Tag Archives: Vlad III el Empalador

Vlad III el Empalador

Vlad III, príncipe de Valaquia (1431-1476), comúnmente conocido como Vlad el Empalador o Drácula, fue el Voivode de Valaquia desde 1456 hasta 1462.

Históricamente, Vlad es conocido por su resistencia al imperio otomano y su expansión y también por sus crueles castigos.

Vlad III inspiró el personaje del Conde Drácula, así como a la avocación que lleva su nombre.

Nombres

Su apellido rumano ‘Draculae’, por el que aparece en varios documentos, significa ‘hijo de dragón’ y se refiere también a su padre, Vlad Dracul, quien recibió ese apodo al unirse a la Orden del Dragón. Drácula, del latín ‘draco’, significa ‘dragón’ y deriva del término griego ‘dracon’. En rumano, por otra parte, significa ‘demonio’.

Su apodo ‘Tepes’ (Empalados) se originó a partir de la manera en que Vlad mataba a sus enemigos, es decir, mediante su empalamiento. En turco era conocido como ‘Kazikli Voyvoda’, que significa ‘el príncipe empalador’.

Durante su vida Vlad escribió su nombre en latín documentos como ‘Wladislaus Dragwlya’ o ‘Drakwlya’.

Primeros años

Vlad nació en Sighisoara, Transilvania, en el inverno de 1431. Su padre era Vlad II Dracul, futuro gobernador de Valaquia e hijo celebrado del Voivode Mircea el Anciano. Su madre fue la segunda esposa de Vlad Dracul, la princesa Cneajna de Moldavia, hija mayor de Alexandru cel Bun. Tenía dos hermanos mayores, Mircea II y Vlad Calugarul, y un hermano menor, Radu cel Frumos. En el año del nacimiento, su padre –conocido bajo el apodo de ‘Dragón’- había viajado a Nuremberg (actual Alemania) para ser investido con la Orden del Dragón. A los cinco años, el joven Vlad también fue iniciado.

Vlad y Radu pasaron sus años de formación en Sishisoara bajo el cuidado y la tutela de su madre y las esposas de los exiliados. Durante el primer reinado de Vlad II, se fueron a Targoviste, capital de Valaquia en ese entonces.

El canciller bizantino, Mikhail Doukas, mostró que en Targoviste los hijos de los gobernadores y princesas podían ser bien educados por profesores rumanos o griegos comisionados desde Constantinopla. Vlad aprendió a combatir, geografía, matemática, ciencia, idiomas (antiguo búlgaro, alemán y latín) y las filosofías y artes clásicas.