- La Tecnología de los Magos

 

 

 
Dos Magos Enemigos El Circulo Mágico Caballero Mágico Mago Pensativo Bastón Mágico Magia Con Espada Esqueleto Guerrero La Bruja Esqueleto Luchando Con Fantasmas Esqueletos Malignos El Dragón Encantado La Muerte Escribiendo Magia Magia Sobre Mounstros Mago Barba Blanca Sorprendido Volando Sobre El Agua Haciendo Magia Blanca Posición De Magia

La Tecnología de los Magos
Escrito por

Históricamente, muchos magos han debido utilizar objetos como soportes de sus encantamientos y hechizos. Las bolas de cristal, las hierbas extrañas, productos químicos como mercurio, cayados o varitas mágicas son artefactos muy comunes, casi arquetípicos.

Aunque en la ficción son menos necesarios, los juegos de rol sí suelen requerir estos materiales, obligatoriamente.

La Tecnología de los Magos
La Tecnología de los Magos

Un motivo para esta distinción radica en que los magos de la ficción fantástica salen con frecuencia en busca de aventuras; el mago que se consulta simplemente en su torre puede estar ya rodeado por sus amuletos, objetos y sustancias. El mago viajero, por el contrario, sólo llevará lo imprescindible.
Los magos que permanecen en un lugar suelen ser consultados por el héroe, y poseen a menudo muchos artículos mágicos a su alcance. Un mago que viva en una cabaña podrá tenerla colmada de hierbas mágicas, con energías curativas, o bolas de cristal para efectuar videncias o anunciar presagios.
Las varitas aparecen en casi todos los cuentos que involucran la actuación de un mago. La primera varita mágica aparece en la Odisea homérica, y es utilizada por la hechicera Circe para transformar a los hombres en animales. Los cuentos de hadas italianos las pusieron en las manos de las poderosas hadas, durante la tardía Baja Edad Media.
Estos motivos fueron transmitidos a la fantasía moderna. En El señor de los anillos, Gandalf rechazó entregar su varita a Saruman. Los cayados, cetros mágicos y varitas fueron utilizados desde El mundo de las brujas de Andre Norton hasta Harry Potter de Rowling.
Si el mago pierde su cayado o su varita, se encontrará debilitado y desamparado. Larry Niven afirmó que cualquier magia suficientemente avanzada será dependiente de la tecnología. Muchos otros escritores han observado que la magia funcional podría sustituir a la tecnología en muchas situaciones.
Muchos magos rechazan la idea de poner su magia al servicio de la sociedad. Actúan como mentores (especialmente, si son sabios ancianos) o como compañeros de aventuras, pero su magia no construye los caminos o los edificios ni proporciona inmunidad absoluta ante los peligros.

Sus poderes permanecen siempre en un nivel “medieval”, arcaico, de tecnología. No apelan a complejas maquinarias.

Siguiente tema: Los peligros de la Magia