Tag Archives: Takeshi Obata

Producción de Death Note

El concepto de la serie derivó de una idea general que involucraba a Shinigami y sus ‘reglas specíficas’. Tsugumi Ohba quería crear una serie de suspenso porque pensaba que no podía crear una de lucha y que faltaban más programas de suspenso. Tras la publicación del capítulo piloto se suponía que la serie no iba a convertirse en cómic, ya que el autor consideraba que ‘no encajaba con el Jump’. Ohba dijo que cuando se enteró de que ‘Death Note’ había recibido la aprobación y que Takeshi Obata estaría a cargo del arte, ‘no podía creerlo’. Debido a las reacciones positivas, Death Note se convirtió en un manga exitoso.

Producción de Death Note

Producción de Death Note

Los bocetos fueron creados para incorporar diálogos, diseños de paneles y dibujos básicos, que luego fueron enviados al ilustrador. El editor revisó estos bocetos y se los envió de vuelta al ilustrador (Obata) con el guión y el diseño de panel ‘casi hechos’. Obata entonces determinó las expresiones y los ‘ángulos de la cámara’ y creó el trabajo de arte final. Ohba se concentró en el tempo y la cantidad de diálogo, asegurándose de que el texto fuera lo más conciso posible. Luego comentó que creía que ‘leer demasiada exposición’ sería cansador y afectaría negativamente la atmósfera de ‘aire y suspenso’. El ilustrador contó con bastante libertad artística para trabajar en descripciones básicas (como la del ‘edificio abandonado’) y esto se extendió al diseño de las Death Notes, donde Obata tuvo total libertad de expresión. Él había pensado originalmente en libros ‘estilo Biblia’, algo que uno pensaría automáticamente que era una Deat Note. También pensaba que su diseño sería ‘difícil de usar’, por lo que optó por una computadora universitaria clásica. Posteriormente se concibieron Death Notes distintas entre sí, que variaban según la época.

Cuando Ohba pensó la trama visualizaba los paneles mientras estaba tirado en su cama bebiendo té o caminando por su casa. En muchas ocasiones el bosquejo original era demasiado largo y necesitaba ser refinado varias veces antes de llegar al ‘tempo’ y el ‘flujo’ deseados. El escritor remarcó su preferencia por leer los primeros ‘dos o cuatro’ capítulos cuidadosamente para asegurarse de que fueran consistentes con la historia.

El esquema de producción típico consistía en cinco días para crear y pensar y un día para usar su lápiz e insertar diálogo en los bocetos. Después el escritor se los enviaba  al editor. El calendario semanal del ilustrador involucraba un día para los bocetos, los diseños y los lápices, y un día para trabajo adicional. Los asistentes de Obata generalmente trabajaban cuatro días y Obata dedicaba un día a la terminación. Obata decía que a veces se tomaba algunos días extra para colorear las páginas y que esto ‘desordenaba el cronograma’. por otro lado, el escritor se tomaba en ocasiones tres o cuatro días para crear un capítulo, mientras que en otras le llevaba un mes. Obata decía que este cronograma permanecía fijo excepto cuando tenía que crear páginas a color.

Ohba y Obata rara vez se encontraban en persona durante la creación del manga. En vez, los dos se reunían con el editor. La primera vez que se conocieron personalmente fue en una fiesta en enero de 2004. Obata dijo que, a pesar de la intriga, no le preguntó a su editor sobre los desarrollos argumentales de Ohba. No discutieron sobre los capítulos finales, sino que siguieron charlando con el editor. Ohba dijo que cuando le preguntaba al editor si Obata había ‘dicho algo’ acerca de la historia, el editor le contestó ‘No, nada’ y se rió.

Ohba afirma que la serie terminó más o menos de la manera que él había planeado; había considerado la idea de L derrotando a Light Yagami y la consecuente muerte de Light, pero en vez eligió usar el final de la ‘Caja Amarilla’. Según Ohba los detalles habían quedado establecidos desde el principio. El escritor quería una trama fluida en lugar de una serie episódica porque Death Note iba a centrarse en una serie de eventos disparados por la Death Note. El artículo ’13: How to read’ afirma que los aspectos humorísticos de Death Note se originaron a partir del gusto de Ohba por ‘las historias divertidas’.

Ohba dijo que no deseaba expresar ningún tema en particular a lo largo de la serie pero si tuviera que elegir uno, sería el siguiente: ‘todos los humanos morirán eventualmente y no regresarán a la vida, así que hagamos nuestro mejor esfuerzo mientras estamos vivos’. También afirmó que no había buscado que Death Note impulsara una ideología determinada ni una visitó específica sobre el bien y el mal, pero la afirmación de Near sobre las decisiones correctas y las malas estaba cerca de sus creencias personales. Ohba remarcó que entiende el debate que puede surgir a partir de la historia. Las respuestas a las preguntas surgidas se convirtieron en ideologías y él consideraba que esto era ‘peligroso’ y ‘poco interesante’ para el manga. Finalmente se omitió este aspecto de Death Note.

Cuando le preguntaron al escritor durante una entrevista si la serie había sido hecha para divertirse con giros argumentales y guerrillas psicológicas, Ohba respondió diciendo que este concepto era la razón por la que él estaba ‘muy contento’ de publicar en la Weekly Shonen Jump. Decía que como Death Note apuntaba a los jóvenes, el lector podía ‘rechazar a la ideología’ y concentrarse en el ‘entretenimiento puro’. También dijo que si la serie apuntaba a un público más adulto, se esperaría ‘mayor debate’ y por tanto la historia hubiera tenido que desarrollarse en esa dirección. ‘Death Note 13: How to read’ afirma que el debate sobre el bien y el mal aparece ‘a veces’ en la serie y que la respuesta a esos cuestionamientos queda en el lector.

Ohba dijo que lo más importante de Death Note era que ‘los humanos cuyo nombres fueran escritos en este anotador morirían’; por el contrario, Obata dijo que era ‘imposible de decir’.

Death Note / Nota de la muerte

Tsugumi Ohba y el artista manga Takeshi Obata son los autores de ‘Death Note’. La serie se centra sobre Light Yagami, un estudiante de preparatoria que descubre una libreta sobrenatural, la ‘Death Note’, dejada en la Tierra por un shinigami (dios de la muerte) llamado Ryuk. La Death Note concede a su poseedor la habilidad de matar a cualquiera por medio de la redacción del nombre de la víctima en el anotador. La historia sigue los intentos de Light por crear y gobernar un mundo sin maldad, además del complejo conflicto entre sus enemigos, un misterioso detective conocido como ‘L’ y él.

Death Note / Nota de la muerte

Death Note / Nota de la muerte

‘Death Note’ fue publicado por Shueisha en la revista de manga japonesa Weekly Shonen Jump desde diciembre de 2003 hasta mayo de 2006, llegando a un total de 108 capítulos. La serie también fue publicada en formato tankobon en Japón desde mayo de 2004 hasta octubre de 2006 en doce volúmenes. Death Note fue adaptada a cinco películas de acción estrenadas el 17 de junio de 2006 en Japón, el 3 de noviembre de 2006 y el 2 de febrero de 2008. La serie anime salió al aire en Japón el 3 de octubre de 2006 y terminó el 26 de junio de 2007. Madhouse desarrolló el anime, que constó de 37 episodios, y Tetsuro Araki lo dirigió. Nisio Isin escribió una novela basada en la serie y se estrenó en Japón. Además, Konami lanzó varios videojuegos para Nitendo DS.

Bang Bang

Viz Media patentó el manga Death Note en Norteamérica y publicó los doce volúmenes de la serie, además de la novela. Los episodios del anime se podían descargar de Internet por medio de IGN al principio. Posteriormente Viz los sacó al aire por Bionix. Las películas estuvieron en algunos cines norteamericanos durante poco tiempo. Sin embargo, ninguno de los videojuegos fue lanzado hasta el momento en Norteamérica.

La serie ha suscitado diversas críticas dentro de los medios de manga y anime. Por un lado elogiaron la trama y la violencia de la historia, ya que era muy entretenida. Sin embargo, la serie fue prohibida en China a causa de que varios niños querían cambiar sus anotadores para que se parecieran a la Death Note.