El Mago Y Su Burro El Gladiador Y El Mago Luchando Con Fantasmas Libros De Magia Mago Barba Blanca Elfa Chica Mágica Fuego Blanco Hombre Hechizado Maga Con Botas En Las Montanas Magia En El Mar Nena Encantada Guerrero Mágico Fantasma Brujo Boca Tapada La Bola De Cristal Calvo Mago La Pipa Del Mago Mutante Mago

Magos Persas y Grecorromanos
Escrito por

La magia en el mundo greco-romano es un rama de disciplinas que forman parte de los estudios clásicos, históricos y religiosos. Se la considera generalmente como una práctica ritual o sobrenatural que influencia el mundo, pero distinto de la religión o de la ciencia.
En el mundo post-helenístico, los rituales públicos y privados asociados a la religión son aceptados por los historiadores y los arqueólogos como parte de la vida cotidiana.
Los mejores ejemplos de este fenómeno cultural se encuentran en los numerosos templos de culto, las sinagogas judías y las tempranas catedrales e iglesias cristianas. Éstos eran importantes centros de atracción para los antiguos griegos y romanos, porque representaban la conexión entre los reinos celestes (el divino) y los planos terrenales (el lugar de existencia de la Humanidad).
Junto a las manifestaciones más comunes de la religión oficial, los antiguos buscaron el contacto y la ayuda individuales para asegurarse el favor o la influencia divina individual, amparados por la "magia".

Magos Persas y Grecorromanos
Magos Persas y Grecorromanos

Las asociaciones con este término tienden a desarrollarse en la literatura antigua, especialmente en las tradiciones religiosas más amplias del mundo mediterráneo.
La práctica mágica fue llevada a cabo por los magos, adivinos y profetisas. La fusión de diversas prácticas esotéricas alcanzó su cumbre en el mundo del Imperio Romano, desde el siglo III hasta el V después de Cristo.
El término “magia” es el correspondiente al latino magus y a las voces griegas μάγος (magos) y μαγεία (mageia). Condensan una variedad de connotaciones, desde un vocablo originalmente asociado con los Magos de Persia por autores como Heródoto (490/425 AC) hasta la peligrosa brujería, mencionada por Platón.
Estos Reyes Magos eran miembros de la casta religiosa caldea, entre los persas, por ello es comprensible que fueran caracterizados negativamente por muchos autores griegos y romanos que buscaban difamar al Imperio Persa. En especial, Plinio y Plutarco describieron a estos magos como malditos.
Puesto que Persia era el rival de mayor alcance de Roma durante la era imperial, es fácil entender por qué las prácticas y tradiciones de su religión fueron vistas como subversivas y peligrosas frente a las tradiciones religiosas romanas.

En la Antigüedad Clásica tardía y los períodos de la historia griega existían individuos y grupos que se llamaban a sí mismos “magoi”, pero no tenían una conexión directa con la citada casta persa. A estas personas se refería despectivamente Platón en su Simposio; cabe destacar que el filósofo griego sostenía que la magia era una función del dios Eros.

Siguiente tema: Salomón, Mago de los Judíos