Cartas Mágicas La Muerte Esqueletos Malignos Pareja De Magos Magia En El Mar En Las Montanas Elevando El Fuego Hechicera Cara Pensativa Magia Al Preso Mago Barbudo Hechicera Perversa Campesinos vs. Mago La Gallina Hechizada Cara De Depravado Reunión De Magos La Bola De Cristal Ascendiendo Muñeco Mago Mutante Mago

El Mago Gandalf
Escrito por

El legendario mago Gandalf  es un personaje central de las novelas El Hobbit y El Señor de los Anillos, escritas por J. R. R. Tolkien. Se trata de un mago arquetípico, que cobra mayor protagonismo en el último libro La Guerra del Anillo.

Es miembro y más tarde jefe de la orden conocida como Istari, así como líder de la Comunidad del Anillo y del Ejército del Oeste. 

El antiguo nombre nórdico “Gandalfr” aparece entre la lista de enanos del Völuspá, en el Edda más antiguo. Este nombre se compone de las partículas “gandr” (que significa “varita”, “magia” o “duende”) y “alfr”, que quiere decir “existencia”.

El Mago Gandalf
El Mago Gandalf

La asociación de las varitas mágicas con hombres de elevada estatura ya se encuentra en el folklore pre-Indoeuropeo vinculado con los jentillak, una raza de sabios individuos que vivieron en los tiempos más oscuros de la Europa prehistórica.
Tolkien tomó este apelativo junto con los nombres de los enanos al escribir el Hobbit, en la década del ´30, para llamar a los personajes habitantes de la Tierra Media.
La figura de Gandalf recibió otras influencias de la mitología germánica, particularmente del dios Odin, representado por un anciano con un solo ojo, una larga barba blanca, un ancho sombrero y un séquito de fieles. Tolkien indicó que Gandalf es un mago “Odínico”, en una carta fechada en el año 1946.
Además, Gandalf es similar a Väinämöinen, un poderoso sabio mencionado en la épica nacional finlandesa, el Kalevala.
Cabe señalar que la descripción inicial de Gandalf aparece en las primeras páginas del Hobbit, en los tempranos años de la década del ´30: se trata de un anciano de sombrero azul, largo capote gris, larga barba blanca por debajo de su cintura y grandes botas negras.
También en el Hobbit, Tolkien menciona que el mago Gandalf tiene una nariz afilada y cejas espesas, que sobresalen bastante más allá de su sombrero…

Por último, Gandalf se trata de un mago arquetípico que combina la amabilidad y la sabiduría con la capacidad de realizar hazañas mágicas, particularmente aquellas que involucran el dominio del fuego.

Siguiente tema: Envidia entre Magos: Gandalf y Saruman