Tag Archives: momia egipcia

Momias ficticias

Las momias suelen aparecer en los géneros de horror como criaturas no-muertas. Durante el siglo XX, películas de terror y otros medios popularizaron la idea de que siempre hay una maldición asociada a una momia. Una de las primeras apariciones fue en ‘The jewel of seven stars’, una novela de horror de Bram Stoker publicada en 1903 que trataba sobre las peripecias de un arqueólogo que buscaba revivir a una momia egipcia. Este libro sería la base para el film posterior, ‘Blood from the mumm’ys tomb’ de 1971.

Momias ficticias

Momias ficticias

Momias ficticias

Las películas que representaron este tipo de creencias incluyen al film de 1932, ‘The mummy’, protagonizado por Boris Karloff como Imhotep. También cuatro películas de Universal Studios de los ’40 que incluían a una momia llamada Kharis, una remake de 1959 llamada ‘The mummy’s hand’ y otra ‘The mummy’s tomb’, y por último una reme de la película original estrenada en 1999. La creencia en momias malditas probablemente parte del hecho de que supuestamente hay una maldición en la tumba de Tutankamón. En 1979, la American Broadcasting Company sacó al aire un programa llamado ‘The Halloween that almost wasn’t’, en donde una momia de Egipto (Robert Fitch) llegaba al castillo del Conde Drácula.

Las Momias
Las Momias

El descubrimiento de la tumba de Tutankamón por el arqueólogo Howard Carter puso a las momias en la cima. El trío cómico de los Tres Chiflados explotó humorísticamente el descubrimiento en la película ‘We want our mummy’, en la que exploran la tumba del rey enano Rutentuten.

Las momias ficcionales aparecieron en cómics y animación, como en la serie anime ‘InuYasha’, Anal Ho Tep en ‘Fetus-X’, ‘N’kantu’ y Mumm-Ra de la serie animada ‘ThunderCats’. Otras series de TV como ‘Mummies alive!’ incluían a un grupo de momias egipcias encargadas de proteger al hijo reencarnado del faraón.

La ciencia y las momias egipcias

Las momias fueron muy buscadas por los museos durante los siglos XIX y XX, y muchas están en exhibición actualmente. Algunos ejemplos notables se encuentran en el Museo del Cairo, en el Agyptisches en Berlín y en el Museo Británico de Londres.

La ciencia y las momias egipcias

La ciencia y las momias egipcias

La ciencia y las momias egipcias

La ciudad egipcia de Luxor es hogar del Museo de Momificación. Los restos momificados de lo que resultó ser Ramsés I terminaron en el Museo Daredevil, cerca de las Cataratas del Niágara, en la frontera entre EEUU y Canadá. Los registros indican que fue vendida a un canadiense en 1860 y estuvo en exhibición durante 140 años, hasta que un museo de Atlanta la compró y la regresó al Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto. Actualmente está en exhibición en el Museo de Luxor.

Familia de Momias
Familia de Momias

Recientemente la ciencia ha renovado su interés por las momias. El Dr. Bob Brier, un egiptólogo, fue el primer científico moderno que intentó recrear una momia usando el método egipcio antiguo. Las momias han sido usadas en la medicina para calibrar máquinas CAT en niveles de radiación que serían demasiado peligrosos para los seres vivos. De hecho, las momias pueden ser estudiadas usando el escáner CAT y máquinas de rayos X para formar una imagen digital de lo que hay adentro. Esta maquinaria ha sido de gran utilidad para biólogos y antropólogos, ya que aportaron información acerca de la salud y la expectativa de vida de los pueblos antiguos. En el 2008, la última generación de escáners CT fue usada para estudiar a Meresaum, una sacerdotisa del Templo de Amun cuya momia se encuentra en el Instituto Oriental de Chicago.

Los científicos interesados en la clonación molecular del ADN de las momias comunicaron hallazgos de ADN analizable en una momia egipcia del 400 A. de C. Aunque los análisis del pelo de momias egipcias del Reino Medio revelaron la evidencia de una dieta estable, las momias del 3200 A. De C. muestran signos de anemia y desórdenes hemolíticos.