Tag Archives: La cola de los dinosaurios

Las garras de los dinosaurios

Las garras, al igual que los cuernos, tienen un caparazón óseo con una cubierta. Algunas garras permiten a los dinosaurios predadores destrozar la carne de sus víctimas. Las garras también podían usarse para agarrar a la presa mientras el dinosaurio usaba su poderosa mandíbula. La garra en el medio del medio del pie del Raptor Utah era su arma asesina; la usaba para hacer un corte profundo en otros animales. La garra curva del Allosaurus era un gancho para carne. Le permitía al Allosaurus agarrar y sostener a otro animal.

Las garras de los dinosaurios

Las garras de los dinosaurios

Columna vertebral

La enorme columna vertebral tenía un agujero en un costado. Esto era una apertura en un espacio de aire dentro de la vértebra. En muchos dinosaurios la columna vertebral era hueca. Este espacio hueco hacía que los huesos fueron más ligeros. La columna permitía que el cuerpo se inclinara a la vez que formaba un soporte fuerte para el cuerpo.

La cola de los dinosaurios

Un Seismosaurus con cola de látigo podía  acabar con un predador probablemente. Un estimado basado en el Diplodocus es la punta de la cola podía exceder la velocidad del sonido. Hubiera generado un estallido cuando lo agitaba. Había tanta energía en ese latigazo que el sonido podía ser tan alto como el de una pistola de 16 pulgadas. Seismosaurio es incluso más grande. Además de ser un arma, el sonido podía ser usado para comunicarse con otros Seismosaurios.

Sonidos

Con tan solo mirar a los animales modernos se puede determinar ciertas similitudes con los sonidos que hacían los dinosaurios. Un elefante hace sonidos de trompeta a través de su trompa. Los elefantes usan estos sonidos por dos razones: comunicarse con otros miembros de su manada y espantar a sus enemigos. Los científicos que estudian elefantes descubrieron que hay muchos sonidos diferentes para comunicarse. Hacen sonidos de advertencia, de temor, de excitación, alegría y tristeza. Muchos paleontólogos piensan que el Parasaurolofus usaba su habilidad para hacer sonidos de la misma manera que los elefantes modernos.