Tag Archives: superorden Arcosauria

Los dinosaurios están vivos

Los lagartos, cocodrilos, dragones, etc. encajan dentro de la descripción de dinosaurios. Hubo muchos tipos de dinosaurios que eran más pequeños que los reptiles actuales. Tómese en consideración al dragón de Comodoro, uno de los reptiles más grandes y fieros de los vivos actualmente. Mide alrededor de 3 m de largo, puede superar en velocidad a un hombre en distancias cortas, se alimenta de venados y es peligroso para cualquier ser humano.

Los dinosaurios están vivos

Los dinosaurios están vivos

Hay dos hipótesis importantes sobre la evolución que difieren principalmente en el momento de aparición de las primeras aves. Una hipótesis propone que las primeras aves descendieron directamente de los reptiles ancestrales alrededor de 230 millones de años atrás, entre los inicios y la mitad del Triásico. Nos referimos a esta idea como la hipótesis basal de los arcosaurios. Estos últimos son los reptiles de los que surgieron las aves, los cocodrilos y los dinosaurios. La otra hipótesis postula una llegada posterior de las aves, que derivarían de los dinosaurios unos 100 millones de años antes del tiempo propuesto por la primera hipótesis. Esta idea fue referida como la hipótesis de los dinosaurios terópodos.

Los dinosaurios vienen del superorden Arcosauria, un ensamble de distintas formas que originariamente se separó de los diápsidos de fines del Paleozoico. Los primeros dinosaurios aparecieron en el Triásico Medio en Sudamérica. Desde fines del Triásico hasta el final del Cretáceo, los dinosaurios se ramificaron en varios grupos y gobernaron la tierra, el mar y el aire.

Los dinosaurios se pueden dividir en dos grupos grandes basándose en la estructura de su pelvis. Estos grupos son los Saurisquios y los Ornistiquios. Los dinosaurios saurisquios se subdividen en dos linajes, los saurópodos herbívoros (por ejemplo, el Branquiosaurio) y los terópodos carnívoros (ejemplo, el Tiranosaurio), que aparecieron a fines del Jurásico. Todos los ornistiquios eran herbívoros.

Los dinosaurios desaparecieron repentinamente a fines del Cretáceo (65 millones de años atrás). La causa exacta de la extinción ha sido objeto de rigurosos debates. Según la hipótesis de Alvarez, al final del Mesozoico hubo un evento catastrófico (como por ejemplo el impacto de un enorme meteorito o un asteroide) que aniquiló a todas las plantas y animales. Otra posibilidad es que los dinosaurios fueran vulnerables a los cambios geológicos graduales (como la caída de la temperatura) que ocurrieron en ese momento. Cualquiera fuera la causa, mientras que los dinosaurios y numerosas plantas y especies animales desaparecieron, los ancestros de los mamíferos y las aves sobrevivieron.