Fuerte Hechicero Magia En La Herrería Brujo Magos En El Castillo Magos El Grito Mágico La Bola Mágica Bastón Mágico Mirada Mago Pelo Blanco Pelotas De Béisbol La Espada Mágica Mago Barbudo Magia Negra En La Ciudad Magia Inundación Pareja De Magos Sabiduría Del Mago El Brujo Mago Pensativo Mutante Mago

Acerca del Mago Fausto Segunda Parte
Escrito por

Con La trágica historia de Doctor Faustus, escrita por Marlowe en 1604, la temática fáustica recibió un temprano tratamiento teatral. El teatro cómico de marionetas basado libremente en la leyenda fue popular a lo largo de Alemania, reduciendo con frecuencia a Fausto a una figura de diversión vulgar.
Los cuentos posiblemente relacionados con un pacto entre el hombre y el demonio incluyen el de Theophilus de Adana y María de Nijmegen, la obra de teatro holandesa de fines del siglo XIV o principios del XV atribuida a Ana Bijns.
El más temprano texto sobre Fausto que entró en circulación en el norte de Alemania, traducido con éxito al inglés en Inglaterra, data del año 1592 y se llamó The Historie of the Damnable Life, and Deserved Death of Doctor Iohn Faustus.

Esta fue la fuente que Christopher Marlowe utilizó para su obra más ambiciosa, La trágica historia de Doctor Faustus. Marlowe también utilizó material de los Hechos y monumentos de John Foxe.

Acerca del Mago Fausto Segunda Parte
Acerca del Mago Fausto Segunda Parte

Otra posible fuente de inspiración del hipertexto de Marlowe es la vida de John Dee (1527-1609), que practicó formas de alquimia, ciencia, geometría y esoterismo.
Por otra parte, el Faustode Wilhelm von Göethe presenta una moraleja cristiana de la leyenda original. Recolecta referencias de la poesía cristiana, medieval, romana, oriental y helénica, así como de la Filosofía y la historia de la Literatura. Concluye con un Fausto redimido, que logra entrar al Cielo a pesar de los esfuerzos de Mefistófeles.
La leyenda de Fausto era una obsesión de Göethe. Aunque no fue una tarea constante, su composición y corrección le llevaron más de sesenta años. La versión final, completa, fue publicada de manera póstuma.
La historia se refiere al destino de Fausto, en su búsqueda de la esencia verdadera de la vida. Frustrado por los límites de su conocimiento y energía, invoca al diablo –representado por Mefistófeles– con quien hace un pacto: cuando logre alcanzar la cumbre de la felicidad humana, Mefistófeles podrá tomar su alma. Fausto está conforme, porque cree que jamás llegará ese momento.
Finalmente, Fausto es capaz de dominar las fuerzas de la guerra y de la naturaleza, y experimentar un intenso momento de la felicidad... Entonces, el demonio Mefistófeles intenta captar el alma de Fausto cuando éste muere, pero interviene el Señor y lo salva, como forma de reconocimiento del auténtico esfuerzo fáustico.
El Fausto de Göethe fue hipotexto (base) de al menos dos prestigiosas óperas: el Fausto de Charles Gounod y el Mefistófeles de Arrigo Boito. También se recrearon episodios en la leyenda dramática de Héctor Berlioz, en algunas obras de Robert Schumann y en la segunda parte de la Sinfonía Nº 8 de Gustav Mahler.

Por último, la novela Doctor Faustus, de Thomas Mann, se basa en la vida de un compositor que decide renunciar al amor a cambio de inspiración artística y una próspera carrera musical. La historia es fuertemente alegórica en relación a los desarrollos sociales e intelectuales de Alemania durante la Segunda Guerra Mundial.

Siguiente tema: El Mago Gandalf