Tag Archives: Los Herrerasaurios

Dinosaurio Terópodo

Los Terópodos (sign. ‘pies de bestia’) son un grupo de dinosaurios saurisquios bípedos. Aunque eran carnívoros principalmente, un número de familias de terópodos fueron herbívoras durante el Período Cretáceo. Los Terópodos primero aparecieron durante el Carniano a fines del Triásico Tardío (alrededor de 230 millones de años atrás), y eran los únicos carnívoros terrestres  grandes del Jurásico Temprano hasta el cierre del Cretáceo (alrededor de 65 millones de años atrás). Están representados por 9.900 especies de aves, que evolucionaron en el Jurásico Tardío a partir de pequeños dinosaurios coelusarianos especializados.

Dinosaurio Terópodo

Dinosaurio Terópodo

Entre las características que unen a los terópodos con las aves se cuentan su pie de tres dedos, la fúrcula, los huesos llenos de aire (en algunos casos), las plumas y el empollado de huevos.

Historia evolutiva

Durante el Triásico tardío, varios prototerópodos primitivos y dinosaurios terópodos existieron y evolucionar a la par.
Los dinosaurios carnívoros más antiguos son el Eoraptor de Argentina y los Herrerasaurios. Los Herrerasaurios existieron desde principios del Triásico tardío y fueron descubiertos en Norteamérica y Sudamérica, además de la India y Sudáfrica posiblemente. Los Herrerasaurios se caracterizaron por un mosaico de rasgos primitivos y avanzados. Algunos paleontólogos consideraron a los herrerasaurios como miembros de los Terópodos en el pasado, pero actualmente se los considera saurisquios, y pueden haber evolucionado antes de que se separaran los saurisquios de los ornistisquios.
Los terópodos más antiguos y primitivos son los Coelofisideos. Estos eran un grupo de animales de complexión ligera, ampliamente distribuidos y potecialmente gregarios. Entre ellos se incluían pequeños cazadores como los ‘Coelofisis’ y predadores más grandes como los ‘Dilofosaurios’. Estos animales continuaron existiendo desde el Carniano Tardío (comienzos del Triásico) hasta el Toarciano (fines del Jurásico Temprano). Aunque en las primeras clasificaciones cladísticas fueron incluidos dentro de los Ceratosaurios y se los considero una rama lateral de los terópodos más avanzados, pueden haber sido acensaros de todos los demás terópodos (lo cual los convertiría en un grupo parafilético).

Los ceratosaurios más avanzados (incluyendo los Carnotaurios) aparecieron durante el Jurásico Temprano y continuaron hasta el Jurásico Tardío en Laurasia. Competían con sus parientes tetanuranos más avanzados a nivel anatómico y duraron hasta el fin del Cretáceo en Gondwana.

Teropodos
Teropodos

Los Tetanuros son más especializados que los ceratosaurios. Su subdividen en los Espinosauroideos y los Aveterópodos. Los Megalosaurios fueron predadores que vivieron desde el Jurásico Medio hasta el Cretáceo Tenprano, y sus parientes Espinosauroideos son mayormente del Cretáceo Temprano y Medio.
Los Aveterópodos, como su nombre lo indica, estaban muy relacionados con las aves, y se dividen en los Carnosaurios (incluyendo el Allosaurio) y los Coelosaurios, un grupo muy grande y diverso de dinosaurios que eran bastante comunes durante el Cretáceo.

Así, durante el Jurásico tardío, había por lo menos cuatro linajes distintos de terópodos: los ceratosaurios, los megalosaurios, los carnosaurios y los coelosaurios; todos acechaban a los grandes dinosaurios herbívoros. Estos cuatro grupos sobrevivieron al Cretáceo, pero sólo dos –los ceratosaurios y los coelosaurios- llegaron al final del período, en cuyo momento se separaron geográficamente, yendo los ceratosaurios a Gondwana y los coelosaurios a Asiamérica.

De todos los grupos de Terópodos, los Coelosaurios eran por lejos los más diversos. Algunas clases de coelosaurios que florecieron durante el Cretáceo fueron los Tiranosáuridos (incluyendo al Tiranosaurius), los Dromeosáuridos (incluyendo al Velociraptor y al Deinonicus, que son extremadamente parecidas en forma sl ave más antigua de las conocidas hasta el momento, la Arcaeopterix), los Troodóntidos y los Oviraptorosaurios, los Ornitomimosaurios, los herbívoros de garras gigantes Terizinosaurios y las aves, que son el único linaje que sobrevivió a la extinción masiva del Cretáceo. Aunque las raíces de estos grupos deben haberse originado en el final o quizás en el Jurásico Medio, se volvieron abundantes durante el Cretáceo temprano. Algunos paleontólogos, como Gregory S. Paul, han sugerido que algunos de estos terópodos avanzados en realidad descendían de dinosaurios voladores o Arcaeopterix que perdieron su habilidad para volar y regresaron al hábitat terrestre.

Dinosaurio Herrerasaurio

Los Herrerasaurios se encuentran entre los dinosaurios más primitivos luego del descubrimiento de sus fósiles, que tienen una edad de 228 millones de año (Triásico Medio). Se extinguieron al final del Triásico.

Dinosaurio Herrerasaurio

Dinosaurio Herrerasaurio

Los Herreasaurus eran carnívoros de tamaño pequeño a medio, y eran parecidos a los terópodos, que quizás hayan sido sus parientes más cercanos. Los representantes mejor conocidos de este grupo se encuentran en Sudamérica (Brasil, Argentina), donde fueron descubiertos en los ’60. Un esqueleto casi entero de un Herrerasaurus ischigualastensis fue encontrado en Ischigualasto, provincia de San Juan (Argentina, en 1988. Otros herrerasaurios menos completos fueron descubiertos en Norteamérica, y quizás hayan habitado en otros continentes también.

Herrerasaurios
Herrerasaurios

La anatomía del Herrerosaurio es inusual y especializada, por lo que no se los considera ancestros de ningún grupo de dinosaurios tardíos.  Generalmente presentan una mezcla de rasgos muy primitivos con otros derivados. El acetábulo está abierto sólo en parte, y tiene dos vértebras sacras únicamente, el menor número entre  los dinosaurios. El hueso púbico posee una estructura derivada, y está rotado posteriormente y plegado, lo cual crea una expansión terminal semejante a la de los tetanuros, sobre todo a la del prominente H. Ischigualastensis. La mano es primitiva porque posee cinco metacarpios y el tercer dedo es más largo que el segundo, pero se asemeja a los terópodos en que sólo tiene tres largos dedos con garras curvadas. Los Herrerasauridos también tienen una mandíbula articulada igual que la de los terópodos, pero esto pudo haber sido resultado de la evolución independiente.