Espíritu Endemoniado Destructor Amarillo Furioso Demonio Convirtiéndose En Demonio Demonia Fucsia Enterrado Demonio Mutante Espectro Demonio Collar Agresividad Endemoniada Sra. Lucifer Destructor Azul Observando El Mar Demonio Y Mujer Demonio Harpia Pelo Sobre La Cara Lucifer Ensangrentado Fotografía Demonio Poderio

Demonios en El Apocalipsis
Escrito por

EL LIBRO DE LAS PROFECÍAS

Antiguamente, una gran parte de la literatura "secreta" incluía al libro del Apocalipsis. De acuerdo con ciertas profecías incumplidas, sus páginas no eran consideradas parte de las Escrituras, sino parte de una forma literaria que prosperó desde el 200 A.C. hasta el 100 D.C.

El Libro del Apocalipsis llevaba generalmente el nombre de “valioso texto hebreo de la Antigüedad”, como pieza anecdótica, a fin de comparar su validez entre los verdaderos escritos contemporáneos.

En el libro de la Sabiduría, Lucifer es representado como “el que trajo muerte al mundo”. También lo mencionan en Eclesiásticos 21:27 cuando expresa: "Huye de los pecados como de la cara de una serpiente", y “¿quién  sentirá pena de un engatusador cuando sea atacado por una serpiente, o por cualquiera que se acerque a las bestias salvajes? Lo mismo sucede con aquel que acompañe a un hombre malvado y luego se involucre en sus pecados”.

Demonios en El Apocalipsis

Demonios en El Apocalipsis

ACERCA DE SATANAIL

El segundo libro de Enoc –también llamado El Libro Eslavo de Enoc– contiene referencias a un vigilante gregoriano llamado Satanail. El texto describe a Satanail como un príncipe gregoriano que "rechazó al señor de la luz".

Este texto contiene un número de referencias al diablo, incluyendo 29:4 que reza "Y lo lancé hacia fuera desde las alturas junto con sus ángeles, y Él volaba en el aire continuamente por encima de lo incognoscible".  

El Diablo es el espíritu malvado del inframundo, un fugitivo que burló los cielos con el nombre de Satanail. Se diferenció de los demás ángeles en cuanto a su bondad, pero su naturaleza no cambió porque siguió conservando su inteligente comprensión para distinguir las cosas buenas de las pecaminosas.

El segundo libro de Enoc no es aceptado por la corriente principal de los estudios cristianos, dado que es probable que lo escribiera durante el siglo primero. En el primer libro de Enoc, el diablo es bautizando con el nombre “Semjâzâ”.

DEMONIOS CAÍDOS EN BABILONIA

La doctrina de la caída de Satán –así como la caída de los ángeles– se ubica geográficamente en Babilonia. Allí, Satán gobierna sobre una horda entera de ángeles.

Mastema –quien indujo a Dios a poner a prueba a Abraham mediante el sacrificio de Isaac– es idéntico a Satán tanto en el significado de su nombre como en su naturaleza. Es llamado “Azazel” en el Apocalipsis y “Asmodeo” en Tobías. Como Satanás, a menudo es calificado con el nombre de “Samael”.

Siguiente tema: Demonio Islámico