Recriminaci贸n

Recriminaci贸n

Recriminaci贸n demonios

 

ADVERTISEMENTS

Nota curiosa: Satán mismo –o alguno de sus demonios acólitos– presenta un pensamiento en la mente de una persona (Lucas 4:1-13), y esa idea es contraria a lo que Dios ha determinado como recto y verdadero.