El Malvado Hechicero La Olla Mágica Hechizando Al Caballo El Brujo Lucha De Magos La Maldad Dragón De Esqueleto Buscando La Poción Esqueletos Malignos Matando Guerreros Maga La Bruja Enano Elfa El Mago Y Su Ayudante El Dragón Encantado Dueño Del Dragón Dedos Mágicos Magos Maligno Hechicero

Literatura sobre el Mago Merlín
Escrito por

Mark Twain transformó a Merlín en el villano de su novela Un yanqui de Connecticut en la corte del Rey Arturo, escrita en 1889.

Lo retrata como un completo charlatan desprovisto de energías mágicas verdaderas: se trata de una auténtica sátira contra las supersticiones. Recién en el último capítulo, Merlín parece haber adquirido repentinamente algunas habilidades mágicas que lo reivindican como parte de la tradición artúrica.

Por su parte, C.S. Lewis utilizó la figura de Merlín Ambrosius en su novela de 1946, La Espantosa Fuerza, el tercer libro de su Trilogía del Espacio.

Literatura sobre el Mago Merlín
Literatura sobre el Mago Merlín

En esta obra, Merlín ha permanecido dormido durante varios siglos y se despierta para librar una batalla contra los agentes materialistas del Demonio. Está capacitado para luchar dentro del bando de las energías angelicales porque proviene de una época en que la brujería no era todavía un arte corrupto.

El personaje de Lewis, Ransom, ha heredado aparentemente el título de Pendragon, originario de la tradición artúrica. Merlín también dice "Numinor"; se trata de una alusión a Númenor, de la obra de J. R. R. Tolkien.

Más tarde, el autor gallego Álvaro Cunqueiro publicó Merlín y familia, en 1957. En esta obra, el mago vive en el bosque gallego de Esmelle y es visitado por figuras míticas que buscan consejo mágico. Sintetiza la leyenda del Rey Arturo con cuentos populares de Galicia.

El erudito artúrico Nikolai Tolstoy (pariente del famoso escritor ruso León Tolstoi) escribió un libro no ficcional titulado La búsqueda de Merlín, en 1985, y también una fantasía histórica llamada La llegada del Rey, en 1988. Se trata de la primera obra de una trilogía incompleta, sobre temas artúricos.

Por otra parte, Merlín (1988) y Pendragon (1994), dos de los cuatro textos escritos por Stephen Lawhead, son narrados por Merlín (Myrddin) desde su punto de vista, es decir, a través de una focalización interna protagonista.

Lawhead lo transforma en una especie de Atlante, rey de Dyfed, que está loco pero se recupera de su insania tras muchos años de vivir en los bosques. Entonces asume los papeles de profeta, consejero y bardo, habitualmente atribuidos al célebre mago.

Siguiente tema: Magos y Shamanes