Tag Archives: prosaurópodos

Dinosaurios: paleobiología

Mecánica de los miembros anteriores

Contrario a la manera en que los terópodos han sido reconstruidos en el arte y los medios populares, el rango de movimiento de los miembros anteriores de los terópodos era muy limitado, sobre todo en comparación con la destreza de los miembros anteriores de humanos y otros primates. Los terópodos y otros saurisquios bípedos (incluyendo a los prosaurópodos) no podían rotar sus antebrazos de manera que las palmas estuvieran sobre el suelo.

Dinosaurios: paleobiología

Dinosaurios: paleobiología

En los humanos, la  pronación se realiza por el movimiento del radio en relación a la ulna (los dos huesos del antebrazo). En los dinosaurios saurisquios, sin embargo, el final del radio cerca del codo estaba encastrado en una ranura de la ulna, lo cual prevenía cualquier movimiento. El movimiento de la muñeca también estaba limitado en muchas especies, las cuales debían forzar todo el antebrazo y la mano para moverse como una unidad con poca flexibilidad. En los terópodos y los prosaurópodos, la única manera de que la palma diera contra el suelo sería mediante la abertura lateral de los miembros anteriores.

En carnosaurios como el Acrocanthosaurus, la mano tenía un alto grado de flexibilidad y dedos móviles. Esto también ocurría con terópodos tales como los herrerasaurus y dilofosaurus. Los Coelosaurios mostraban un cambio en el uso del antebrazo, donde una gran flexibilidad en el hombro permitía al brazo levantarse hacia el plano horizontal, y a grados mucho más altos en aves voladoras. Sin embargo, en coelosaurios como el ornitomimosaurio, y sobre todo los dromeosaurios, la mano perdió toda flexibilidad, así como los dedos. Los dromeosaurios y otros maniraptores también tenían cierta movilidad en la muñeca que no se veía en otros terópodos, gracias a la presencia de un hueso en la muñeca con forma de medialuna, el cual permitía que toda la mano se plegara hacia el antebrazo a la manera de las aves modernas.

Palebiologia
Palebiologia

Tamaño

El Tiranosaurius ha sido el terópodo más grande y popular para el público general durante las últimas décadas. Desde su descubrimiento, sin embargo, se han encontrado y descrito varios otros dinosaurios carnívoros gigantes, como los Espinosaurios, los Carcarodontosaurios y los Gigantosaurios. Los especímenes de Espinosaurios apoyan la idea de que este último es más grande que el Tiranosaurio, ya que tenía 6 metros de largo y era al menos una tonelada más pesado que el Tiranosaurius. Todavía no hay una explicación clara acerca de la causa por la que estos animales fueron mucho más grandes que los predadores que vinieron después de ellos.

El grupo aéreo más pequeño de terópodos conocidos a partir de especímenes adultos es el ‘Epidexiteryx’, de 164 gramos de peso y 25 centímetros de longitud. Cuando se incluyeron a las aves modernas, el colibrí pasó a ser el más pequeño con su 1.8 gramos y 5 cm de largo.

Dinosaurio Eoraptor

El Eoraptor fue uno de los primeros dinosaurios que habitaron el mundo. Era un carnívoro de dos piernas que vivió entre 230 y 225 millones de años atrás, en lo que actualmente es la región noroeste de Argentina. El tipo de especie se denomina ‘Eoraptor lunensis’, que significa ‘saqueador del amanecer del Valle de la Luna’, lo cual denota el lugar donde fue descubierto (griego ‘eos’ que significa ‘amanecer’ y el latín ‘lunensis’ que significa ‘de la luna’). Los paleontólogos creen que el Eoraptor se parece al ancestro común de todos los dinosaurios. Se lo conoce a través de sus esqueletos bien preservados.

Dinosaurio Eoraptor

Dinosaurio Eoraptor

Descripción y comportamiento

Tenía un cuerpo delgado que medía hasta 1 metro de largo y tenía un peso estimado de 10 kilogramos. Eran digitígrados, por lo que corrían con sus piernas traseras en posición vertical. Sus miembros anteriores tenían la mitad de la longitud de sus miembros traseros, y tenían cinco dedos en cada ‘mano’. Tres de esos dedos, que eran los más largos, terminaban en largas garras y presumiblemente se usaban para agarrar a sus presas. Los científicos conjeturan que el cuarto y el quinto dedo eran demasiados pequeños para ser usados en la cacería.

El Eoraptor probablemente comía toda clase de animales. Era un velocista ágil al momento de cazar sus víctimas, y usaba sus garras y dientes para destrozarlas. Sin embargo, poseía dientes de tipo carnívoro y herbívoro, por lo que podría haber sido omnívoro.

Más sobre el Eoraptor y otros dinosaurios antiguos

Los huesos de este dinosaurio primitivo fueron descubiertos en 1991 por el paleontólogo de la Universidad de San Juan, Ricardo Martínez, durante un trabajo de campo organizado por la Universidad de Chicago y la de San Juan en Ischigualasto, Argentina. Durante el período Triásico Tardío, este lugar era un valle de ríos, pero ahora es un desierto de tierras estériles. El Eoraptor fue encontrado en la Formación Ischigualasto, la misma en la que luego se descubrió al Herrerasaurus, un terópodo muy antiguo. Hacia 1993, el paleontólogo Paul Sereno determinó que se trataba de uno de los dinosaurios más antiguos. Su edad fue establecida por medio de distintos factores, entre los cuales se destaca el hecho de que no tenía ninguna de los rasgos especializados de los principales grupos de dinosaurios tardíos, como la falta de características depredadoras especializadas. A diferencia de los carnívoros, el Herrerasaurus no tenía una articulación en la mandíbula inferior que servía para agarrar a presas grandes. Además, sólo algunos de sus dientes eran curvos y dentados, en contraposición a los de la boca de un predador.

Los dinosaurios
Nipponosaurio

El Eoraptor pertenecía a un grupo mayor de dinosaurios llamados ‘saurisquios’, o dinosaurios de cadera de lagarto. La estructura de sus caderas es similar a las de los lagartos modernos.

El hecho de que el dinosaurio tuviera algunos dientes herbívoros y cinco ‘dedos’ bien desarrollados llevó a los científicos a afirmar que los Eoraptor son más antiguos que los Herrerasaurus. Sólo algunos prosaurópodos, recientemente descubiertos en Madagascar, podrían ser más antiguos. Existe la posibilidad de que el Staurikosaurus sea más antiguo, pero es demasiado grande. Este último dinosaurio posee rasgos en común con los prosaurópodos y los terópodos, lo cual llevó a los científicos a preguntarse de qué manera los Eoraptor se relacionaron con otros dinosaurios.