Header Caballeros del Zodiaco
 
Armadura Dorada Canon Exclamación De Athena Unidos Virgo Ojos Cerrados Pegasus Y Andromeda Princesa Athena Fenix Ojos Cerrados Simpsons Afrodita Pelo Naranja Leo Camus Sacrificio Cinco Caballeros Saiya Tres Caras Leones Fotos

Andrómeda, Cuerpo Material del Dios Hades
Escrito por

En el quinto episodio de la saga, tras enterarse que Orfeo tocará su arpa para ofrecer un concierto a Hades, el desconfiado Radamanthys opina que no es una buena ocasión para escuchar música, pero Pandora lo interrumpe y da lugar al capcioso pedido del héroe. Los tres jueces espectros y la hermana de Hades transcurren unos minutos escuchando los deliciosos acordes de cuerdas interpretados por él. 

La estrategia órfica se basa en ejecutar la técnica de la "serenata mortal", que sume en un profundo sueño a los oyentes, incluso al dios Hades. Sin embargo, Radamanthys logra despertarse y entabla una batalla con el traidor. De pronto ingresan a la sala los santos de bronce Shun y Seiya; este último controla al enfurecido espectro con su técnica de golpe de meteoros. Entonces, Orfeo descorre la cortina que oculta a Hades y se lleva una gran sorpresa: Hades es idéntico al caballero de Andrómeda, excepto por el color de sus cabellos, que en vez de verde son rojizos.

Andrómeda, Cuerpo Material del Dios Hades
Andrómeda, Cuerpo Material del Dios Hades

Acto seguido, Orfeo tañe su "Réquiem de cuerdas" que despedaza el cuerpo del dios, pero luego se entera que ha sido una ilusión. Logra amordazar con sus cuerdas a Radamanthys y ruega a Seiya que los mate, dado que han sido ambos enlazados a la vez. Así, triste y valientemente, muere Orfeo, pero el espectro sobrevive y sigue dando batalla a los santos, en defensa de su señor. Al fin, Pegaso y el cadáver de Orfeo son enviados al Cocito, una de las regiones más desoladas y gélidas del inframundo.

Todos los personajes en escena empiezan a entender que Hades se manifiesta utilizando el cuerpo de Shun. Mientras tanto, ya en la cuarta prisión, Shiryu, Kanon y Hyoga luchan contra el espectro llamado Phlegyas de Licaón, cuyo ataque conocido como el "aullido infernal" los arroja contra una balsa, donde quedan dormidos. Finalmente, Kanon logra matar al espectro. Y los tres, arriba de la balsa, se encaminan hacia la Quinta Prisión que les deparará nuevas aventuras.   

Otros artículos de Caballeros del Zodiaco: