Tag Archives: Hadrosaurus foulkii

Fósiles de los dinosaurios

Los fósiles de dinosaurios han sido conocidos por siglos, pero su verdadera naturaleza no fue reconocida al principio. Los chinos creían que eran huesos de dragones, mientras que los europeos pensaban que eran restos de gigantes y de otras criaturas fallecidas por la gran inundación.

Fósiles de los dinosaurios

Fósiles de los dinosaurios

La primera especie de dinosaurios en ser identificada y nombrada fue la de los Iguanodontes, descubierta en 1822 por el geólogo inglés Gideon Mantell. Él reconoció semejanzas entre los fósiles y los huesos de las iguanas modernas. Dos años después, el reverendo William Buckland, profesor de geología de la universidad de Oxford se convirtió en la primera persona en describir un dinosaurio en su diario científico. En este caso se trataba del Megalosaurio bucklandii, hallado cerca de Oxford. El estudio de estos ‘lagartos fosilizados gigantes’ pasó a ocupar gran parte del interés de los científicos europeos y americanos, y en 1842 el paleontólogo inglés Richard Owen acuñó el término ‘dinosaurio’. Él reconoció que los restos encontrados hasta el momento –Iguanodontes, Megalosaurus y Hylaeosaurus- tenían varios rasgos en común, por lo que decidió presentarlos como un grupo taxonómico distinto. Con el apoyo del príncipe Alberto de Saxe-Coburg-Gotha, esposo de la reina Victoria, Owen estableció el Museo de Historia Natural en el sur de Kensigton, Londres, para mostrar la colección nacional de fósiles de dinosaurios t otras exhibiciones geológicas y biológicas.

En 1858 fue descubierto el primer dinosaurio americano en el pequeño pueblo de Haddonfield, Nueva Jersey. La criatura fue llamada Hadrosaurus foulkii por el pueblo y el descubridor, William Parker Foulke. Fue un hallazgo extremadamente importante: el Hadrosaurus fue el primer esqueleto de dinosaurio hallado casi completo y por eso se pudo ver que era una criatura bípeda. Esto fue un descubrimiento revolucionario, ya que la mayoría de los científicos creían que los dinosaurios caminaban sobre cuatro patas. Los descubrimientos de Foulke hicieron estallar un gran interés por los dinosaurios en EEUU. Un ejemplo de esto fue la rivalidad entre Edward Drinker Cope y Othniel Charles Marsh, quienes competieron entre sí para superar sus respectivos descubrimientos de dinosaurios nuevos en lo que fue llamada ‘la guerra de los huesos’. Su competencia duró 30 años y terminó en 1897, cuando Cope murió luego de gastar toda su fortuna en la búsqueda de dinosaurios. Marsh ganó la contienda con ayuda del financiamiento que recibió a lo largo de la búsqueda geológica. La colección de Cope se encuentra actualmente en el Museo de Historia Natural de Nueva York, mientras que la de Marsh está en exhibición en el Museo de Hisptoria Natural Peabody de la universidad de Yale.

Desde entonces, la búsqueda de dinosaurios ha sido llevada a cabo en todos los continentes de la Tierra. Esto incluye a la Antártida, donde el primer dinosaurio (un nodosáurido Ankylosaurus) fue descubierto en la isla Ross en 1986, aunque recién en 1994 se nombró formalmente a  un dinosaurio de la Antártida –el Crylophosaurus ellioti- y también fue descrito en una revista científica. Los lugares con más restos de dinosaurios son Sudamérica (sobre todo Argentina) y la China, donde se hallaron dinosaurios plumosos muy bien preservados.

Hadrosaurus foulkii

En el año 1858, el primer dinosaurio americano conocido fue descubierto en un hoyo montañoso de la pequeña ciudad de Haddonfield, en Nuevo Jersey.

Hadrosaurus foulkii

Hadrosaurus foulkii

Aunque numerosos fósiles habían sido encontrados antes, su naturaleza no había sido discernida correctamente. En artículos anteriores mencionamos que, en China, se creía que los enormes huesos habían pertenecido a dragones arcaicos.

La criatura fue bautizada con el nombre Hadrosaurus foulkii. Se trataba de un hallazgo extremadamente importante: el Hadrosaurus constituía el primer esqueleto casi completo encontrado de dinosaurio, y era claramente una criatura bípeda.

Decimos que se trató de un descubrimiento revolucionario dado que, hasta ese momento, la mayoría de los científicos había creído que los dinosaurios se desplazaban en cuatro patas, como los lagartos actuales.

Por eso, los descubrimientos del paleontólogo Foulke dispararon una onda maníaca en los Estados Unidos vinculada a estos animales prehistóricos, que rápidamente estimuló el merchandising.

Para los estándares humanos, evidentemente los dinosaurios son criaturas de aspecto fantástico, de tamaño descomunal. A ello se debe que hayan capturado con tanta velocidad la imaginación pública.

Luchas de Dinosaurios
Luchas de Dinosaurios

Sólo tres décadas después de las primeras descripciones científicas de los restos de dinosaurios, las famosas esculturas fueron erigidas en Cristal Palace Park de Londres. Estas creaciones artísticas excitaron al público tan fuertemente que comenzaron a venderse pequeñas reproducciones de las mismas.

Desde la apertura del Palacio de Cristal, diversas exposiciones sobre dinosaurios se han inaugurado en parques y museos alrededor del mundo… La gran repercusión científica y popular de estos seres prehistóricos va de la mano.

Aunque la velocidad de extinción de estas criaturas excepcionales no se pueda deducir de los restos fósiles hallados, varios modelos sugieren que la extinción fue extremadamente rápida.

El consenso entre los científicos que apoyan la teoría de la “colisión meteórica” es que el impacto causó extinciones inmediatas (por el calor del impacto del meteorito) y también indirectamente (por el frío mundial generado cuando la materia expulsada del cráter reflejó la radiación térmica solar).