Bob Esponja Medula Bob Esponja Amigos Bob Esponja Risitas Bob Esponja Corazón Bob Esponja Señalador Bob Esponja Comiendo Bob Esponja Agarralo Bob Esponja Bob Esponja Dientes Bob Esponja Maleta Bob Esponja Mercancia Bob Esponja Recuerdo Bob Esponja Luces Bob Esponja Navidad Bob Esponja Manaza Bob Chistoso Bob Esponja Sonrojado Bob Esponja Fiesta Bob Esponja Angustiado Bob Esponja Cazando

La personalidad de Bob Esponja

 

A Bob Esponja se lo describe como extremadamente dulce, bueno, divertido, alegre, amistoso, feliz, trabajador, “molestoso” –en palabras de Calamardo Tentáculos– y, sobre todo, muy confiado.

Suele hacer una mueca que revela su nutrida dentadura. Su cuerpo es muy expresivo, especialmente la cara, y  su naturaleza es complemente pura y buena. Bob Esponja no es capaz de hacer daño a nadie, excepto el “día de los tontos”, que se celebra en abril. Pero termina sintiendo remordimientos.

Sin embargo, es conocido como un personaje gritón, que maldice todo el tiempo. Incluso se lo acusa de decir “obscenidades” como “salsa de tártaro” o “pasta de pescados”. Esto sucede cuando está muy enojado o se siente frustrado.

Aunque es un adulto, su naturaleza es infantil. Lo demuestra, por ejemplo, a través del gran afecto que siente por los besos de su abuela.

La personalidad de Bob Esponja
La personalidad de Bob Esponja

Bob se trata de una esponja bondadosa y cariñosa, pero hay varios personajes que lo desprecian o evitan, porque se sobreexcita fácilmente. Un ejemplo es cuando Calamardo le pide que pulse algo en el Krusty Krab y él no sabe hacerlo.

Estas actitudes, junto a su discurso repetitivo y su risa de “delfín ruidoso”, suelen ser una molestia para los demás, especialmente para la señora Puff, Calamardo y Plancton.

Demuestra dificultades para levantar objetos, por más livianos que estos sean, porque su esqueleto y sus órganos son frágiles. Aunque es un invertebrado, su espalda tiene espina dorsal y se parece a un cuadrado perfecto. Nadie lo puede dañar en las luchas, dado que es una esponja muy flexible.

La mascota de Bob es un caracol llamado Gary, cuyo aspecto exterior se parece al de un gato. Pero si comparamos, en esta serie la apariencia de un gusano es análogo a un perro, y un bivalvo se asemeja a un pájaro.

Los “miaus” de Gary son escuchados, generalmente, por la mayoría de los residentes del “fondo del bikini”.
A pesar de algunos problemas inusuales e inesperados, Gary es muy querido y Bob Esponja no puede hacer casi nada sin él. Este insólito caracol le brinda muchas soluciones prácticas.

Gary y Bob Esponja viven juntos debajo del mar, en la calle de Concha 124, Fondo del Bikini, según consta en la licencia de conducir de Bob.

Se sabe, también, que Bob Esponja goza de muy buenas habilidades para las matemáticas y que domina a la perfección aquellos cálculos que implican dinero.

Siguiente tema: Profesión y días de ocio de Bob Esponja