Tag Archives: Zilantaw

Zilant, la Serpiente Blanca

OTRAS LEYENDAS ACERCA DE ZILANT

Según historias populares de la antigua Rusia y de Turquía, la serpiente gigante Zilant se transformó en un Diü: espíritu responsable de la fundación de un reino subacuático en las profundidades de los Lagos Qaban.

Zilant, la Serpiente Blanca

Zilant, la Serpiente Blanca

Se dice que Zilant mató al héroe que había comenzado con la matanza de serpientes en Kazan… Sin embargo, este caballero llegó a apuñalar al dragón con una daga envenenada, por lo que Zilant posteriormente murió.

Existe también un cuento popular que narra el regreso de Zilant a Zilantaw. Indica que este dragón-serpiente se reestableció en una cueva grande cerca de la colina y volvió a la ciudad de la que había sido expulsado para beber el agua del Lago Negro.

Una versión búlgara indica que la serpiente regresó pidiendo paz y piedad a los furiosos habitantes y que Alá le obsequió un par de alas para huir del enojo popular. Una vez dotada de las mismas, la serpiente-dragón voló lejos de Bilär.

Se dice que otra enorme serpiente habita la torre de un templo búlgaro. Una leyenda islámica indica que Ibn Fadlan escribió sobre un enorme árbol caído en cuyo tronco encontró una serpiente casi tan larga como el vegetal.

DRAGONES Y SERPIENTES

Según algunos historiadores Zilant –el dragón de Kazan– debe ser interpretado alegóricamente como un tótem popular de Turquía. El vuelo de las serpientes también forma parte de la mitología de Suar, Bilär y de otras ciudades búlgaras cercanas al Volga. Sin embargo, para la mayoría de las leyendas estas serpientes eran benévolas.

Sin embargo, en las ciudades alejadas de Kazan, las leyendas sobre malvados monstruos voladores prosperaron, especialmente en una fortaleza situada en la ribera del río de Shishma.

Muchos eruditos creen que Zilant –así como otras víboras aladas– simbolizó las siniestras reglas de los paganos. La quema masiva de las serpientes simbolizaría la victoria del Islam sobre el paganismo.

Hay también especulaciones que indican que Zilant no se trataba sólo de una serpiente blanca, sino de una víbora con cruza de halcón (llamado Börket).

Pero estas leyendas hacen caso omiso de Kazan Kremlin, la zona más antigua de la ciudad. En siglos recientes, la colina resultó cubierta por un cementerio. Pero excavaciones efectuadas durante la década del `70 confirmaron que la capa más antigua contenía indicios de grandes incendios que podrían haber influido en la leyenda fantástica acerca de la quema de serpientes. Los historiadores coinciden en que este gran fuego habría ocurrido durante las invasiones de los mongoles.

El lago más cercano se llama Zmeinoye o Zmievo, es decir, el “Lago de las Serpientes”. Hoy en día, Zilantaw es un área bastante infértil y desértica.

Dragones Rusos: Zilant

CRIATURAS FOLKLÓRICAS

Zilant es una criatura legendaria, mezcla de dragón y “wyvern” –criatura alada semejante a un dragón–. Desde 1730 ha sido el símbolo oficial de una ciudad rusa llamada Kazan. Esta serpiente con alas forma parte del folklore ruso y se menciona en leyendas sobre la fundación de la citada Kazan.

Dragones Rusos: Zilant

Dragones Rusos: Zilant

La nomenclatura y la etimología de Zilant derivan de la trascripción de la palabra “serpiente” desde la fonética inglesa al ruso. También entabla un parentesco con la palabra persa Ajdaha (que significa “dragón”). Esto indica que Zilant sería concebido como una especie de “dragón aserpentado”.

Para los tátaros, se trata de una criatura repulsiva, asimilable a los dragones europeos y al dragón persa. Según la creencia de Idel-Ural –histórica región de Europa oriental– cualquier serpiente que sobreviva cien años se convertirá en un “Ajdaha dragón”. También se lo llama “serpiente blanca” y es el rey de serpientes, puesto que aconsejó y ayudó a diferentes héroes épicos a batallar.

En lo que concierne a su influencia beneficiosa sobre los seres humanos, la serpiente blanca se parece al dragón chino. Esto demuestra que los tátaros se vieron influenciados por las leyendas iraníes.

Después del siglo dieciséis, los rusos adquirieron estas narraciones populares de los tátaros. Para los rusos de Kazan, Zilant tenía connotaciones negativas, pues fue representado como un dragón eslavo más que como una serpiente.

Cabe mencionar que la opinión popular de los ciudadanos de Kazan resultó fuertemente influenciada por la cultura occidental, por eso Zilant comenzó a ser imaginado como un wyvern o como el clásico dragón occidental que posteriormente comenzó a representarse en las películas.

VARIANTES DE LA LEYENDA DE ZILANT

La mayoría de las leyendas relacionadas con Kazan son contradictorias, y la criatura Zilant no es ninguna excepción… Existen numerosas variantes folklóricas.

Según la historia más arcaica, una hermosa damisela contrajo matrimonio con un habitante del Antiguo Kazan. Como debía ir a buscar agua al lejano río Qazansu, se quejó al khan local –autoridad gubernamental– porque su ciudad tenía una localización incómoda y precaria. La joven aconsejó mudar la ciudad hasta la cercana colina de Zilantaw, y el khan aceptó el consejo.

Sin embargo, la colina estaba infestada de serpientes. Su líder era una serpiente gigante dotada de dos cabezas: era, ni más ni menos, un auténtico Zilant.

Algunas la mayoría de las víboras se alimentaba sólo de hierbas, otras buscaban jóvenes vírgenes rusas para engullirlas. Hasta que un mago aconsejó al khan que mandara construir un cerco de madera y paja sobre la colina.

La consecuencia fue que las serpientes se refugiaron en la paja apenas llegó el invierno. Entonces, los habitantes aprovecharon a incendiar su madriguera y quemaron a todas las serpientes, e incluso abrasaron involuntariamente un sector de la nueva ciudad.

Pero la gigantesca serpiente de dos cabezas logró refugiarse en el lago Qaban. Según cuenta la historia, todavía habita las aguas del lago y, cuando tiene ocasión, toma venganza contra los ciudadanos.