En La Cueva Seis Manos Pintura Foto De Lobo El Grito Hombre Lobo Zombie Lobo Verde Cabeza Cortada Hombre Lobo Tenebroso Kung Fu Lobo Furioso Lobo Secuestrada Por El Lobo Fogata Y Aullidos Manchas De Sangre Foto Hombre Lobo Perfil Del Lobo Muñeco Lobo Lobo Peludo Transformación Asesinando Al Hombre

Hombres lobos en diferentes partes del mundo
Escrito por

El príncipe ruso del siglo XI Vseslav de Polotsk fue considerado hombre lobo, capaz de moverse a velocidades sobrehumanas, como se relata en La Historia de la campaña de Igor: ‘ Vseslav el príncipe juzgaba a los hombres; como príncipe, gobernaba ciudades; pero de noche se transformaba en lobo. Desde Kiev, merodeaba por Tmutorokan. El camino del Gran Sol, como lobo, merodeando, cruzó. Para él tocaron las campanas de Santa Sofía los maitines temprano en Polotsk; pero escuchó las campanas en Kiev’.

Hubo numerosos reportes de ataques de hombres lobo –y juicios en consecuencia- durante el siglo dieciséis en Francia. En algunos de estos casos había evidencia muy clara contra el acusado de asesinato y canibalismo, pero ninguna asociación con lobos; en otros casos, como el de Gilles Garnier en Dole en 1573, hubo evidencia explícita contra lobos pero ninguna contra el acusado. El loup-garou eventualmente cesó de ser visto como un peligro herético y se revirtió hasta llegar a la noción pre-cristiana de ‘lobo amigo del hombre’. Los lubins o lupins eran generalmente mujeres y tímidas en contraste con los agresivos loup-garous.

Hombres lobos en diferentes partes del mundo
Hombres lobos en diferentes partes del mundo

Algunas historias francesas sobre hombres lobos están basadas en eventos documentados. La Bestia de Gévaudan aterrorizó el área de la antigua provincia de Gévaudan, ahora llamada Lozère, en la Francia meridional-central. Entre los años 1764 a 1767, una entidad desconocida mató a más de 80 hombres, mujeres y niños. La criatura fue descrita como un lobo gigante por los sobrevivientes de los ataques, que cesaron luego de la matanza de varios lobos del área.

Los lobos aún se encontraban en Inglaterra a fines del 1600, pero se extinguieron hacia 1680. A comienzos del siglo diecisiete la hechicería fue proscrita por James I de Inglaterra, quien consideraba a los ‘hombres lobo’ como víctimas de alucinaciones inducidas por ‘una natural superabundancia de melancolía’.

El folclore turco sostiene una visión reverencial de las leyendas sobre hombres lobo, en las que los chamanes asiáticos de Turquía central, luego de ejecutar ritos largos y arduos, se transformaban voluntariamente en el humanoide Kurtadam, que significa literalmente ‘Hombre lobo’. Como el lobo era el ancestro animal totémico de los pueblos turcos, ellos tenían gran respeto por cualquier chamán que estuviera en esa forma.

Entre las creencia populares de las tierras altas de Etiopía se encuentra el mito de las personas que son capaces de transformarse en hienas a través de la exposición a una maldición o a una asociación explícita con el diablo. Aunque no están ligados con la presencia de la luna llena o de algún otro evento temporal, el mito dice que aquellas personas a menudo realizan la transformación por voluntad propia y a menudo de noche. Los temas están muy relacionados con el fenómeno del mal de ojo, popular en la provincia Gojjam.

En la isla caribeña Trinidad, existe la creencia usual de que existe una criatura llamada lagahoo. Se la describe como un cambiador de forma varón, y a menudo dicen verlo en los pueblos.