Ojos Blancos Reina Grito Desesperado Ojos Vendados Tenebroso Cara De Malvado Demonio Harpia Desesperación Criatura Demoniaca Demonio Anciano Demonio Caminando Descansando Gritando En El Piso Perfil Cara Cocida Enfurecido Demonio de Anime Demonio Paloma Angel y Demonio Gran Demonio Tomando El Te

Demonio Islámico
Escrito por

EL GENIO IBLIS

Iblis es el nombre dado al Diablo por el Islam. Habitualmente aparece referido en el Corán –el libro sagrado de los musulmanes– como Satanás, un término general usado para nombrar a todos los espíritus malvados aliados con Iblis.

Es considerado el jefe de los espíritus del mal, un “genio” creado por Dios de un fuego sin humo, así como los seres humanos fueron modelados con arcilla. En un arrebato de envidia, Iblis desobedeció a Alá y fue expulsado de su gracia.

Más tarde fue enviado a la Tierra para engañar a Adán y Eva, haciéndoles comer la fruta del árbol prohibido. Por esta acción resultó condenado por Alá al Jahannam, el fuego del Infierno.

Pero él le replicó que anhelaba llevarse a los habitantes de la Tierra consigo, y Alá –para poner a prueba a la Humanidad y a Satanás– permitió que éste vagara por su superficie.

Demonio Islámico
Demonio Islámico

EL JANNAH, O PARAÍSO MUSULMÁN

Iblis, para los musulmanes, es quien tienta a los seres humanos con su susurro, colocando ideas pecaminosas en su cabeza y brindándoles falsas sugerencias. Se cree que en el Fin de los Tiempos será recluido en el Jahannam junto a quienes hayan cedido a sus tentaciones, desobedeciendo el mensaje verdadero de Alá.

Por el contrario, quienes hayan superado con éxito una vida recta, serán recompensados con los placeres de el Jannah, el Paraíso o cielo del Islam.

El Corán no representa a Iblis como el enemigo de Alá, porque este último es el Ser Supremo que se ubica por sobre todas sus creaciones; Iblis es apenas una de ellas. Todos los “buenos” y “malos” fueron ideados por el mismo Alá y sólo Él podrá salvar a la Humanidad de sus males.

Una creencia comúnmente compartida entre el Islam y el Cristianismo es que la existencia universal del mal en las vidas personales es generalmente experimentada como consecuencia de las acciones diabólicas.

SU ETIMOLOGÍA

Los eruditos no-musulmanes sostienen, generalmente, que Iblis es una contracción de la palabra griega “diabolos”, que significa "Diablo". Afirman que las comunidades cristianas y judías de Arabia, durante el reinado de Muhammad, conocieron esta palabra de las traducciones griegas de la Biblia hebrea y de los Evangelios.

Pero los eruditos musulmanes se inclinan por derivar esa palabra de la raíz verbal árabe “balasa”, que significa “el des-esperanzador”.

Siguiente tema: También llamado Mefistófeles