Tag Archives: los titanosaurios

Como eran los dinosaurios saurópodos

(Encontra mas  fotos de dinosaurios aquí, en Linkmesh.com)

Paleobiología

Manadas y cuidado parental

Muchas líneas de evidencia fósil indican que los saurópodos eran animales gregarios que formaban manadas. Sin embargo, la conformación de las manadas variaba entre las especies.

Como eran los dinosaurios saurópodos

Como eran los dinosaurios saurópodos

Algunas evidencias, como por ejemplo las encontradas en Argentina del Jurásico medio, parecen mostrar manadas conformadas por individuos de varias edades, con jóvenes y adultos. Sin embargo, varios otros sitios fósiles indican que muchas especies de saurópodos viajaban en manadas divididas por edad, en las cuales los jóvenes formaban manadas separadas de los adultos. Estas estrategias de separación se han encontrado en especies tales como el Alamosaurus, el Bellusaurus y algunos diplodócidos.

En una revisión de la evidencia de varios tipos de manadas, Myers y Fiorillo intentaron explicar por qué los saurópodos formaron manadas segregadas. Estudios de dientes microscópicos muestran que los saurópodos juveniles tenían dietas que los diferenciaban de sus contrapartes adultas. Estas diferencias sugieren que los jóvenes tenían estrategias de alimentación distintas de las de los adultos, por lo que formar manadas no hubiera sido tan productivo como separarse, de manera que los miembros individuales forrajearan de manera coordinada. La enorme diferencia de tamaño entre los jóvenes y los adultos también pudo haber jugado una parte en las diferentes estrategias de alimentación y pastoreo.

Como la segregación de jóvenes y adultos debe haber tomado lugar poco después de su incubación, Myers y Fiorillo concluyeron que las especies con manadas segregadas no debieron haber exhibido mucho cuidado parental. Por el otro lado, los científicos que estudiaron las manadas de edades mixtas sugirieron que estas especies probablemente hayan cuidado a los jóvenes durante un período de tiempo extendido hasta que llegaran a la adultez.

No se sabe exactamente cuánto variaban las manadas segregadas de las mezcladas entre los distintos grupos de saurópodos. Se deben descubrir más ejemplos de comportamientos gregarios en saurópodos para comenzar a detectar patrones de distribución.

Parque de Dinosaurios
Parque de Dinosaurios

Postura trasera

Desde los comienzos de la historia de su estudio, científicos como Osborn creían que los saurópodos podían pararse sobre sus patas traseras, usando la cola como si fuera la tercera pierna de un trípode. Una reconstrucción del esqueleto que muestra al diplodócido Barosaurus lentus parado sobre sus piernas traseras en el Museo Americano de Historia Natural es una ilustración de esta hipótesis. En un trabajo de 2005, Rothschild y Molnar declararon que si los saurópodos hubieran adoptado una postura bípeda por momentos, habría evidencia de fracturas de stress en las ‘manos’ de los miembros anteriores. Sin embargo, no se encontró ninguna luego de la examinación de un gran número de esqueletos de saurópodos.

Heinrich Mallison fue el primero en estudiar el potencial físico de varios saurópodos para pararse en una postura de trípode. Mallison  descubrió que algunos rasgos previamente ligados a adaptaciones en realidad no tenían ninguna conexión. Por ejemplo, los titanosaurios tenían una columna vertebral inusualmente flexible, que hubiera hecho decrecer la estabilidad en una postura estilo trípode y hubiese puesto más presión sobre los músculos. De la misma manera, es poco probable que los braquisáuridos pudieran pararse sobre sus patas traseras, dado que su centro de gravedad estaba mucho más adelante que el de otros saurópodos.

Los Diplodócidos, por el otro lado, parecen haberse adaptado muy bien a la postura de trípode. Ellos tenían un centro de masa sobre las caderas, lo cual les daba un balance mucho mayor sobre sus dos patas. Los diplodócidos también tenían el cuello más flexible de todos los saurópodos, una faja pélvica bien musculosa y una cola vertebrada con una forma especial que le permitía soportar peso en el punto en que tocaba el suelo. Mallison concluyó que los diplodócidos estaban mejor adaptados para pararse en dos patas que los elefantes, que ocasionalmente lo hacen. También argumentó que las fracturas de stress en la vida salvaje no ocurren por comportamiento diario, como actividades relacionadas con la alimentación.

Biología de los dinosaurios saurópodos

Miembros y pies

Como cuadrúpedos masivos, los saurópodos desarrollaron miembros especializados con resistencia al peso. Los pies traseros eran anchos y en la mayoría de las especies retuvieron tres garras.

Biología de los dinosaurios saurópodos

Biología de los dinosaurios saurópodos

En comparación con otros animales eran particularmente inusuales sus pies frontales modificados. Los pies frontales de los saurópodos eran muy distintos a los de cuadrúpedos modernos grandes, como los elefantes. En lugar de abrirse hacia los costados para crear un pie ancho como en los elefantes, los huesos de los saurópodos estaban conformados en columnas verticales con huesos de los dedos reducidos. Los pies frontales estaban tan modificados en los eusarópodos que los dedos individuales no eran visibles.

La forma del hueso del pie delantero (metacarpio) era semi-sircular en los eusarópodos, por lo que las huellas de los saurópodos tenían forma de herradura. A diferencia de los elefantes, la evidencia muestra que los saurópodos no tenían ningún refuerzo para resguardar el pie frontal, haciéndolos cóncavos. La única garra visible en la mayoría de los saurópodos era la de su pulgar. Casi todos lo saurópodos tenían esa garra, aunque no se sabe cuál era su función. La garra era más larga en los diplódocidos y muy pequeña en los braquiosáuridos, algunos de los cuales parecen haber perdido por completo la garra según la evidencia.

Los Titanosaurios también perdieron la garra del pulgar definitivamente (con la excepción de formas tempranas como el Janenschia). Los Titanosaurios eran bastante inusuales entre los saurópodos, ya que además de su garra externa, también perdieron completamente los dedos de su pie frontal. Titanosaurios avanzados no tenían dedos o huesos digitales, y caminaban sobre una especie de muñones con forma de herradura hechos a partir de los metacarpios de la columna.

Bosques de Dinosaurios
Bosques de Dinosaurios

Evidencia de huellas en Portugal demuestra que por lo menos en algunos saurópodos (posiblemente los braquiosáuridos), los laterales de la columna del pie trasero estaban cubiertos de escamas pequeñas y espinosas. En los titanosaurios, las puntas de los metacarpios que tenían contacto con el suelo eran inusualmente largas y cuadradas, y algunos especímenes preservaron los restos de un tejido suave que cubría esta área, lo cual sugiere que el pie frontal estaba bordeado con algún tipo de recubrimiento en esta especie.

Sacos de aire

Como otros dinosaurios saurisquios (como las aves y otros terópodos), los saurópodos tenían un sistema de sacos de aire evidenciado por hendiduras y cavidades huevas en la mayoría de sus vértebras. Dichas aberturas en la espalda, el cuello y los huesos de la cola son referidas como ‘neumaticidad’, y los huesos huevos y neumáticos son un rasgo característico de todos los saurópodos.

Los huesos ahuecados de estos saurópodos fueron reconocidos al comienzo de los estudios sobre estos animales, e incluso hubo una mala identificación de un espécimen saurópodo hallado en el siglo XIX a causa de este rasgo.

Armadura

Algunos saurópodos tenían una armadura. Eran géneros con espaldas espinadas, tales como el Agustinia, y algunos tenían pequeños garrotes en sus colas, como el Shunosaurus. Varios dinosaurios, como por ejemplo el Saltasaurur y el Ampelosaurus, poseían pequeños osteodermos que cubrían porciones de sus cuerpos.

Dinosaurio Saurópodo

(Encontra mas  imagenes de los dinosaurios aquí, en Linkmesh.com)

Los Saurópodos son un infraorden o clase de los dinosaurios saurisquios. Se destacan por sus enormes tamaños en algunas especies, algunos de los cuales han sido los animales más grandes en haber vivido sobre la Tierra. Entre los géneros bien conocidos se cuentan los Apatosaurus (anteriormente conocidos como Brontosaurius), Brachiosaurus y Diplodocus.

Dinosaurio Saurópodo

Dinosaurio Saurópodo

Los Saurópodos aparecieron originalmente en el período Triásico, y ya entonces presentaban semejanzas con el grupo de los Prosaurópodos. Hacia el Jurásico Tardío (150 millones de años atrás), los saurópodos se expandieron (sobre todo los diplodocus y los braquiosaurios). Hacia el Cretáceo Tardío, estos grupos habían sido reemplazados por los titanosaurios, que estaban distribuidos a nivel global. Sin embargo, al igual que con todos los otros dinosaurios no-aviares, los titanosaurios murieron en la extinción del Cretáceo-Terciario. Los restos fósiles de saurópodos fueron encontrados en todos los continentes, incluyendo la Antártida.
El nombre ‘Saurópodos’ fue acuñado por O. C. Marsh en 1878 y deriva del término griego para ‘pie de lagarto’.

Los hallazgos de restos fósiles completos son raros. Muchas especies, sobre todo las más grandes, son conocidas sólo por huesos aislados y desarticulados. Muchos especímenes casi completos no tienen cabeza, puntas de cola o miembros.

Atardecer
Atardecer

Descripción

Los Saurópodos eran cuadrúpedos herbívoros (comedores de plantas), de cuello largo y dientes con forma de espátula (anchos en la base y angostos en el cuello). Tenían cabezas pequeñas, enormes cuerpos y solían tener colas largas. Sus piernas eran gruesas y terminaban en pies romos con cinco dedos, aunque sólo tres tenían garras.

Tamaño

La característica más distintiva de los saurópodos era su tamaño. Incluso saurópodos pequeños como los Europasaurus (quizás 5 o 6 metros de largo) se contaban entre los animales más grande de su ecosistema. Sus únicos rivales en términos de tamaño eran las ballenas rorcuales. Pero a diferencia de las ballenas, los saurópodos vivían en la tierra. Algunos, como el diplodocus, probablemente sostenían sus cabezas por lo bajo, mientras que otros, como el Camarasaurus, las tenían en lo alto.

El diseño de su cuerpo no era tan variado como el de otros dinosaurios, quizás a causa de las restricciones de su tamaño, pero igual mostraban una amplia variedad. Algunos, como los diplodócidos, eran extremadamente largos y tenían colas increíblemente largas que quizás usaban como un látigo. El Supersaurus con sus 40 metros probablemente era el más grande, pero otros, como el Diplodocus, eran extremadamente largos también. El animal terrestre vivo más grande actualmente, la pitón reticulada, llega a los 10 metros de largo.

Otros, como los braquiosaurios, eran extremadamente largos y tenían cuellos muy largos. El Sauroposeidon probablemente era el más alto, llegando a los 18 metros de alto. En comparación, la jirafa (el animal viviente más alto del mundo) sólo tiene de 4.8 a 5.5 metros de altura.

Algunos eran increíblemente masivos: el Argentinosaurus es posiblemente el más pesado con 80 a 100 toneladas, y los Paralitian, Andesaurus, Antarctosaurus y Argyrosaurus poseían tamaños comparables. Existe algo de evidencia sobre un tiranosaurio todavía más masivo, el Bruhathkayosaurus, que debe haber pesado entre 175 y 220 toneladas. El animal vivo más pesado actualmente, el elefante de las sabanas, no pesa más que 10 toneladas.

Entre los saurópodos más pequeños se encuentran los primitivos Ohmdenosaurus, el tiranosaurio enano Magyarosaurus (5.3 m) y el braquiosáurido Europasaurus, que llegaba a los 6.2 metros de largo en su adultez. Su pequeña altura probablemente haya sido resultado del enanismo insular de una manada de saurópodos varados en una isla, en lo que actualmente es Alemania. También notable es el saurópodo Brachytrachelopan, que fue el miembro más bajo de su grupo gracias a su cuello corto. A diferencia de otros saurópodos, cuyos cuellos podían crecer hasta cuatro veces la longitud de sus espaldas, el cuello del Brachytrachelopan era más corto que el de su columna vertebral.