano o el springbok africano.

Los fósiles de saurópodos sugieren que estos animales viajaron en grupos integrados por varias diversas especies, por lo menos en Oxford, Inglaterra, manteniendo a los más jóvenes en el centro de la manada para defenderlos. La hipótesis adquiere más relevancia después de los descubrimientos fósiles efectuados en Davenport, Tejas.

Los dinosaurios pudieron haberse reunido en manadas para la defensa, con propósitos migratorios o para proporcionar protección a los más pequeños.

Comparando el volumen de un animal con el área de su piel, se evidencia que mientras más grande sea un animal, su área superficial aumentará más lentamente que su volumen.

Dinosaurios Descansando
Dinosaurios Descansando

En cierto punto, la cantidad de calor pudo forzar al organismo de estos animales a la utilización de métodos adicionales para evitar recalentarse.

En el caso de los elefantes, como carecen de pelo y tienen grandes orejas que aumentan su área superficial, también presentan adaptaciones de su comportamiento (por ejemplo, usar su trompa para rociar agua sobre sí mismos).

Los dinosaurios grandes habrían tenido que ocuparse de situaciones similares; su tamaño corporal sugiere que perdían calor lentamente.

Fosiles de Dinosaurios

La manía por los dinosaurios puede ejemplificarse a través de la rivalidad feroz que existió entre Edgard Drinker Cope y Othaniel Charles Marsh, conocidos ambos por su competencia en ser los primeros descubridores de nuevos dinosaurios, episodio conocido como “La guerra de los Huesos”.

Fosiles de Dinosaurios

Fosiles de Dinosaurios

La pelea se originó probablemente cuando Marsh precisó, públicamente, que la reconstrucción de un esqueleto de Elasmosaurus efectuada por Cope estaba mal hecha: Cope había colocado, sin querer, la cabeza de un Plesiosaurio donde debía ir el extremo de la cola del animal.

La lucha entre los dos científicos duró más de 30 años. Finalizó en 1897 con la muerte de Cope, después de que éste invirtiera su fortuna entera en la caza de huesos de dinosaurios.

Marsh “ganó” la competencia porque lo financiaron mejor, gracias a su relación con la Encuesta Geológica de Estados Unidos (US Geological Survey).

Desafortunadamente, muchos especimenes valiosos de dinosaurios resultaron dañados o destruidos debido a los métodos perniciosos utilizados para encontrar sus restos: por ejemplo, los cavadores empleaban a menudo la dinamita para desenterrar los huesos (los paleontólogos modernos encontraron un método más adecuado, llamado “appalling” en inglés).

En el Lago
En el Lago

A pesar de sus procedimientos anticuados, las contribuciones de Cope y Marsh a la Paleontología fueron enormes. Marsh descubrió 86 nuevas especies de dinosaurios y Cope encontró 56, sumando un total de 142 nuevas especies.

La colección de Cope se encuentra ahora en el Museo Americano de Historia Natural, en Nueva York, mientras el de Marsh es exhibido en el Museo de Historia Natural de Peabody, en la Universidad de Yale.

Desde 1897, la búsqueda de fósiles de dinosaurios se ha extendido a cada continente, incluyendo la Antártida. El primer dinosaurio antártico que se descubrirá, el Ankilosaurio Antarctopelta Oliveori, fue encontrado en la isla de Ross en 1986. Y en 1994 se halló el terópodo Cryolophosaurus Ellioti.

Los puntos de investigación más candentes en la actualidad son Sudamérica (especialmente la Argentina) y China.

En este último país se han hallado numerosos dinosaurios emplumados en excepcional estado de conservación, gracias al clima árido que permite una inmejorable calidad de fosilización.

Reproducción: El nacimiento de los dinosaurios

(Podes conocer mas de la historia de los dinosaurios aquí, en Linkmesh.com)

Cuando el hueso fosilizado del Tyrannosaurus rex de 68 millones de años hallado en Montana fue tratado varias semanas para quitar el contenido mineral de la cavidad de la médula –un proceso llamado “desmineralización”- quedaron en evidencia estructuras intactas como los vasos sanguíneos, la matriz del hueso y el tejido fino conectivo.

Reproducción: El nacimiento de los dinosaurios

Reproducción: El nacimiento de los dinosaurios

Estudios de microscopio revelan que el tejido del dinosaurio había conservado las microestructuras incluso en el nivel celular. La naturaleza y la composición exacta de este material, así como las implicaciones del descubrimiento de la Dra. Schweitzer, no están todavía claras; el estudio y la interpretación del material continúa en la actualidad.

La extracción exitosa de ADN de fósiles de dinosaurios ha sido divulgada en dos ocasiones, pero los informes todavía no se han confirmado.

Sin embargo, un péptido visual, funcional, de un “dinosaurio teórico” se ha logrado deducir utilizando métodos filogenéticos analíticos para la reconstrucción de secuencias de genes en especies modernas relacionadas, como los pájaros y reptiles.

Además, varias proteínas se han detectado en los fósiles de estos animales prehistóricos, incluyendo la hemoglobina.

De todas maneras, incluso si el ADN de un dinosaurio pudiera ser totalmente reconstruido, sería excesivamente difícil reproducir dinosaurios usando tecnología actual, dado que ninguna especie vigente puede proporcionar cigotos ni existe un ambiente propicio para el desarrollo embrionario.

Amigos
Amigos

Las teorías acerca de la extinción total y repentina de los dinosaurios no voladores es un acontecimiento que ocurrió hace aproximadamente 65 millones de años. Se trata de uno de los misterios más intrigantes de la Paleontología.

Muchos otros grupos de animales se extinguieron en esa época, como las amonitas (moluscos semejantes a los “nautilus”), los mosasaurios, los plesiosaurios, los pterosaurios, las tortugas y los cocodrilos herbívoros, así como la mayoría de los pájaros y muchos grupos de mamíferos.

La naturaleza del acontecimiento que causó esta extinción total se ha estudiado bastante desde los años ´70. Aunque el consenso general es que un impacto planetario fue la causa primaria de la extinción, algunos científicos citan otras causas posibles, o apoyan la idea de una confluencia de varios factores como responsables de tal desaparición.

Dinosaurios voladores y dinosaurios terrestres

Pájaros y dinosaurios no voladores comparten numerosas características; los primeros están emparentados con los terópodos, que se reconocen habitualmente como sus antecedentes más cercanos.

Dinosaurios voladores y dinosaurios terrestres

Dinosaurios voladores y dinosaurios terrestres

El Archaeopteryx es el primer buen ejemplo de lo que fue un “dinosaurio emplumado”. Fue hallado en 1861 en la piedra caliza de Solnhofen, Alemania meridional, en un lagerstätte o formación geológica rara y notable donde suelen mantenerse fósiles prehistóricos.

Cabe destacar que el Archaeopteryx es un fósil transitorio, con características intermedias entre las de los reptiles modernos y los pájaros.

Descubierto apenas dos años después de la publicación de la magna obra de Darwin titulada “El origen de las especies”, el hallazgo estimuló el debate entre los autores de la Biología Evolutiva y el Creacionismo.

Este pájaro temprano se parece tanto a un dinosaurio que, sin una huella clara de plumas en la roca circundante, por lo menos un ejemplar fue confundido con un Compsognathus.

Desde los años ´90 un buen número de dinosaurios emplumados fueron encontrados. Tales hallazgos proporcionaron una evidencia más sólida de la relación cercana entre los dinosaurios y los pájaros modernos.

La mayoría de estos especimenes fueron descubiertos en la provincia de Liaoning, al noreste de China, que era parte de una isla continental durante el Período Cretáceo.

Tyracosaurio
Tyracosaurio

Aunque las plumas se han encontrado solamente en el lagerstätte de la Formación de Yixian, y en algunos otros pocos lugares, es posible que los dinosaurios no voladores de otras partes del mundo también tuvieran plumas.

La carencia de evidencia fósil para esta clase de dinosaurios no-voladores emplumados pueden deberse al hecho de que órganos delicados como la piel y las plumas no son habitualmente preservadas durante la fosilización.

Un descubrimiento reciente ha despertado debates en torno a la existencia de “proto-plumas” en los fósiles de dinosaurios. Éstas sugieren que los Tyrannosaurios pudieron haber estado recubiertos de esta capa de aislamiento. Otras posturas sostienen que tales órganos eran en realidad el resultado de la descomposición de la fibra de colágeno que subyace bajo los tejidos.

Los dinosaurios emplumados descubiertos hasta ahora incluyen Beipiaosaurus, Caudipteryx, Dilong, Microraptor, Protarchaeopteryx, Shuvuuia, Sinornithosaurus, Sinosauropteryx, y Jinfengopteryx. También se hallaron pájaros semejantes a dinosaurios, como los Confuciusornis. Todos estos ejemplares provienen de la formación citada, al norte de China.

Por último, la familia de los Dromaeosauridae parece haber tenido pesadas plumas, y al menos uno de los dromaeosaurios -el Cryptovolans– pudo haber sido capaz de volar.

Historia de los dinosaurios

(Puedes encontrar fotos de dinosaurios aquí, en Linkmesh.com)

Los dinosaurios se diferenciaron de sus antepasados Arcosaurios hace aproximadamente 230 millones de años, durante el paso del Jurásico Medio al Tardío Jurásico, 20 millones de años después del acontecimiento que extinguió el 95% de la vida en la Tierra.

Historia de los dinosaurios

Historia de los dinosaurios

Datos radiométricos derivados del estudio de fósiles indican que los más tempranos dinosaurios pertenecen al género Eoraptor.

Los paleontólogos creen que el Eoraptor se asemeja al antepasado común de todos los dinosaurios. Si esto fuera verdad, significaría que los primeros dinosaurios eran pequeños, predadores y bípedos.

Rex
Rex

El descubrimiento del Ornitodiran primitivo, género dentro del cual encontramos ejemplares como el Marasuchusy el Lagerpeton del Trásico Medio Argentino apoya esta visión.

El análisis de fósiles recuperados sugiere que estos animales eran depredadores pequeños, bípedos, y que las primeras familias de dinosaurios comenzaron a diversificarse rápidamente a lo largo del período Triásico.

El acontecimiento sucedido durante el tercer período cretácico que determinó la extinción, ocurrió hace aproximadamente 65 millones de años. Murieron todos los dinosaurios, menos la rama que dio origen a los primeros pájaros.

El estudio del conocimiento de los dinosaurios deriva del análisis de un grupo de huellas fósiles, que incluye huesos, heces, huellas, plumas, impresiones de la piel, órganos internos y tejidos.

Además, numerosas disciplinas contribuyen a nuestra comprensión de los dinosaurios, incluyendo la Física, la Química, la Biología y la Geología, así como las Ciencias de la Tierra (dentro de las cuales, la Paleontología es una subdisciplina).

Restos de dinosaurios se ha encontrado en cada continente en la Tierra, incluyendo la Antártida.

Los numerosos fósiles de especies idénticas o cercanamente emparentadas se hallaron en diversos territorios, lo que condice con la teoría aceptada de que todas las masas de la tierra estuvieron conectadas en un gran continente llamado Pangea.

Ataques de Dinosaurios

El descubrimiento de Jack Horner, efectuado en 1978, del fósil de Maiasaura(“dinosaurio buena-madre”) en Montana demostró que el cuidado parental se extendía mucho tiempo después del nacimiento de los ornitópodos.

Ataques de Dinosaurios

Ataques de Dinosaurios

También existen evidencias de que otros dinosaurios del período Cretáceo, como el saurópodo patagónico Saltasaurus (descubierto en 1997) tenían comportamientos similares antes y después del anidamiento y crianza de sus pequeños, reuniéndose en colonias enormes semejantes a las de los pingüinos.

El Oviraptor Mongol fue descubierto en posición de empollamiento, en el año 1993, lo que permite deducir que el animal había sido cubierto con una capa aislante de plumas que mantuvo a los huevos cálidos.

Por otra parte, en la Isla de Skye, al noroeste de Escocia, se hallaron nidos y huevos de la mayoría de los grupos importantes de dinosaurios. Probablemente, los dinosaurios adultos se comunicaban con los pequeños de una forma similar a la de los pájaros y cocodrilos modernos.

Las crestas de algunos dinosaurios, como los Marginocephalians, Terópodos y Lambeosaurios pueden haber sido demasiado frágiles para ser utilizados como defensa activa, así que fueron empleadas probablemente para exhibiciones sexuales o agresivas, aunque poco se sabe sobre el acoplamiento y territorialidad de estos animales prehistóricos.

Dinosaurios Malvados
Dinosaurios Malvados

La naturaleza de la comunicación de los dinosaurios continúa siendo enigmática, y es un campo activo de investigación actual. Por ejemplo, evidencias recientes sugieren que las crestas huecas de los Lambeosaurios pudieron haber funcionado como los compartimientos de resonancia empleados en una amplia gama de vocalizaciones.

Desde un punto de vista comportamental, uno de los fósiles de dinosaurios más valiosos fue descubierto en el desierto de Gobi, en 1971. Se trata de un Velociraptor que atacaba a un Protoceratops. Este hallazgo probó que los dinosaurios se acometían y comían unos a otros. El comportamiento caníbal entre los Terópodos fue confirmado por las huellas dentales halladas en Madagascar, en el año 2003.

Dado que la mayoría de las especies de dinosaurios parecen haber desarrollado la locomoción terrestre, una buena comprensión de cómo los dinosaurios se desplazaban sobre la faz de la tierra es ofrecida por la ciencia de la Biomecánica.

Por ejemplo, los estudios de las fuerzas ejercidas por los músculos y la gravedad en la estructura esquelética de los dinosaurios permiten investigar cuán rápido los dinosaurios eran capaces de correr o por qué un Diplódocido podría producir estallidos sonoros con azotes de sus colas.