Tag Archives: Siegel y Shuster

Superman en otros medios

Además de los comics, Superman apareció en muchos otros medios. Esto se debe en parte a que es un icono de la cultura americana, pero también fue bien comercializado desde el principio. El héroe ha sido desarrollado como vehículo para series de radio, televisión y películas, pero también está presente en los videojuegos.

Superman en otros medios

Superman en otros medios

La primera adaptación de Superman fue en la tira cómica de un periódico, lanzada el 16 de enero de 1939. La tira siguió hasta mayo de 1966 y Siegel y Shuster usaron las primeras tiras para establecer la historia de fondo de Superman y le sumaron detalles como el planeta Krypton y el padre de Superman, Jor-El. A partir del éxito obtenido surgió la primera serie de radio, ‘The adventures of Superman’, que se estrenó el 12 de febrero de 1940 e incluía la voz de Bud Collyer como el héroe en cuestión. La serie siguió hasta marzo de 1951. Collyer también fue elegido como  la voz de Superman en una serie de dibujos animados del personaje producida por Fleischer Studios y Famous Studios. Entre 1941 y 1943 salieron diecisiete cortos. Para 1948 Superman estaba de vuelta en los cines, esta vez con ‘Superman’, protagonizada por Kirk Alyn en la piel del héroe. La siguiente película fue ‘Atom Man vs. Superman’ y se estrenó en 1950.

En 1951 comenzó una serie de TV, ‘Las aventuras de Superman’, protagonizadas por George Reeves. La serie duró 104 episodios y se extendió desde 1952 hasta 1958. La siguiente adaptación de Superman surgió en 1966, cuando lo convirtieron en material para los musicales de Broadway con la obra ‘It’s a bird…it’s a plane…it’s Superman’. A pesar de las críticas positivas, la obra tan solo duró 129 funciones. La música original de la obra todavía está disponible en las disquerías. Sin embargo, en 1975 la obra fue rehecha para la televisión. Superman volvió a la animación con la serie televisiva ‘The new adventures of Superman’. Entre 1966 y 1969 estrenaron sesenta y ocho cortos. Bud Collyer volvió a aportar su voz para interpretar a Superman. Luego, desde 1973 hasta 1984, ABC transmitió la serie ‘Los súper amigos’.

Superman volvió a los cines en 1978 con la película de Richard Donner, ‘Superman’, protagonizada por Christopher Reeve. Este film tuvo tres secuelas, ‘Superman II’ (1980), Superman III (1983) y Superman IV: The quest for peace (1987). En 1988 Superman volvió a la televisión en la serie animada de Ruby Spears, ‘Superman y también en ‘Superboy’, una serie de acción que se extendió desde 1988 hasta 1992. En 1993 ‘Lois & Clark: The new adventures of Suerman’ salió en televisión con Dean Cain como Superman y Teri Hatcher como Luisa Lane; la serie terminó en 1997. Warner Bros luego produjo ‘Superman: the animated series’ desde 1996 hasta el 2000. En el 2001 salió la serie televisiva Smallville, que se centraba en las aventuras de Clark Kent durante su adolescencia, antes de llegar a su personaje heroico. En el 2006 Bryan Singer dirigió ‘Superman returns’, con Brandon Routh en el papel de Superman.

Personalidad de Superman

En las historias originales de Siegel y Shuster Superman es agresivo y duro. El personaje aparecía para atacar y aterrorizar a los golpeadores, especuladores, gángsters, y tenía una moral más libre que la que la audiencia actual entiende. Los escritores posteriores suavizaron el personaje y le imprimieron un idealismo y una conducta moral ejemplar.

Personalidad de Superman

Personalidad de Superman

Aunque sin la sangre fría del primer Batman, el Superman incluido en los comics de los ’30 no se preocupa por el daño que su fuerza pueda causar, por lo que atacaba a sus enemigos sin piedad. Esto terminó en los ’40, cuando el nuevo editor, Whitney Ellsworth, instituyó un código de conducta para los personajes, lo cual hizo que estuviera prohibido para Superman matar. Este cambio se reflejó en las mismas historias, en las que ocasionalmente se recordaba en los diálogos que Superman había jurado no tomar nunca una vida humana  y que si lo hiciera se retiraría.

Actualmente Superman adhiere a un código moral estricto generalmente atribuido a los valores occidentales en los que fue educado. Su compromiso con la ley fue un ejemplo para muchos otros héroes, pero generó resentimiento en otros, que se refieren a él como ‘el gran niño explorador azul’. Superman puede ser muy rígido en su trato, lo que causa tensión dentro de la comunidad del superhéroe, sobre todo con la Mujer Maravilla (una de sus amigas más cercanas) después de que ella matara a Maxwell Lord.

Al perder su hogar en Krypton, Superman se volvió muy protector de la Tierra y especialmente de su familia y amigos. La primera pérdida combinada con la presión de tener que usar sus poderes responsablemente causó que se sintiera solo en la Tierra a pesar de sus muchos amigos, su esposa y sus padres. Los encuentros con personas que supuestamente venían de Krypton, como Power Girl y Mon-El, terminaron en la nada. La llegada de Supergirl, quien no solamente era de Krypton sino que además era la prima de Superman, alivió un poco esa soledad.

En Superman/Batman nº 3 (diciembre de 2003) Batman observó lo siguiente: ‘es una dicotomía notable. De muchas maneras, Clark es el más humano de todos nosotros. Pero luego dispara fuego desde el cielo y es difícil no pensar en él como un dios. Tenemos suerte de que esto no le pasa a él. Posteriormente, cuando comienza ‘Infinite Crisis’, Batman lo reprende por identificarse demasiado con la humanidad y por no dar el liderazgo fuerte que los superhéroes necesitan.

Como queda establecido en Superman: Birtright, Superman es vegetariano. Aparentemente esto no fue así siempre. En la obra de Broadway ‘Its a bird—It’s a plane…It’s Superman’ (1966), el héroe cantaba ‘Diantres, estoy hambriento, cómo me gustaría comer un filete’.

Otras versiones

Tanto el multiuniverso establecido por los editores en los ’60 como la línea de comics de Otrosmundos establecida en 1989 le habían permitido a los escritores introducir variantes de Superman. Entre estas se incluían diferencias en la nacionalidad, la raza o la moralidad del personaje. Junto a dichas variaciones también aparecieron personajes que asumieron el título de Superman, especialmente en el principio de ‘The death of Superman’, donde cuatro personajes nuevos reclaman el título. Además de esto, el personaje Bizarro creado en 1958 funciona como un doble imperfecto de Superman. Otros miembros de la familia de personajes de Superman se quedaron con el prefijo ‘Súper’, como Superwoman, Supergirl y Superdog (Supermujer, Súperchica y Súperperro). Otros cómics de DC emplearon la notoriedad de Superman o del arquetipo del ‘superhombre’ para sus historias. Por ejemplo, Roy Thomas basó al personaje Hyperion en Superman.

Los comics de Superman y sus problemas de autoría

Como parte del trato que vio a Superman publicado en Action Comics, Siegel y Shuster vendieron los derechos a la compañía a cambio de 130 dólares y un contrato para proveer a la editorial de material. The Sunday Evening Post informó en 1940 que les pagaban a los dos 75000 dólares al año, una fracción mínima de las ganancias multimillonarias que National Comics Publications ganaba con Superman.

Los comics de Superman y sus problemas de autoría

Los comics de Superman y sus problemas de autoría

Siegel y Shuster renegociaron su trato, pero no se llegó a un acuerdo y en 1947 los dos demandaron a la empresa para que cancelaran su contrato de 1983 y recuperaran su autoría intelectual y derechos por Superman. También demandaron a National ese mismo año por los derechos de Superboy, que era una creación separada que National había publicado sin su autorización según alegaron. Nacional los despidió inmediatamente y sacó sus nombres de las historias, dando inicio a la batalla legal que terminó en 1948, cuando una corte neoyorkina determinó que el contrato de 1983 debía ser respetado. Sin embargo, un veredicto del juez J. Addison Young les concedió los derechos de Superboy. Un mes después de eso las dos partes acordaron un nuevo arreglo. National le pagó a Siegel y Shuster $94000 por los derechos de Superboy. La pareja también reconoció los derechos propietarios de la compañía sobre Superman, aclarando que ellos mantenían los derechos ‘para cualquier otra forma de reproducción y presentación’, pero DC se negó a recontratarlos.

En 1973 Siegel y Shuster volvieron a demandar para conseguir los derechos de Superman, esta vez basándose en el Acta de Derechos de Autor de 1909, que concedía los derechos durante 28 años pero permitía renovarlos por otros tantos. Según su argumento, ellos le habían concedido los derechos a DC por 28 años sólo. La pareja volvió a perder la batalla, tanto en la corte del distrito como en la de apelaciones el 5 de diciembre de 1974.

En 1975, tras nuevos informes de sus condiciones y vida paupérrimas, Warner Communications dio a Siegel y Shuster pensiones de $20000 por año y cobertura médica. Jay Emmett, el entonces vicepresidente de Warner Bros,  dijo que ‘no hay ninguna obligación  legal, pero siento que tenemos una obligación moral por nuestra parte’. Heidi MacDonald, periodista del Publisher’s Weekly, dijo que además de la pensión ‘Warner acordó que Siegel y Shuster serían reconocidos como los creadores de Superman en todos los comics, shows televisivos y películas.

El año posterior al acuerdo, 1976, fue el de la extensión de los derechos de autor por otros diecinueve años. Sin embargo, esta vez hubo una cláusula que permitía que los autores recuperaran su trabajo, de esta manera se reflejaban los argumentos hechos por Shuster y Siegel en 1973. La nueva acta se efectivizó en 1978 y permitía el reclamo en un período de 56 años, basado en el contrato de derechos anterior. Esto significaba que los derechos de Superman iban a poder ser reclamados entre 1994 y 1999. Jerry Siegel murió en 1996, pero su esposa e hija presentaron una notificación de derechos en 1999. Aunque Shuster murió en julio de 1992, no se presentó ninguna notificación por su estado.

En 1998 los derechos de autor volvieron a extenderse con el Acta Sony Boo de Extensión de Derechos de Autor. Esta vez el período de derechos se extendía a los 95 años y se introdujo otro período de reclamo. En enero de 2004 Mark Peary, sobrio y heredero legal de las posesiones de Joe Shuster intentó recuperar la mitad de los derechos, pero la notificación quedará efectiva en el 2013. El estatus de la parte de Siegel sobre los derechos de autor pasó a ser el centro de la batalla legal ahora. Warner Bros y los Siegels comenzaron a discutir la resolución de los conflictos traídos por la notificación de término, pero en octubre de 2004 los Siegels demandaron a la empresa acusándola de haber infringido los derechos de autor. Warner Bros también los demandó, alegando que la notificación de terminación contenía defectos, entre otros argumentos. El 26 de marzo de 2008 el juez Larson de la Corte del Distrito de los Estados Unidos para el distrito central de California dictaminó que la familia de Siegel tenía derecho a reclamar una parte de los derechos de autor. El veredicto no afectó a los derechos internacionales que Time Warner mantiene sobre el personaje a través de DC. Los problemas relativos a la cantidad de dinero de la parte de Siegel o sobre la extensión del reclamo a otras obras como las películas, se resolverán en juicio, aunque cualquier compensación posible se daría recién a partir de las obras publicadas a partir de 1999. Time Warner no comentó sobre el veredicto, pero tiene el poder para  cuestionarlo. El caso se siguió en una corte federal de California en mayo de 2008.

La esposa y la hija de Siegel presentaron una demanda similar en el 2002 pero para el personaje de Superboy y ganaron el juicio el 23 de marzo de 2006. Sin embargo, el 27 de julio de 2007 la misma corta emitió un veredicto que anulaba el resultado del juicio anterior. El caso aún no fue resuelto.

El 9 de julio de 2009 salió un veredicto que rechazaba el reclamo de la familia de Siegel sobre los pagos adeudados de licencia. El juez Stephen G. Larson dijo que Warner Bros y DC Comics habían cumplido sus obligaciones para con los Siegels con un acuerdo de división de ganancias de la película ‘Superman returns’ de 2006 y de la serie Smallville. Sin embargo, la corte también dictaminó que si Warner Bros no empezaba una nueva película de Superman para el 2011 la familia tendría el derecho de demandarlos para recuperar las pérdidas.