Tyrannosaurus Dinosaurio Peludo Dinosaurio en el Rio Dinosaurio Gordo Auto Volador Dinosaurios Ladrones Dinosaurio Rex Dibujado Luchas de Dinosaurios Perseguido por el Dinosaurio Nanshiungosaurio En el Cielo Enojado Dinosaurio Hambriento Dinosaurios Jugando Dinosaurio Lluvia Bosques de Dinosaurios Gran Pajaro Triceratops Dinosaurios Huyendo Dinosaurio Quieto

Saurópodos y Hadrosaurios
Escrito por

La primera evidencia directa de comportamiento gregario de los dinosaurios se basa en un descubrimiento de 1878. Se hallaron 31 saurópodos que fallecieron juntos en Bernissart, Bélgica, después de caer en un profundo hoyo inundado, donde se ahogaron.

Otros hallazgos posteriores sugieren el comportamiento de  manada en diversas especies de dinosaurio.

Las huellas y restos de millares de herbívoros encontrados en distintos continentes confirman la hipótesis de que los Hadrosaurios pudieron haberse movido en grandes manadas, como el bisonte americano o el springbok africano.

Saurópodos y Hadrosaurios
Saurópodos y Hadrosaurios

Los fósiles de saurópodos sugieren que estos animales viajaron en grupos integrados por varias diversas especies, por lo menos en Oxford, Inglaterra, manteniendo a los más jóvenes en el centro de la manada para defenderlos. La hipótesis adquiere más relevancia después de los descubrimientos fósiles efectuados en Davenport, Tejas.

Los dinosaurios pudieron haberse reunido en manadas para la defensa, con propósitos migratorios o para proporcionar protección a los más pequeños.

Comparando el volumen de un animal con el área de su piel, se evidencia que mientras más grande sea un animal, su área superficial aumentará más lentamente que su volumen.

En cierto punto, la cantidad de calor pudo forzar al organismo de estos animales a la utilización de métodos adicionales para evitar recalentarse.

En el caso de los elefantes, como carecen de pelo y tienen grandes orejas que aumentan su área superficial, también presentan adaptaciones de su comportamiento (por ejemplo, usar su trompa para rociar agua sobre sí mismos).

Los dinosaurios grandes habrían tenido que ocuparse de situaciones similares; su tamaño corporal sugiere que perdían calor lentamente.