Tag Archives: mensajeros de Dios

Como contactarte con tu angel de la guarda III

Ya sea que su nombre signifique mensajero, espíritu del bien o vehículo de información, los ángeles son realmente seres que traen paz, entendimiento, e inspiración a nuestras vidas. Ellos nos aman no sólo porque son seres inmortales que glorifican a Dios sino porque fueron asignados por el Señor -desde nuestro nacimiento- para vivir en comunión con nosotros. Su misión: ser el complemento, la parte celestial de ese “todo” que somos, con el fin de lograr el balance necesario que debe existir entre la materia y el espíritu.

Como contactarte con tu angel de la guarda III

Como contactarte con tu angel de la guarda III

Los ángeles, por lo tanto, quieren que los lleguemos a conocer y que confiemos en ellos. Por eso están abiertos a la posibilidad de contactarse con nosotros pues así, a su vez, ellos cumplen la función encomendada: la responsabilidad de velar por nuestra seguridad, por nuestro crecimiento espiritual y nuestra integración.

Los ángeles quieren enseñarnos que no sólo estamos compuestos por esa parte material, corporal, sobre la que focalizamos nuestra mayor atención, sino también contamos con su complemento: la faceta espiritual, aquélla que nos conecta con la divinidad.

Los ángeles, porque no tienen limitaciones de ninguna naturaleza -ya sea ésta física o espiritual- tienen la capacidad de presentarse ante nosotros en la forma más insólita, como son los sueños, las coincidencias o hasta los libros que elegimos. Así cumplen con el encargo de ser los mensajeros de Dios ante nosotros. Por eso los podrás encontrar o contactar como consejero o ayuda, cuando enfrentes un problema trascendental, con sólo invocarlos.

Dios utiliza a los ángeles para transmitirnos sus designios y ellos sirven como puentes de comunicación entre Él y nosotros. Por eso no hay dudas de que lograrás contactarlos con sólo proponértelo y desarrollando tu capacidad perceptiva para poder identificarlos o coincidir en la onda en la que ellos transitan.

No debes dudar de esta posibilidad pues debes saber que no estamos solos en el mundo, ni física, ni mental, y menos espiritualmente. Este cosmos está lleno de seres más desarrollados que nosotros, sucede simplemente que si no los percibimos es porque no estamos habituados o no fuimos educados para captar la presencia de aquellos que habitan en otros niveles vibratorios.

Pero lo más interesante de todo esto es reconocer que nada ni nadie vive aislado o en forma independiente en el Cosmos, pues todos estamos conectados y eso sucede sin ninguna excepción.

VINCULARSE CON LOS ÁNGELES ES EVOLUCIONAR ESPIRITUALMENTE

Si anhelas contactar a tu ángel o a tu equipo de ángeles sólo hace falta un requisito indispensable: que creas en él o en ellos, y en la posibilidad de contactarlos, porque sólo tu mente será tu arsenal abastecedor de manera ilimitada.

Sabemos que las personas muy intelectuales o materialistas -que todo lo cuestionan y que no valoran la espiritualidad– tendrán problemas en lograrlo. Porque siempre se estarán replanteando la eficacia del método o de la veracidad del acto que están por realizar. Pero si tú tienes fe y confías en que no es posible que la materia humana se pueda mover o existir sin su componente espiritual, lo conseguirás.

Así llegará el momento en que podrás reconocer sus manifestaciones e incluso percibir su presencia, pues son seres divinos llenos de luz. Seres celestiales, que están a nuestra disposición para aconsejarnos, socorrernos o simplemente para disfrutar de nuestra compañía. Están más cerca de lo que nosotros podemos imaginar ya que si observas tu vida detenidamente notarás que tuviste momentos en que frente a un problema o un conflicto, recibiste apoyo o simplemente una sonrisa amable de alguien que te devolvió la paz interior.

Así se manifiestan los ángeles, en las cosas simples de la vida. Por eso resulta fundamental que sepas reconocerlos. Saber invocarlos es tan importante como conocer que existen. Debemos estar seguros de que ellos nos invadirán con su amor, su compasión y que esos maravillosos dones, a su vez, los podremos transmitir a otros.

Todos sabemos que los ángeles están abiertos a la posibilidad de llegar a contactarlos. Ellos también nos están buscando porque, como afirmamos anteriormente, los ángeles están cumpliendo con su misión de manifestarse o de tener contacto con la parte física de nosotros. Por eso propician los contactos casuales.