Tag Archives: los ángeles

Hay un ángel guardián para cada persona

Mateo 18:10 “Cuídense de despreciar a cualquiera de estos pequeños, porque les aseguro que sus ángeles en el cielo están constantemente en presencia de mi Padre celestial.”

El mismo Jesucristo parece estar diciendo que cada persona tiene su ángel guardián, y que estos ángeles siempre tienen acceso a Dios.

Las buenas personas no pueden convertirse en ángeles

En las películas y la televisión esto pasa seguido. Sin embargo, por más interesante y entretenido que esto se, no es más que una fantasía. Un ser humano siempre será un ser humano, así como un ángel siempre será un ángel. Las Escrituras nos dicen sobre el hombre lo siguiente:

Salmos 8:6 “Lo hiciste poco inferior a los ángeles, lo coronaste de gloria y esplendor”.

Mientras estemos en la Tierra, no seremos tan buenos y justos como los ángeles, porque pecamos y vamos contra la voluntad de Dios. Los ángeles trabajan directamente con y para Dios, por lo que tienen un rango ‘más alto’ que el nuestro. Sin embargo, el hombre fue coronado con gloria y honor, de otra manera Jesús no se hubiera sacrificado por él.

Existencia de los ángeles

Probablemente la referencia bíblica a los ángeles más intrigante desde la perspectiva humana sea la que dice ‘No te olvides de entretener a los extraños, porque algunos tienen ángeles’ (Hebreos 13:2). Otra cita interesante es la que se encuentra el Salmos 91:11-12: ‘

Existencia de los ángeles

Existencia de los ángeles

No queda duda de que hay ángeles entre nosotros, aunque a veces no nos demos cuenta. Lo único que sabemos con seguridad es que están para ayudar, guiarnos y cuidarnos. A veces parece que no están presentes cuando uno más los necesita, pero si se siguen las revelaciones de la Biblia debemos creer que siempre están ahí. ‘Los justos ángeles hacen lo que Dios les manda; los ángeles caídos trabajan bajo la dirección de Satanás’.

Aprender a discernir el bien del mal

Todos los ángeles fueron creados como ángeles sagrados, pero un tercio de ellos se rebeló contra Dios y perdió su naturaleza sin pecado (Revelaciones 12:9). Satanás, el líder de los ángeles caídos, es un ser mentiroso, asesino y ladrón. Odia a Dios y a las criaturas creadas por Él. La Biblia cuenta que ronda como un león, buscando algo para devorar (1 Pedro 5:8). Tanto Satanás como sus demonios son sobrenaturalmente brillantes, y Satán se disfraza como ángel de la luz (2 Cor 11:14). Disfrazado de esta manera, Satanás y su ejército se introdujeron en nuestra cultura.

Siempre hay que estar al tanto de los dos tipos de actividad angelical en nuestro mundo: el bien y el mal. Aunque hay una serie de libros cristianos maravillosos, también hay muchas publicaciones llenas de contenidos demoníacos de la peor calaña. Las Escrituras dicen que hay que probar los espíritus para ver si vienen de Dios. Hay por lo menos cuatro criterios para identificar a los ángeles de Dios:

  1. Un espíritu de Dios siempre sabe que Jesús es quien vino al mundo para morir por nosotros y redimirnos de la relación con Satán (1 Juan 4:1-6). Un ángel de Dios siempre glorificará a Dios. Los ángeles sagrados nunca atraen la atención hacia sí mismos; trabajan en silencio, detrás de escena, y cuando el trabajo está terminado se van.
  2. Un ángel de Dios no acepta la alabanza, sino que predica la adoración de Dios (Rev. 2:18, 19:19, 22:9). algunos ‘expertos en ángeles’ instruyen a sus seguidores para que amen a sus ángeles y los invoquen para conseguir salud, prosperidad y guía. Los ángeles de Dios son Sus sirvientes, por lo que toda su atención está concentrada en el servicio y la alabanza de Dios, no de sus sirvientes. Dios dice ‘No compartiré mi gloria con otro’ (Isaías 42:8). La Escritura no menciona el amor a los ángeles. Sin embargo, afirma que debemos amara a Dios y Su Palabra, además de al prójimo, pero nunca a los ángeles. Tampoco dice que haya que rezarle a los ángeles.
  3. Un ángel de Dios no viene cuando se reza un mantra o una fórmula, sino que aparece por orden de Dios (Exodo 3:2, Lucas 1:11, Hebreos 1:13, 14). Hay muchos libros con instrucciones sobre cómo contactar a tu ángel, pero la Biblia no permite contactarlos. Los ángeles de Dios no responden a los llamados meramente humanos, sino que responde al comando de Dios. La aparición angelical que se recibe al invocar es la de un demonio disfrazado de ángeles de Dios. En Mateo 26:53 Jesús dice, ‘¿Creen que no puede orar a mi Padre y me dará al instante más de doce legiones de ángeles?’. Si Jesús necesita rezarle a su Padre para que los ángeles vaya en su ayuda, ¿cómo puede ser que la gente común pueda hacerlo por su cuenta?
  4. Finalmente, un ángel de Dios no dará instrucciones o consejos que se desvíen de la Palabra de Dios (Gál 1:8). cuando un ángel comienza a tergiversar la palabra divina, significa que no es un ángel de Dios, sino un demonio. el mismo Satanás quiso confundir a Jesús haciendo mal uso de las Escrituras.

¿Por qué la gente cree con tanta facilidad en los ángeles? La historia de la revista Times de 1993 sobre los ángeles titulada ‘Ángeles entre nosotros’ explicaba que ‘Para aquellos que se ríen de Dios y sus reglas –observan los teólogos- los ángeles son el compromiso bondadoso que no juzga. Y están disponibles para todo el mundo’.

Las Pinturas Angélicas De El Greco

El Greco terminó en el año 1586 una de sus obras más célebres, El entierro del conde de Orgaz, a partir de la cual se transformó en el maestro superlativo de la península hispánica.

Las Pinturas Angélicas De El Greco

Las Pinturas Angélicas De El Greco

Esta obra fue pintada para la iglesia toledana de Santo Tomé. Exhibe la tumba de un aristócrata toledano, rodeada por los santos Agustín y Esteban, además del propio artista acompañado de su primogénito. Se muestra el espíritu del conde elevándose hacia el cielo, que está densamente poblado de ángeles, santos y relevantes políticos de la época.

En este lienzo se revela la clásica elongación longitudinal de las figuras, propias de la estética de El Greco, y también el “horror al vacío” que caracterizó al período manierista.

Otra de sus pinturas angélicas fue titulada La Trinidad y presenta rasgos típicos del Renacimiento italiano, además de reproducir la estética manierista del cuadro anterior. La anatomía humana se traslada a las figuras de carácter divino como Cristo o los ángeles, y el contraste lumínico provoca un clima de misticismo sobrenatural.

Es necesario destacar que la estética del pintor es indisociable de una espiritualidad altamente cultivada: sus obras invocan una atmósfera de religiosidad que los emparienta con la literatura mística de Santa Teresa de Jesús o de San Juan de la Cruz. La sido caracterizado como un hombre excéntrico pero decidido, de extraordinaria piedad y devoción.

Además de sus pinturas angélicas, se destacó en el retrato de paisajes toledanos, un género frecuente entre los artistas españoles de la época.

Como contactarte con tu angel de la guarda III

Ya sea que su nombre signifique mensajero, espíritu del bien o vehículo de información, los ángeles son realmente seres que traen paz, entendimiento, e inspiración a nuestras vidas. Ellos nos aman no sólo porque son seres inmortales que glorifican a Dios sino porque fueron asignados por el Señor -desde nuestro nacimiento- para vivir en comunión con nosotros. Su misión: ser el complemento, la parte celestial de ese “todo” que somos, con el fin de lograr el balance necesario que debe existir entre la materia y el espíritu.

Como contactarte con tu angel de la guarda III

Como contactarte con tu angel de la guarda III

Los ángeles, por lo tanto, quieren que los lleguemos a conocer y que confiemos en ellos. Por eso están abiertos a la posibilidad de contactarse con nosotros pues así, a su vez, ellos cumplen la función encomendada: la responsabilidad de velar por nuestra seguridad, por nuestro crecimiento espiritual y nuestra integración.

Los ángeles quieren enseñarnos que no sólo estamos compuestos por esa parte material, corporal, sobre la que focalizamos nuestra mayor atención, sino también contamos con su complemento: la faceta espiritual, aquélla que nos conecta con la divinidad.

Los ángeles, porque no tienen limitaciones de ninguna naturaleza -ya sea ésta física o espiritual- tienen la capacidad de presentarse ante nosotros en la forma más insólita, como son los sueños, las coincidencias o hasta los libros que elegimos. Así cumplen con el encargo de ser los mensajeros de Dios ante nosotros. Por eso los podrás encontrar o contactar como consejero o ayuda, cuando enfrentes un problema trascendental, con sólo invocarlos.

Dios utiliza a los ángeles para transmitirnos sus designios y ellos sirven como puentes de comunicación entre Él y nosotros. Por eso no hay dudas de que lograrás contactarlos con sólo proponértelo y desarrollando tu capacidad perceptiva para poder identificarlos o coincidir en la onda en la que ellos transitan.

No debes dudar de esta posibilidad pues debes saber que no estamos solos en el mundo, ni física, ni mental, y menos espiritualmente. Este cosmos está lleno de seres más desarrollados que nosotros, sucede simplemente que si no los percibimos es porque no estamos habituados o no fuimos educados para captar la presencia de aquellos que habitan en otros niveles vibratorios.

Pero lo más interesante de todo esto es reconocer que nada ni nadie vive aislado o en forma independiente en el Cosmos, pues todos estamos conectados y eso sucede sin ninguna excepción.

VINCULARSE CON LOS ÁNGELES ES EVOLUCIONAR ESPIRITUALMENTE

Si anhelas contactar a tu ángel o a tu equipo de ángeles sólo hace falta un requisito indispensable: que creas en él o en ellos, y en la posibilidad de contactarlos, porque sólo tu mente será tu arsenal abastecedor de manera ilimitada.

Sabemos que las personas muy intelectuales o materialistas -que todo lo cuestionan y que no valoran la espiritualidad– tendrán problemas en lograrlo. Porque siempre se estarán replanteando la eficacia del método o de la veracidad del acto que están por realizar. Pero si tú tienes fe y confías en que no es posible que la materia humana se pueda mover o existir sin su componente espiritual, lo conseguirás.

Así llegará el momento en que podrás reconocer sus manifestaciones e incluso percibir su presencia, pues son seres divinos llenos de luz. Seres celestiales, que están a nuestra disposición para aconsejarnos, socorrernos o simplemente para disfrutar de nuestra compañía. Están más cerca de lo que nosotros podemos imaginar ya que si observas tu vida detenidamente notarás que tuviste momentos en que frente a un problema o un conflicto, recibiste apoyo o simplemente una sonrisa amable de alguien que te devolvió la paz interior.

Así se manifiestan los ángeles, en las cosas simples de la vida. Por eso resulta fundamental que sepas reconocerlos. Saber invocarlos es tan importante como conocer que existen. Debemos estar seguros de que ellos nos invadirán con su amor, su compasión y que esos maravillosos dones, a su vez, los podremos transmitir a otros.

Todos sabemos que los ángeles están abiertos a la posibilidad de llegar a contactarlos. Ellos también nos están buscando porque, como afirmamos anteriormente, los ángeles están cumpliendo con su misión de manifestarse o de tener contacto con la parte física de nosotros. Por eso propician los contactos casuales.

Angel de la Guarda

ORACIÓN AL ÁNGEL DE LA GUARDA

La oración habitual de los cristianos a su ángel de la guarda es la siguiente:
ángel de la guarda, mi dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día, hasta que descanse en los brazos, de Jesús, José y María.

Angel de la Guarda

Angel de la Guarda

Amén.

Que cada alma individual tiene un ángel de la guarda nunca ha sido definido por la Iglesia, por lo tanto, no es un artículo de la fe. Sin embargo así se lo considera, tácitamente, tal como San Gerónimo expresó: cómo será de grande la dignidad del alma para que cada uno tenga desde su nacimiento un ángel de la guarda asignado por Dios.


La fe en la existencia de estos custodios se remonta a la Antigüedad: paganos como Plutarco y neoplatónicos como Plotino sostuvieron esta tesis. Era también la creencia de babilónicos y asirios, tal como sus monumentos atestiguan.

En la Biblia, esta doctrina es claramente perceptible y su desarrollo está textualmente expresado. En Génesis 28-29, los ángeles no sólo actúan como los ejecutores de la cólera de Dios sino que salvan a Lot del peligro; en Éxodo 12-13 un ángel es el líder designado para conducir a Israel, y en 32:34, Dios dice a Moisés: Mi ángel irá contigo.